Google+

sábado, 29 de noviembre de 2008

Mensaje recibido

¡Cuantas veces me habrán dicho mis padres que, cuando se trabaja para el aprobado, a veces cualquier imprevisto te lleva al desastre!

Cuando se pretende conseguir un gran proyecto es mejor acordar y consensuar entre los grandes, porque trabajando con los pequeños, hay tantas miserias que alguno, o mas de uno, te sale rana y la terminas cagando, o dicho de manera mas "polite", no terminas de alcanzar los objetivos propuestos.

Conclusión, que como no somos tontos, y no vamos a tropezar dos veces en la misma piedra, ¿o sí?, y aunque nos joda un poquito ( a algunos, a otros no tanto) oír desde determinadas voces aquello de "ya decía yo", a lo mejor merece la pena pensárselo dos veces y reencauzar el futuro hacia mi Euskadi gris.

Talleres y juegos cooperativos, hoy en la Plaza Nueva

viernes, 28 de noviembre de 2008

Los comentarios moderados

Comentó Hontza hace ya unas semanas, y en mi opinión, con muy buen criterio, el tema de la moderación de los comentarios en los blogs. Y decía:

Enrique Dans ha tomado la decisión de utilizar la moderación previa en los comentarios de su blog y ya ha avisado que borrará todo aquello que le disguste, no por disentir de sus opiniones, sino por ser insultante, ofensivo, maledicente, desagradable, etc.

Martin Varsavsky , sin especificar ninguna medida concreta, ha incluido un post en el que deja muy claro a quien quiere como comentarista y a quién no, y que no tendrá ningún reparo en "invitar" a estos últimos a abandonar su blog.

Microsiervos  ya hace casi tres años que decidió cerrar sus comentarios por motivos similares a los que plantea ahora Enrique Dans.

¿Estamos ante el fin del ideal de la libertad de expresión en los blogs?

Cree Hontza que no, que es una etapa lógica y necesaria para acabar con los excesos de una minoría que, amparándose en la libertad de opinión, se dedican a tocar las narices sin más objetivo que el de provocar y molestar y señala que los blogs deben evolucionar para conseguir que las conversaciones sean lo más reales, lo más personales que sea posible y eso pasa en primer lugar por erradicar el "ruido".

No puedo estar más de acuerdo con todo lo anterior. Y añadiría mas. La presentación como "anónimos" o con denominaciones que no permiten su identificación, en general, rebajan sensiblemente la validez de sus aportaciones. Cada vez hay menos motivos para escudarse en el anonimato y cada vez es mas frecuente el identificar anónimo con grosero y falta de valor para decir las cosas a la cara. 

Desde luego, siempre me he comprometido en este blog a publicar todas las opiniones que me llegan, coincidan o no con mis planteamientos, pero de la misma manera, desde el principio me he reservado el derecho de publicar aquellas entradas envueltas en el oscurantismo del autor.

jueves, 27 de noviembre de 2008

¡Que cunda el ejemplo de la Fundación Buesa!

Tengo que reconocer que me he llevado una grata sorpresa cuando he visto la pluralidad y a amplia representación del abanico político vasco entre los nuevos patronos de la Fundación Buesa. Si bien es cierto, que todavía se puede notar el vacio que se observa por una parte de la sociedad vasca que sigue negándose a apostar por la suma de energías para favorecer los valores democráticos.

La Fundación tiene un patronato integrado por personalidades de diversos ámbitos de la sociedad y ayer entraron en el mismo ocho nuevos patronos, entre los que para mí, destaca la figura de J. J. Imaz, quien reconoce en la misma, repitiendo sus mismas palabras, un ejemplo de apuesta por la palabra, la diversidad y la pluralidad. Tal como señala El Correo, el actual presidente de Petronor ha señalado que apuesta por construir "una sociedad entre diferentes" en la que "hagamos de la pluralidad un valor y un eje de la propia identidad de nuestra sociedad", y ha abogado por hacer un esfuerzo por "entender y compartir con el que piensa diferente". También ha destacado la necesidad de trabajar para la "deslegitimación social, política y ética de la violencia terrorista".

¡Qué lejos de esos frentes con los que unos amenazan, otros nos darán la murga y muchos se recrearán! Sin olvidar a los que verán la paja "frentista" en el ojo ajeno y se harán los locos/as con la viga en el propio.

En fín. Enhorabuena a la Fundación por haber sabido integrar diferentes sensibilidades. ¡A ver si la iniciativa comienza a ser un poco "contagiosa"!

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Busco dos respuestas

Dos preguntas a las que, de momento, no encuentro respuesta.

¿Las sabes tú? ¡A ver si puedes ayudarme!

1ª-Como puedo exportar los marcadores del "Google Chrome" para usarlos cuando entro con mi correo electrónico de g-mail en otro ordenador?

Por otra parte:

2ª-¿Quién sabria decirme, para una persona que vive en un piso sin telefónia fija contratada, qué empresa ofrece un buen servicio para tener exclusivamente internet en esa vivienda?

Eternamente agradecido.

Bilbao Basket triunfa con la "Euskadi gris". ¡Toma ya!

El Iurbentia Bilbao Basket ha debutado hoy en competición europea con una trabajada victoria ante el Hemofarm serbio en La Casilla, por 78-67, un resultado que le permite liderar su grupo, el H, de la Eurocopa tras la primera jornada. El equipo bilbaíno encarriló un triunfo que parecía iba a ser más fácil en un primer tiempo primoroso, que terminó 12 puntos arriba en el marcador, 27-15, su máxima diferencia a favor en todo el partido.

Así comienza la crónica del periódico de Vovento, similares serán las de otros diarios y eso es lo que pasará a la historia. Que el Bilbao Basket ganó y que nos dió una doble alegría a la afición: la de jugar en Europa  y la de pasear triunfante por la misma el nombre de Bilbao. Pocos recordarán quien metió cinco triples o cogió ocho rebotes. Si había nacido en Santutxu o en Cornanbuco. Lo que se recordará será el triunfo del equipo de Bilbao.

Pues eso, así, parecido no más, es lo que me gustaría para el otro equipo que podría, o debería de poder, estar paseando el nombre de la capital por los campos de fútbol europeos, y que una cabezonería o forma de fichar peculiar donde las haya, le hace pelear entre la vida y la muerte sin que, aparentemente, nadie se replantee filosofías ni estrategias. ¡Lástima!

Y por otra parte, puestos a meter el dedo en la llaga, aunque solo sea un poquito, me tendréis que reconocer que hoy la camiseta triunfante, la del Bilbao Basket europeo, paseaba el nombre de Euskadi con un hermoso color gris de fondo, es decir, una estupenda y triunfante Euskadi gris .

Dos bonitas reflexiones para el ecuador de la semana.

martes, 25 de noviembre de 2008

Razones a favor de Bolonia

Adjunto un artículo de José Miguel Zugaldía Espinar e Inmaculada Ramos Tapia dando razones a favor de este proyecto. Comparto lo que exponen y, por eso, lo traslado a mi blog :

Recientemente, Federico Fernández-Crehuet, profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad de Almería, siguiendo al profesor austriaco Konrad Paul Liessmann, ha hecho públicas 'Diez razones contra Bolonia' (IDEAL, 10 de mayo de 2008). Desde luego que toda obra humana es mejorable y que el llamado 'Plan Bolonia' tiene también sus puntos débiles que deben ser corregidos. Pero aún así, somos muchos los que consideramos que el proceso de convergencia en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) iniciado por los veintinueve Estados que suscribieron la Declaración de Bolonia (1999) y en el que actualmente participan 47 países europeos, supone para las Universidades una oportunidad histórica de cambio, que debe ser percibido por la sociedad y la comunidad universitaria como una apuesta por la calidad en la formación del alumnado y por el servicio público que deben prestar las Universidades. Por ello, los que así pensamos no podemos quedarnos impasibles ante críticas al nuevo sistema que consideramos carentes de fundamento.

1. El proyecto Bolonia no se fundamenta en potenciar la movilidad de los estudiantes en Europa y mucho menos reduciendo la idea de Europa a la Comunidad Económica Europea, organización que desapareció hace ya quince años. El proceso de Bolonia se fundamenta en la idea de la Europa de los ciudadanos (frente a la Europa de los mercaderes), cuya libertad de circulación y establecimiento requiere el reconocimiento de las titulaciones superiores, y en la idea de la Europa del conocimiento (Estrategia de Lisboa, 2002). En este contexto, la movilidad de estudiantes, titulados, profesores y personal de administración (que ya ha dado lugar a una 'generación Erasmus'), es solo un elemento más para mejorar la calidad y fortalecer la dimensión europea de la enseñanza superior.

2. Los estudios no van a ser reducidos a tres años. El proceso de Bolonia lo que pretende es que las estructuras de los estudios superiores en los países europeos sean comparables y compatibles y que la formación universitaria pueda dar respuesta a las necesidades del mercado laboral, evitando que las Universidades sigan siendo fábricas de parados o de profesionales sub-empleados (baste recordar el 6 = 0 de Medicina o el 5 = 0 de Derecho). El plan de Bolonia propone un sistema de titulaciones estructurado en tres ciclos: 1) Estudios de Grado (de carácter básico y generalista); 2) Estudios de Máster (dedicados a la formación especializada del alumno). Estos Másters se impartirán en Universidades Públicas con precios públicos y no como ocurre ahora, que los más prestigiosos son impartidos por centros privados con precios al alcance solo de la élite; 3) Estudios de Doctorado (formación en técnicas de investigación). La primera etapa formativa tendría una duración de tres o cuatro años y la segunda de uno o dos años. Estas dos etapas arrojan unos periodos de formación mínimos de cuatro años y máximos de seis años.

3. Es cierto que el 'Plan Bolonia' implica medir y establecer patrones de igualdad pero no porque el mercado lo demande sino porque ello es necesario para hacer posible el reconocimiento de las titulaciones en los distintos países de Europa y garantizar así la libre circulación de sus ciudadanos. Se trata de homogeneizar estructuras, unidades de medida de las cargas lectivas y criterios de medición de la calidad, pero no se trata de «homogeneizar a los estudiantes» ni a las Universidades. En la propia Declaración de Bolonia se resalta que el compromiso de incrementar la comparabilidad y compatibilidad de los sistemas de educación superior debe respetar su diversidad, la autonomía institucional y la libertad académica. Ni España termina en los Pirineos, ni deben ser 'ellos' quienes piensen. Por eso es paradójico que sean pensadores de izquierdas quienes se opongan a este fin de la homogeneización.

4. El 'Plan Bolonia' no va a disolver el nexo entre investigación y docencia. Su efecto va a ser justamente el contrario: el profesor no va a poder repetir siempre lo mismo, no va a poder utilizar todos los años los amarillentos apuntes. El método de enseñanza ya no puede basarse exclusivamente en el monólogo de las 'horas de clase' dictadas por el profesor. Pero también hace necesario un cambio de actitud en los métodos de estudio que van a exigir un alumno 'académicamente activo'. Esto nos va a hacer trabajar a todos de otra manera (esto es lo que nos han trasmitido las autoridades académicas). Pero aunque nadie lo reconozca expresamente, también vamos a tener que trabajar más. E investigar y estudiar más (y aquí puede centrarse buena parte de la oposición al Plan Bolonia). Y es que, por poner un ejemplo relativo a los estudios de Derecho, no es lo mismo 'dictarle' al alumno desde lo 'alto' de la tarima un 'resumen' de una importante Sentencia ya clásica, que discutir con un grupo de alumnos, a su mismo nivel topográfico, sobre los puntos de vista que mantiene sobre un tema de actualidad una Sentencia reciente. Y ello con independencia de que estemos en una Universidad pequeña o grande, porque el trabajo va a ser el mismo en las dos. Por eso el 'Plan Bolonia' no va a dar lugar al surgimiento de Universidades de primera y Universidades de segunda. Ya hay Universidades de primera y de segunda, y Bolonia lo que podría es facilitar, mediante la especialización, que se difuminara la diferencia entre ambas.

5. El sistema Bolonia no disuelve el nexo inversión publica-investigación pública. Lo que sucede es que las Universidades, y ya va siendo hora de que así ocurra, deben abrir sus puertas al contexto social en el que están inmersas y atender a las necesidades del grupo social al que se deben (ya se trate de empresas, Ministerios, particulares, sindicatos, profesionales u ONGs). Y esto puede efectivamente generar una financiación externa que no debe ser rechazada como algo intrínsecamente malo: las Universidades deben dejar de autocomplacerse, de mirarse el ombligo y de poner la mano para coger el dinero que, en forma de pólvora del rey o de sopa boba, emana de las arcas del Estado (es decir, del bolsillo del contribuyente). Que las Universidades tengan entre sus objetivos ser más eficaces y eficientes en su respuesta a las demandas y necesidades sociales, no implica en absoluto «venderse a las empresas privadas» y, muy al contrario, un aumento de su financiación puede permitir dedicar más recursos y esfuerzos a la imprescindible investigación básica para la generación del conocimiento.

6. Las empresas privadas no son las que establecen los criterios de calidad de las Universidades. Las Universidades buscan una continua renovación que las obliga a una mejora de la calidad de los servicios que prestan en cuestión de docencia, investigación y cultura. En Bergen, en 2005, se adoptaron criterios para la garantía de la calidad en el EEES, se ha creado un Foro europeo para la garantía de la calidad, y se pretende crear un Registro europeo de agencias de garantía de la calidad de la educación superior. Además, las evaluaciones dependen de instituciones como la ANECA, la Secretaría General del Consejo de Universidades, el Ministerio de Educación y Ciencia, y de las iniciativas de las propias universidades o de estadísticas y ranking internacionales. En cualquier caso resulta de ciencia ficción que «un chico que ha estudiado solo tres años pueda ser contratado nada más acabar por una empresa consultora especializada en estudios de calidad y auditar la calidad de la Universidad en la que estudió». Las empresas consultoras son empresas (concepto al que se unen claros tintes peyorativos en el artículo de Fernández-Crehuet), pero no son tontas.

No podemos, por tanto, compartir la dramática afirmación de que Bolonia supone «la muerte de los grandes sueños de la educación», ni aunque cuente con el aval de Konrad Paul Liesmman en su obra 'Theorie der Unbildung', obra que, por cierto, ya ha recibido respuesta crítica en Alemania por parte del Prof. Thomas Münch, para quien la concepción de Liesmann del proceso de generación del conocimiento como un proceso «en libertad y soledad» ya no se acompasa en absoluto con la nueva realidad de la investigación científica que no se legitima metafísicamente en si misma, sino por su función socialmente útil. Por lo demás, ante un fenómeno imparable (como puede ser la globalización o la convergencia de las Universidades Europeas), no es razonable, ni útil, la descalificación in totum del fenómeno: lo mismo que frente a la degradación de la globalización que supone el globalismo (Ulrich Beck), una alterglobalización es posible, también ante los defectos del cambio histórico universitario que nos toca vivir cabe la crítica analítica y constructiva.

Di "NO" a la violencia contra las mujeres: video y cartel


Descarga del PDF con el poster de la campaña.

lunes, 24 de noviembre de 2008

¡Las buenas formas de las puñetas!

Os invito a leer un excelente artículo del  Consejero de Interior del Gobierno vasco, publicado hoy en DEIA, donde comenta un Auto que deja una profunda sospecha en cuanto a las formas empleadas. Se acercan tiempos muy complicados en el terreno judicial. En pocas semanas veremos cómo el lehendakari es acusado en un proceso penal, por causas incomprensibles para la gran mayoría social y sin precedente posible en los países de nuestro entorno. El debate y crítica de fondo sobre la materia objeto del pleito será sin duda importante porque hay muchos valores en juego. Esperemos que, al menos, discurra de manera civilizada, guardando con rigor las formas. ¡Las buenas formas de las puñetas!


SON muchas las ocasiones en que debemos ocuparnos de decisiones judiciales que afectan a cuestiones de relevancia social, económica y política de nuestro País. No es de extrañar cuando la mayoría de la Mesa del Parlamento Vasco ha sido condenada, o el lehendakari de Euskadi es procesado y sometido a juicio, en todos los casos por el ejercicio de funciones estrictamente políticas, según entiende la generalidad de la sociedad e incluso la propia Fiscalía, que no ha apreciado indicios de delito en ninguno de estos casos.

Lo habitual es que las críticas se dirijan a la materia de fondo, a los criterios y valoraciones aplicados en esos Autos y Sentencias. En esta ocasión, sin embargo, quiero comentar aspectos formales de una decisión judicial reciente. El Auto de seis de noviembre pasado, por el que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco rechaza la admisión a trámite de la denuncia interpuesta por el sindicato Manos Limpias contra el lehendakari y este Consejero que suscribe, por la aprobación en Consejo de Gobierno del Proyecto que se convirtió en la Ley 9/2008, de 27 de junio, "de convocatoria y regulación de una consulta popular al objeto de recabar la opinión ciudadana en la Comunidad Autónoma del País Vasco sobre la apertura de un proceso de negociación para alcanzar la paz y la normalización política".

Las buenas formas

Habrá quien diga: ¡Hombre, encima de que el Tribunal archiva la denuncia, también se quejan! ¡Estos nacionalistas nunca están conformes! También habrá quién piense que, con la que está cayendo y desde hace tanto tiempo, no merece la pena ocuparse de aspectos formales, casi protocolarios. Sin embargo, opino que no debe menospreciarse el valor de determinados signos, expresiones o formas, cuando su mal uso nos permite adivinar planteamientos cuando menos improcedentes o, a veces, reveladores de desprecio. Como en la vida misma y entre las personas, en las relaciones institucionales también son necesarias las buenas formas. O, como mínimo, la ausencia de malas formas.

El primer comentario es sobre los tratamientos institucionales. Saben ustedes que ciertos cargos públicos llevan aparejado el empleo de excelentísimo o ilustrísimo, en la forma que al género corresponda. Es una opinión bastante extendida que estos tratamientos son rémoras del pasado, que obedecen a tiempos pretéritos en los que los cargos públicos lejos de ser concebidos como servicio público eran vías de ostentación de un poder alejado de la ciudadanía. Personalmente creo que son aspectos de lo público que deberían decaer. De hecho, hay instituciones entre nosotros que no los utilizan en sus escritos, adelantándose al cambio.

Ahora bien, en el Auto que comentamos el Tribunal da un buen ejemplo de lo que no debe hacerse en las referencias entre instituciones.

Inicia el encabezamiento del Auto por resaltar en mayúsculas al EXCMO. SR. PRESIDENTE: D. FERNANDO LUIS RUIZ PIÑEIRO y agrupa también con los mismos caracteres tipográficos a los ILMOS. SRES. MAGISTRADOS, una mujer y tres hombres, que componen la sala. El Auto se cierra de igual manera con la expresión: Lo acuerdan, mandan y firman el Excmo. Sr. Presidente y los Ilmos. Sres. Magistrados que lo encabezan.

Bien está. Es lo que corresponde. Si no fuera porque a renglón seguido dicen haber recibido la denuncia contra el lehendakari D. Juan José Ibarretxe. ¿El lehendakari? ¿Qué ha pasado con su tratamiento? Hay que suponer que el Tribunal, que juzga en derecho, conoce la Ley 7/1981, de 30 de junio, "de Gobierno", en cuyo artículo 2.1 establece que el lehendakari, en razón de su cargo, tiene derecho a recibir el tratamiento de excelencia. Es decir el mismo que el Presidente del Tribunal. Máxime cuando la denuncia, como siempre, no hace referencia a hechos del ciudadano Ibarretxe en su vida privada, sino a un acto, la aprobación de un Proyecto de Ley en Consejo de Gobierno, genuinamente perteneciente a su función pública.

Todo puede empeorar porque en el cuerpo del Auto el lehendakari pierde también esta condición, pasando a ser D. Juan José Ibarretxe Markuartu, cerrándose el mismo, para que no queden dudas, con la misma gráfica expresión de la diferencia de tratamiento que veíamos en el encabezamiento.

Respecto a este humilde Consejero que les habla la referencia es más patética y ahorra toda explicación, pues dice el Tribunal que también se dirige la denuncia contra Javier Balza, del Departamento de Interior. ¡Alto ahí. Hasta aquí podíamos llegar! Una cosa es la abolición del absolutismo resumido en la frase de Luis XIV, El estado soy yo, y otra muy distinta que los responsables políticos pasemos a ser del Departamento que eventualmente dirigimos. No me atrevo a reivindicar el tratamiento, ni tan siquiera mi condición de Consejero, pero no pienso renunciar a mi autonomía individual. Del ortegiano soy yo y mis circunstancias, el Tribunal me condena a pertenecer a mi circunstancia y, la verdad, ¡tampoco es eso! Y ello a pesar de que, según dicen, habían oficiado al Departamento de Presidencia del Gobierno Vasco, que por cierto no existe con tal denominación, a fin de que se acredite si ostento la condición de Consejero. Se ve que ni los diez años de pertenencia al Gobierno, ni la certificación enviada han sido suficientes para merecer, no ya el tratamiento sino, al menos, la identificación como Consejero.

Lenguaje propio inextricable

Si en algún poder público resultan pertinentes este tipo de reflexiones es en el caso de la Justicia. Los Tribunales son extraordinariamente conscientes del valor de la liturgia y ejercen su función en base a procedimientos y apoyándose en formas y elementos que buscan manifestar una evidente separación respecto a la ciudadanía, con independencia de que se trate de acusados, denunciantes, víctimas o testigos. No creo que ninguno de ellos, cualquier persona que deba mantener un trato con la Justicia, por muy ajena que le resulta la cuestión a sus intereses personales, se acerque con naturalidad a sus citaciones. Con la tranquilidad de quien acude a un servicio público organizado para su bienestar. Como advertía Charles Dickens en su magnífica obra Casa Desolada, ambientada en el Desarrollo de interminables causas judiciales: ¡soportad cualquier perjuicio que se os cause antes de venir aquí!

La Justicia emplea un lenguaje propio inextricable para quien no sea versado en la materia. El empleo de togas y puñetas y demás distinciones, la separación incluso con barreras físicas en las salas de vista entre el público y los letrados, fiscales y miembros del Tribunal, el estrado más elevado que el lugar destinado a la presencia de la ciudadanía, etc.

Son todas ellas vías de separación más propias de un oficio religioso que de un servicio público moderno que debe buscar la comprensión y compenetración con la sociedad a la que sirve. Son pruebas, también, de lo consciente que es la Justicia del valor de las formas. Y, en definitiva de un poder omnímodo que ponía en evidencia la novelista irlandesa Iris Murdoch cuando hacía decir a uno de sus personajes (Amigos y amantes) que, debido a la imprecisión de la Ley y a la imperfección del hombre, el juez goza de un considerable poder personal que no siempre ejerce con prudencia.

El otro comentario que quiero hacer al mismo Auto es la forma en que el Tribunal cita el Proyecto de Ley objeto de la denuncia. Se refieren a él como el Proyecto de Ley de Consultas. Ciertamente que el título con el que se aprobó y que he reproducido en el inicio de este artículo, es largo y, si se quiere, complicado, pero precisamente no son los Tribunales órganos especialmente preocupados por la claridad y fácil interpretación de sus escritos. No es extraño que los términos empleados en la práctica del derecho puedan tener significados diferentes del uso habitual o coloquial.

En el mismo Auto se nos advierte de ocasiones en que un significado determinado deriva de una norma y no del lenguaje común que se refleja en un diccionario. No sé si esta apreciación deja en buen lugar al legislador, pero las providencias, autos y sentencias no escatiman las citas largas y de complejidad singular en aras, dicen, del rigor técnico.

Pues bien, con esa referencia al Proyecto de Ley de Consultas, muy coloquial y concisa, esconden una de las características esenciales del mismo. En dicha norma no se ordenaban las consultas que pudieran convocarse en nuestro País. No establecía una regulación general de los procedimientos de participación ciudadana a través de consultas. Su rasgo más significativo es que convocaba y regulaba una consulta, en singular, determinada, con dos preguntas concretas y a celebrar en una fecha determinada.

En definitiva, comentamos un Auto que deja una profunda sospecha en cuanto a las formas empleadas. Se acercan tiempos muy complicados en el terreno judicial. En pocas semanas veremos cómo el lehendakari es acusado en un proceso penal, por causas incomprensibles para la gran mayoría social y sin precedente posible en los países de nuestro entorno. El debate y crítica de fondo sobre la materia objeto del pleito será sin duda importante porque hay muchos valores en juego. Esperemos que, al menos, discurra de manera civilizada, guardando con rigor las formas. ¡Las buenas formas de las puñetas!

Javier Balza*

* Consejero de Interior del Gobierno vasco

Surge la plataforma "ideas para la sanidad pública"

Se ha puesto en marcha, desde la iniciativa de Administraciones en Red, una plataforma cuya primera finalidad es proponer ideas de mejora y cambio del sistema sanitario vasco, con la intención de promover un debate ciudadano que enriquezca los programas políticos en las próximas elecciones autonómicas. Probablemente, muchas de las ideas presentadas sirvan no sólo para la sociedad vasca, sino también para otros sistemas sanitarios de nuestro entorno. Y, al contrario, seguro que hay buenas prácticas en otros lugares que pueden ser recicladas y sumadas a este debate.

¡¡¡Desde Administraciones en Red se nos anima a proponer ideas para la mejora de la sanidad y a unirnos al grupo de Facebook !!!

Aquí va la mia:

La administración pública ha comprado a lo largo de su historia importantítimas máquinas y aparatos de un costo enorme, que incluso hace que determinados seguros privados no alcancen a tenerla o tarden en hacerlo.  Para acceder a ellas suele haber "colas" de meses de espera, siendo utilizadas solo unas horas al día, apagándose los fines de semana y festivos.

La gran mayoría de los pacientes que estan a la espera, no dudarían en acudir a la cita, aunque esta fuese a las 22:00, a las 06:00 o incluso a las 14:00 de un domingo.

¿No sería más razonable ampliar considerablemente el horario de uso de tan costoso material para rentabilizarlo socialmente lo antes posible?

Veterano y transgresor

Tengo que reconocer que me ha gustado la definición que sobre este blog ha hecho "brivivas ", en el blog de konpondu.net , en un post que ha escrito sobre "política y blogs". Dice, refiriéndose a este humilde blog, que "se trata de uno veterano y transgresor por su claridad a la hora de plantear posicionamientos políticos".

Me temo que lo de "veterano" es incuestionable", en cuanto al otro término, depende el sentido que le demos al "palabro":

Infractor y vulnerador de normas sin sentido, de acuerdo, aunque mis disgustillos me haya supuesto. Obedecer por obedecer, no entra en mis planes, y menos, sin explicación previa ninguna. Cierto es que en política los hay respetuosos de las normas "de toda la vida", obedientes de los "jefecillos" que siempre han controlado su chiringito y están dispuestos a "matar" antes de perder su "reino de taifas", observantes de las tradiciones y virtuosos del bla, bla, bla, y ciertamente, reconozco y a mucha honra, que esa manera de ser choca con mi carácter y mi manera de pensar. Si no ser todo eso implica ser "transgresor", pues sí.

Por cierto, en el mismo post hay un link interesante a una wiki , donde están recogidos varios blogs interesados en lo que denominamos, no siempre con acierto, "política" o eso que inunda todos los rincones de nuestra existencia, querámoslo o no, y ante la que siempre hay que posicionarse, porque incluso los que dicen que no lo hacen, diciéndolo, se posicionan clara y vergonzantemente.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Bilbao, olímpico

En Facebook se ha creado un grupo para promover la candidatura de Bilbao para los juegos olímpicos de 2020.
El promotor del grupo lo justifica diciendo que “Ya va siendo hora de que se haga justicia con la capital del mundo. Bilbao se merece sus propias olimpiadas”. 
Tras el previsto fracaso de la candidatura madrileña, y tras Chicago en el 2016, Bilbao puede ser la candidatura perfecta de una Europa 2020 que ya ni recuerda la crisis que pasó doce años atrás.
Por cierto, puede ser un buen motivo para replantearse la construcción del polideportivo de Mirivilla y trasladar los planes a un lugar más "olímpico".

Tranquilos, que ella lo coge.

Tras la victoria de Obama, los que hemos seguido las primarias americanas, estábamos "preocupados" por quién sería la persona con veteranía que cogiese el teléfono a las 3 de la madrugada en la Casa Blanca. Problema resuelto. La del anuncio parece que será la encargada de viajar por el globo haciendo cumplir las ordenes del entonces oponente. ¡Qué bonito!