Google+

sábado, 6 de agosto de 2011

Berlineando 4/12

Las torres, en todos los lugares del mundo, 
casi siempre se han mandado levantar
como símbolo del poderío de un país, un gobierno, 
una religión o una ideología.
Y, en general, así sigue siendo.

viernes, 5 de agosto de 2011

Berlineando 3/12

Hasta ahora pensaba que eran los ingleses 
los mayores ladrones de tesoros trasladados 
ladrillo a ladrillo, piedra a piedra
desde sus colonias hasta los museos de Londres, 
pero viendo estos museos me empieza a entrar la duda.

jueves, 4 de agosto de 2011

Berlineando 2/12

Grandes personajes de la historia de la humanidad.
Creadores de ideologías y/o religiones.
Todos tergiversados y traicionados
por sus "continuadores".

miércoles, 3 de agosto de 2011

Berlineando 1/12

¿Le habrá pedido prestado el traje a su padre 
para sacarse unos euros a costa del turismo?

lunes, 1 de agosto de 2011

La ultraderecha, una enfermedad mental


Me doy cuenta que el título es provocativo. Pero es verdad. Y no lo digo yo. Lo recojo del blog del phiquiatra Rafa Euba. No se refiere aquí al fascismo propiamente dicho, ni al falangismo, ni al “tea party” americano. No, se refiere al asesino noruego, y a sus patéticos predecesores, a los que matan en masa porque odian a países enteros (con frecuencia el suyo), a grupos étnicos, a estados, a países, al Papa, a los musulmanes, a los cristianos… y en general a la gente que tiene amigos. El asesino noruego no tiene una ideología y no es político. De hecho, la política es seguramente lo que peor se le da, porque no entiende el contrato social, o los grupos y sus interacciones.
Este tipo de carácter es lo que se llama en psiquiatría el “paranoico querellante”, siempre enfadado con el mundo, y convencido de que tiene la misión trascendente de limpiar su país de extranjeros, o de la amenaza vil de una religión, o de la falta de religión, o su ciudad de crimen y prostitución, como De Niro en Taxi Driver. Usa este paranoico un lenguage errático, verboso, abundante, insultante, y siempre mágico, gótico – reminiscente de Harry Potter-, y sobre todo egocéntrico y grandioso.
El odio a todo el mundo no es una ideología; es una enfermedad mental

domingo, 31 de julio de 2011

¿No tiene el Ararteko temas más importantes de tratar ...?

¿No tiene el "Ararteko o Defensor del Pueblo Vasco" temas más importantes de tratar y con los que salir a la prensa que la ridícula protesta de algún vecino o visitante a cuenta de unos paneles que adornan el puente peatonal de Plentzia, donde se han escrito textos publicados en libros antiguos que narran las historias y peripecias de la villa y sus gentes?


¿No la parece ridículo abonar las protestas de gente poco dada a respetar los textos ya redactados, algunos hace ya muchos años, algunos sexistas, otros clasistas, y todos ellos acordes a la manera de hablar de la época en la que fueron escritos? ¿O es que vamos a tener que reescribir, al estilo "Gran Hermano" o "1984", textos y joyas literarias antiguas de Lope de Vega, Cervantes, Axular o Shakespeare, por la mera circunstancia de que no se corresponden con la política literaria actual?

Cada vez con mas frecuencia caemos en situaciones ridículas fruto de un intento de acomodarse a lo políticamente correcto. Y sin duda nuestro Ararteko, en este caso, ha dado un ejemplo de ello.