Google+

sábado, 23 de febrero de 2008

Facebook, Buber y yo

Mucha gente, cuando entra por primera vez en "redes sociales virtuales", tipo Facebook, se pierde entre los links y sale de las mismas deduciendo que no sirven para nada y que solo es una manera mas de perder el tiempo.


No comparto la opinión, y para muestra un botón. Llevo un par de meses visitando periódicamente este rincón de la web y la experiencia me está resultando positiva.

Y esta misma semana, he encontrado a "Buber", con quien hace tres años me saqué esta foto en el reparto de unos premios que llevan su nombre. Por cierto, el fotógrafo fue "Alorza".

viernes, 22 de febrero de 2008

El Athletic sondea el fichaje de Enric Saborit Teixidor

Este lateral izquierdo del cadete de División de Honor del Espanyol en las próximas semanas puede afincarse con su madre en Vitoria, según las fuentes consultadas por EL CORREO.

La progenitora de Saborit, un muchacho de 15 años, estuvo el pasado miércoles en Lezama, en donde conoció las instalaciones. Al parecer, el plan pasa por que el muchacho vaya a vivir a la residencia de jóvenes en Derio y se matricule en el colegio La Salle, en el bilbaíno barrio de Deusto.

Pese a que haya nacido en Cataluña, en el Athletic no creen que con Saborit se rompa la filosofía rojiblanca. De hecho, se da por hecho que todo joven afincado en el País Vasco o Navarra puede jugar en este equipo aunque no haya nacido en ninguna de esas dos comunidades.

Yo sigo pensando que si hay que admitir pulpo como animal de compañía, lo aceptamos. Todo sea por el Athletic. Pero estirar la "histórica filosofía" hasta esos extremos comienza a resultar, como poco, simpático.

Seguramente será simplemente, un paso mas hacia lo que parece lógico e inevitable, es decir, "readecuarnos" a las nuevas realidades y exigencias deportivas, por lo que bienvenido sea.

Ya ha comenzado la campaña: Centro y blogosfera.

Tras demasiados meses de pre, la campaña pura y dura añadira la petición de voto a los ya innumerables mítines celebrados hasta ahora.

Dos comentarios quiero dejar escritos, al comienzo del proceso, sobre el que creo será el resultado final:

El primero va de "centro". Lo sean o no, la realidad es que la mayoría de los votantes se autodefinen de centro, centro derecha o centro izquierda, y solo grupos mas minoritarios defienden su autoposicionamiento claro y rotundo en una de las dos alas. Y ¿qué es ser centro? Al definirse como lo que vota la mayoría del personal, ese personal que , carente de una ideología previa, antepone el espíritu de convivencia y la solidaridad, incluso, a la realización completa de un programa.

Por lo tanto, creo que ganará el partido, o los partidos, que demuestren a sus votantes que están sincera, clara y rotundamente asentados en ese área política con refuerzos minoritarios hacia uno de los lados. La moderación en el discurso y el distanciamiento de las propuestas radicales serán claves a la hora de decidir el voto de la mayoría de la ciudadanía.



Un partido de centro representa la moderación y el pragmatismo en temas importantes y, por lo tanto, no se pueden presentar alternativas que la gente sabe de antemano que llevan a la confrontación. Y en los temas de voto de conciencia dejan el abanico abierto, no obligando a seguir disciplinas de partido innecesarias.

Y tampoco está mal reconocer que no siempre tenemos toda la razón, y que incluso los "contrarios" pueden ser poseedores de parte de ella. A la gente también le gusta oír a los "políticos" decirse cosas positivas de unos a otros.

El segundo tema, muy distinto al anterior, va de "blogosfera".

Esta va a ser la primera vez que en una campaña la influencia de internet en general y de la blogosfera en particular va a ser mas importante que nunca.

Y hay muchos políticos todavía que presumen de no saber encender un ordenador, de no intercambiar opiniones con sus votantes por correo electrónico, de no visitar las bitácoras de sus compañeros de partido, de no tener blog ni falta que hace. Poco futuro les auguro.

No nos dejemos engañar

jueves, 21 de febrero de 2008

Kosovo responde a los interese de América, sin más, y no hay que darle ni mas vueltas ni buscar comparaciones.

A principios de esta semana, el historiador, periodista y analista político Florencio Domínguez escribía en el periódico que el lehendakari, en su reciente conferencia de la Universidad de Stanford, afirmó que el derecho de autodeterminación inspiró la declaración de independencia de EEUU, y a la vez, nos recordaba lo que no dijo. ¿Qué pasó cuando un grupo de Estados del sur intentó "autodeterminarse" del resto del país? ¿cuántos cientos de miles de muertos costó impedirlo?

Lo que sí parece cierto es que una cosa es impulsar desde EE.UU. que Kosovo se separe de Serbia, para tocarle los puntos suspensivos a su histórico enemigo, instalarse allí con bases militares con "servicio barato" en su entorno, y otra cosa permitir que Alabama, Alaska, Ohio o cualquiera de sus cincuenta estados "intente" democráticamente salirse de la Unión.



EE.UU. sabe que apoyando la creación de esa nueva república sigue dividiendo la zona, lo que le facilita echar raíces y mantenerla bajo su influencia.

También recordaba Florencio que a principios de los ochenta, dirigentes de ETA aseguraron a un político de la izquierda abertzale que el día en que España entrara en la OTAN ellos estarían acabados y añade que ni borrachos hubieran podido imaginar casi tres décadas más tarde que la única cobertura al separatismo de una región como Kosovo sería la que proporciona la aviación estadounidense y los tanques de la Alianza Atlántica, lo que explica que los kosovares sean los únicos musulmanes del mundo que sacan a la calle la bandera norteamericana sin quemarla.

Cosas veredes, amigo Sancho, que te dejarán pasmado y boquiabierto. Y esta es una de ellas. Lo que no entiendo es como algunos han entrado al trapo de unos toreros que depende del toro que sea cambian las reglas a su antojo, no aceptan ningún tipo de protestas al respecto y dejan muy claro desde el principio que si hoy rige blanco aquí, mañana puede ser negro allá, siempre en función de los intereses de ellos, de los intereses de su "América" y las reglas, acuerdos previos, derechos históricos , gobiernos democráticos estables, y todo lo que quieran meter en el saco llevan más de doscientos años pasándoselos por el arco del triunfo.

miércoles, 20 de febrero de 2008

El lema electoral del PP

Del Blog de Manel

Seguir tocando las narices desde el más allá

Internet nunca dejará de sorprendernos.

A través de wwwhatsnew me he enterado de que PostExpression ofrece un servicio de mensajería post-mortem en el que puedes crear tus mensajes para que sean entregados cuando haya llegado tu hora.

Para ello, necesitarás a un keyholder o guardián de la llave, que será el encargado de liberar los mensajes en el momento oportuno, si es que se le puede llamar así.

Una hermosa posibilidad de seguir tocando las narices desde el más allá.

Ya era hora, Fidel.

"Les comunico que no aspiraré ni aceptaré -repito- no aspiraré ni aceptaré el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe". Solo un hombre que se ha creído y se ha dejado tratar como un pequeño dios,, puede terminar así su "reinado", un periodo al que solo la salud le ha hecho entender que se le ha terminado, aunque la vida sigua para los demás, incluso sin él.

Nadie le discute sus méritos. Sobrevivir 50 años tocándole las narices en la puerta de casa al "Supremo" tiene su aquel, pero esa innecesaria idolatría que se ha creado en la isla con su permiso es inaceptable incluso desde dentro de la ideología que dice defender.

Desde luego si algo bueno tienen los vecinos de arriba, con respecto a cómo llevar la democracia es lo relativo al establecimiento de fechas de elecciones y periodos máximos de estancia en el poder de los dirigentes. Algo de lo que no solo Fidel debería de haber aprendido.

martes, 19 de febrero de 2008

Recoger las pulsiones o intentar modificárselas

Comenta Iñaki que la respuesta a la formula mágica para ganar las elecciones está en el libro "Relato electoral de España", del periodista de La Vanguardia Carles Castro. Está editado por el ICPS y la conclusión a la que ha llegado el autor es que el partido que mejor recoge en cada momento las pulsiones profundas de la opinión pública y que sabe movilizar a sus potenciales votantes, es el que gana. Algo que saben perfectamente los políticos que compiten por el poder.

Y difícilmente puedo estar mas de acuerdo. El problema surge cuando el partido que constata su menor capacidad de movilización de votantes, en vez de recoger las pulsiones de la mayoría de estos, y actuar en consecuencia, intenta modificárselas, adentrándose peligrosamente en el preámbulo de la crisis.

¡Pues vaya independencia de las pelotas!

Imagínense ustedes una pelea entre un niño de diez años y otro de tres. Deduzcan quien ha salido mas "ostiado" tras cinco minutos de "intercambio" de golpes. De repente el mayor para de golpear al "enano", mira en su dirección , pone cara de susto, se da media vuelta y huye despavorido. El criajo, llorando, sangrando y super magullado, a pesar de su enorme dolor, esboza una sonrisa y se siente triunfador en la pelea. El enemigo se ha rendido y el ahora es "libre". No ha visto a sus espaldas la llegada del primo "Zumosol" que ha sido realmente el motivo de la huida del abusón.

Lo que nunca se cuenta después es lo que el primito hizo con el pequeño. Lo exprimió de tal manera que consiguió hacerle dudar al doblemente bilipendiado sobre quién le había chuleado mas, pero además, para estas alturas de la historia, nadie le prestaba la mas mínima atención.

Pongamos nombres de paises a la situación anterior, y es relativamente sencillo adjudicar Serbia, Kosovo y EE.UU. a los tres sujetos del ejemplo anterior. A Europa ni la nombro porque de momento solo ha hacho el ridículo.

No voy a decir nada nuevo que no se haya escrito o dicho en las últimas horas. Los últimos 20 años la maldición de sufrir un líder fascista como Milisevic y el apoyo a la secesión de Bush son dos elementos básicos que llevan a la situación que se vive estos días en los Balcanes. Si alguien por aquí ve algún paralelismo que acuda urgentemente al oculista.

No me sorprende que determinados líderes políticos, digamos que del tipo de los que no condenan la violencia en la sociedad en la que vivimos, vean con optimismo este tipo de sucesos, quieran hacer similitudes etc etc , pero me preocupa que otros, con los que en otras cosas puedo coincidir bastante mas, vean ejercicios de autodeterminación donde solo hay maniobras de "movimiento de peones" decididas y mandadas ejecutar desde despachos a miles de kilómetros del país en teoría sujeto de libertades.

No me dan ninguna envidia los pobres cosovares. De momento seguirán con dirección política extranjera, fuerzas de orden y judiciales extranjeras y bases militares americanas para muchas décadas. ¡Pues vaya independencia de las pelotas!

lunes, 18 de febrero de 2008

Viva los "hombres de negro"

Ayer, deportivamente hablando, y refiriéndonos a los dos equipos vizcaínos de élite, hay que reconocer que la cosa salió bastante bien.

El Bilbao Basket, a pesar de los dos lesionados, mantiene el feudo de La Casilla invicto y al público con ganas de verles bailar entre ellos al final de cada partido como símbolo de victoria y satisfacción.

Cuatro victorias mas y ya estamos entre los ocho primeros disputando el campeonato de liga.

¡Está hecho!

Y los que ayer también jugaron de negro han sido los del Athletic en Madrid, y parece que, a pesar de algún que otro sufrimiento, el colorido también les ha dado suerte y se han traído los tres puntos para casa. La jugada del primer gol, ¡chapéu! y la parada de Armando al final, también.

En fin, que si el Barcelona el viernes estaba a 9 puntos de la primera posición y aspiraba a ella, cosa que ahora lo tiene mas fácil, el Athletic está solo a 7 puntos de la UEFA y soñar, en febrero y a falta de 14 partidos, visto el ocurrido hoy junto al Manzanares, es libre.

¡Aupa los hombres de negro!

domingo, 17 de febrero de 2008

Poliuto, el fanatismo y Sopelana

Poliuto, la ópera que nos recuerda los males del fanatismo, comenzó a representarse ayer en el Euskalduna.

Como siempre, la crítica musical la dejo a los expertos, aunque a mí personalmente, la obra de Donizetti me ha encantado, y tanto la orquesta, el coro, los cantantes, incluso la escenografía, me han parecido geniales.

Yo me quedo comentando el argumento de la obra. Una obra que no había visto antes y su temática ha sido el motivo de debate durante la cerveza posterior a la salida de la misma.

El argumento esta enmarcado en una situación vivida hace diecisiete siglos, ¡casi nada!, pero pocos cambios harían falta hacer en la obra, para situarla en nuestros días, ¡incluso el vestuario serviría!

El personaje vive atormentado por una religión que, en vez de ser para él un alimento saludable, se convierte en veneno en su cerebro. Un sujeto que, en un día de solemnidad religiosa y en el templo de una religión que él no comparte, se presenta para derribar y destruir las estatuas de los dioses y sus ornamentos.



Y cuando aparece el fanatismo, siempre los bribones guían y ponen el puñal en las manos de la muchedumbre dirigida. Se parecen al viejo de la montaña, que hacía, según se dice, gozar las alegrías del paraíso a los imbéciles y les prometía una eternidad de placeres, del que les había hecho concebir la fruición anticipada, con la condición de que asesinaran a las personas que él nombraría.

El fanatismo es incompatible con la tranquilidad y no puede permitir que esta se respire en su entorno. La tendencia a absolutizar, propia del fanatismo, hace que la religión, en tanto que vinculación con un absoluto, haya sido siempre un terreno idóneo para su desarrollo, y en muchos casos lo sigue siendo, pero nuestro país es ejemplo también de la experiencia en la que la religión sustituida por un ideal mas o menos genérico pero con dos ideas muy repetidas puede llevar a la misma desagradable enfermedad.

Y así, y ahora ya atearrizando en Sopelana, los que durante la tarde de ayer y la noche de hoy han utilizado el Ayuntamiento para intentar llamar la atención sobre la situación en la que se encuentra su "religión", evidentemente, no son ajenos a esta desagradable enfermedad.