Google+

sábado, 27 de octubre de 2012

¿Los premios del /o/ al Principe de Asturias?

Iñaki Anasagasti los ha calificado como "premios del señorito y desde la peana del  señorito", al tiempo que ha lamentado que "no se puede hacer" una  investigación de cuánto cuesta esta "costosa ceremonia a mayor gloria de una pareja que necesita ser publicitada".

Y ciertamente me pregunto si estos premios, que se organizan cada año con dinero público a mayor gloria, no tanto de los premiados, sino de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, que están centrados en sus personas.

Unos premios donde se eligen candidatos a premiar mediáticos y conocidos, en vez de personas anónimas que  trabajan la solidaridad sin la iluminación de los focos y, aunque muchos de los  premiados merecen el galardón, éste no tiene "ningún crédito". 

Y en esto a Iñaki no le falta razón.

El Guiness, Alí Baba y ... Rajoy


El interés de Euskadi


Iñigo Urkullu, el próximo lehendakari, ha expuesto con claridad y honestidad los ejes por los que el futuro de Euskadi debe transitar. Una Euskadi que ha definido como plural y necesitada de pactos. 

LUIS HARANBURU ALTUNA
La transversalidad que demanda así como la conjunción de fuerzas precisas solo se la puede brindar el PSE. El nuevo marco estatutario fue esbozado ya en Loyola y conviene ahora que sus artífices resuelvan el detalle y la letra menuda del nuevo pacto entre vascos que ha de configurar el futuro de Euskadi.

Quien esto escribe no alberga otros sentimientos que el del pesimismo de la razón y el optimismo de la voluntad, sin embargo me permito escudriñar en el corazón de nuestros políticos y contra toda esperanza vislumbro el interés patriótico de quienes son capaces de poner coto al resentimiento. 

El interés de Euskadi demanda a quienes fueron relevantes compañeros de viaje, la acometida de nuevas singladuras en leal compañía. La historia no la escriben los resentidos, sino los héroes del pacto y de la generosidad.

viernes, 26 de octubre de 2012

La mano de la monarquía


De gatos chinos y diputados vascos

A mi no me importa el color del gato, lo que me importa es que cace ratones. Algo así dice un antiguo proverbio chino. Actualizado en Euskadi podría ser así : A mi no me importa tanto quienes sean los que votan a favor de la reforma de la LTH en el Parlamento Vasco. Lo que me importa es que la reforma salga aprobada.

Lo digo porque si esta noticia saliese adelante me iba a dar un ataque de risa fantástico :

UPyD amaga
con sumar su escaño
a PSE y EH Bildu
para reformar la LTH
y el modelo fiscal
 "


Si la política puede llegar a hacer extraños compañeros de cama,
un cambio en la LTH
bien merece un ensayo.

Y luego, a lo mejor le cogen el gustito y ... ¿quien sabe?

jueves, 25 de octubre de 2012

Día de Euskadi. No hay meta. Hay camino. Un camino que viene de lejos.


... debemos buscar la forma para que todos nos sintamos razonablemente cómodos.
Y para ello es necesario renunciar a querer imponer que los demás asuman mi identidad. Es necesario reconocer que la diversidad requiere del respeto al diferente. Que las diferentes formas de entender nuestra diversidad, nuestra vasquidad, deben convivir de forma simultanea.
Hoy celebramos un acuerdo ciudadano que en Euskadi se selló hace 33 años. No conmemoramos viejas guerras, ni el triunfo de una victoria gloriosa. Celebramos una fiesta cívica y civil para recordar el hecho que constituyó a Euskadi como comunidad política y para reconocer que es posible la convivencia entre personas libres y diferentes.
En Euskadi no tenemos muchos símbolos compartidos.
El Estatuto y el autogobierno son lo que más compartimos todos porque expresan la voluntad de seguir viviendo juntos.

Otro día de Euskadi, raro, raro, raro. El primer lunes de primavera sería una buena opción. ¿Qué os parece?

Hoy "celebramos" el Día de Euskadi, Y probablemente, si hiciésemos una encuesta, recibiríamos más de una respuesta sorpresa, bien por desconocer el motivo de la festividad, bien por que el conocerlo le produce un rechazo de esos que no le anima a acudir a una pastelería a comprar pastelitos. Así estamos.

Y es que aunque lo hayamos repetido más de una vez, comprobar que tras muchas décadas de tener institucionalizada una fecha como día en el que todos los vascos y vascas nos reconozcamos, año tras año hemos certificado que la casa falla por los cimientos, por que, si no es así agradecería que me lo dijesen, si tras tantos años de creer que vivimos en un país con sus símbolos correspondientes, lo único que de entre los símbolos que caracterizan a un estado o a una administración sólidamente consolidada son su bandera, su himno, su letra y su fiesta nacional. Y aquí nos hemos quedado con la ikurrina. Y punto. Poco más.

La primera fiesta oficial, la del "aberri eguna", ha estado desde el principio demasiado ligada a dioses, religiones y resurrecciones  Y eso, en un a administración que se presupone laíca y democrática, chirría demasiado.

La alternativa, no ha sido especialmente mejor, entre otras cosas porque se cambió con la misma mayoría parlamentaria raquítica con la que se había impuesto la anterior, y aunque esté ligada a la fecha del refrendo del estatuto de Gernika, y quizás por eso, tiene los días contados, porque, probablemente, a medio plazo, si todo va medianamente bien, podamos encontrar una nueva fuente de consenso.

Así que, puestos a consensuar, mi propuesta sería que, ni una ni otra, que la nueva fecha no este ligada ni a santos, ni a dioses, ni a ninguna de esas fechas históricas que unos ven bien y otros mal. El primer lunes de primavera sería una buena opción. ¿Qué os parece?

Nota: 

Declaraciones esperpénticas y que recuerdan a rabieta infantil han sido las realizadas por José Luis Bilbao al definir la fiesta de fracaso e "intento de normalizar a las tribus del norte". 

Este Señor de Bizkaia, cuando se le lleva la contraria, agarra unos arrebatos que, cuando suceden  ante un periodista presto al "on". se le pueden grabar tonterías solemnes. 

Y ahora, con su amigo a punto de desembarcar en Ajuria Enea, se le puede subir el puntito peligrosamente. Al tiempo.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Haciendas tramposas

Aunque produzca ciertas risas, y cierta satisfacción, ver por un lado roto el bloque que las diputaciones presentaban ante el gobierno vasco en el Consejo de Finanzas, el esperpento que se vivió ayer nos tiene que hacer reflexionar a todos sobre la necesidad de variar el sistema de recogida y, fundamentalmente, gestión de los impuestos en Euskadi. 

Si queremos construir un país, tener tres fuentes de financiación "orgullosamente diferenciadas" es una ridiculez que no soporta cualquier análisis serio en pleno s. XXI.

Por otro lado, comprobar que las entidades que se ven "forzadas" a entregar al gobierno para su gestión más de 200 millones de euros, que lo retenían por el mero hecho de que cada administración esta dirigida por un partido político distinto, y que no pensaban soltarlo hasta que llegase su "amigito/alderdikide" para así podernos demostrar a la ciudadanía lo mal que lo hacia aquel y lo bien que lo hace éste es simplemente repugnante y motivo para pedir mas de una dimisión.

Obama vs Romney


martes, 23 de octubre de 2012

Campeones Final Euskal Kopa

¡ Buen comienzo de temporada !


Un momento dulce para el Bilbao Basket. 
Mejor arranque en la historia de la ACB
título para las vitrinas del club.
ZORIONAK
 



Lagun Aro -62- BBB -78-

Afortunadamente no es Artur Mas


Recogido parcialmente de: elconfidencialdigital.com
No habrá apuesta soberanista en el País Vasco. Ni tampoco referéndum por la independencia. Realizará una política diferente a la de CiU en Cataluña. El propio Iñigo Urkullu ha tranquilizado a los principales empresarios locales porque realmente no comparte la actual linea de Artur Mas.

No más frentes. Es el mensaje que Iñigo Urkullu lanzó nada más conocerse su victoria en las elecciones del domingo. El previsible lehendakari centrará su trabajo diario en sacar a Euskadi de la crisis cuanto antes y en dejar a un lado cualquier tipo de órdago soberanista al Gobierno de Mariano Rajoy.
Hasta aquí completamente de acuerdo. Por otra parte, el PNV, por voces de unos y otros, siente la enorme tentación de gobernar en solitario. Ser un poco rencoroso es entendible, humano y hasta razonable. Si bien, no encaja con toda esa sarta de frases de que "lo primero es Euskadi", "gobierno fuerte, estable, solido, ....". Además, jugar a pactar unas cosas con unos y otras con otros, si bien ha sido la historia de este partido, y por ello, de este país, también es cierto que como tal, como país, nos ha permitido avanzar muy poco, y seguimos siendo el conglomerado de reinos de taifas con jefecillos locales difíciles de coordinar. Hoy, la reunión de haciendas y gobierno vasco es un ejemplo de ello.

lunes, 22 de octubre de 2012

22 de octubre de 2011: Dia Mundial de Liszt

Las matemáticas también avalan mis deseos: PNV-PSE-EE


Con los resultados todavía calientes de las elecciones vascas se me ocurren varios puntos como colofón a mi post de ayer titulado "Una guía para votar. Deshojando la margarita." 

Lo primero de todo, felicitar a Urkullu y al PNV, y a su partido, por el indiscutible triunfo obtenido. También al resto de los partidos que en las primeras elecciones vascas sin amenazas terroristas y sin necesidad de ilegalizaciones, la ciudadanía ha elegido libremente a sus representantes, a quienes elegirán al Lehendakari.

Y observando estos resultados, celebro que las matemáticas puedan favorecer que la política vaya por los cauces que preveía y que me gustaría que así sea, porque ...

-No cabe gobierno sin el PNV. La alianza de centro izquierda socialistas-bilduistas no se contempla al día de hoy.

-No cabe gobierno de centro derechas. Las gaviotas se han quedado fuera del juego político de mayorías parlamentarias.

-Hay un riesgo. PNV-Bildu. La tentación del abrazo del oso. Pero no le veo a Urkullu cayendo en la trampa.

-Las primeras declaraciones de Urkullu hablan de acuerdos plurales, amplios y estables. Ha dicho, por prudencia, que no tiene alianzas preferentes, pero ha hablado de gobierno solido y eso, blanco y en botella, solo tiene un nombre : PNV-PSE-EE

domingo, 21 de octubre de 2012

Una guía para ir a votar. Deshojando la margarita.


Ha terminado la campaña. Plana, aburrida, todos con eslóganes vacíos. Algunos con ganas de meter miedo, otros con necesidad de provocar para llamar la atención. Casi todos las candidaturas, con ganas de que pase pronto y, de paso, ocultando sus auténticas intenciones.

Estamos ante el tontamente denominado día de reflexión. Probablemente queden pocas personas sin saber que hacer mañana. Por si a alguien le ayuda, he aquí mi “guía para ir a votar”.

La primera duda es si ir o no ir. Votar o no votar. Ser o no ser. Reconozco que antes ni me lo planteaba. Ahora, cada vez tengo que autoconvencerme que hay que seguir apostando por este sistema defectuoso, claramente mejorable y, como decía aquel … “el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes”.

Aclarado el asunto de si ir o no a votar, la siguiente duda es si merece la pena votar a los pequeños partidos que se presentan con excelentes ideas, programas o proyectos, algunos difícilmente cuestionables como deseos, aunque si como posibilidades realistas a corto plazo. Los partidos que defienden el voto en blanco, equo, restos del naufragio de IU, etc, etc … pueden tener cierta razón, y les veo cierto sentido en sistemas democráticos en los que se produce una elección a dos vueltas, pero cuando te lo juegas todo a una, la decisión, desde mi punto de vista, tiene que llevarnos a “agilizar el proceso de taparse la nariz para votar”.

Y me quedan cuatro. Sigo deshojando la margarita.

No votaré a la derecha española mas representativa, la de “los gaviotos”, porque nunca me ha unido nada con ella ni en lo político, ni en lo social, ni en la cuestión nacional, ni en “na de na”. Los respeto. A veces me he podido solidarizar con ellos en temas puntuales, pero poco más.

Y me quedan tres.

No votaré al conglomerado electoral de grupos dirigidos por el nacionalismo radical vasco, que hasta hace poco aplauda a ETA y al día de hoy todavía le resulta imposible condenar la violencia y el horror ocasionado por la banda asesina. Simbólico y ridículamente insultante me ha parecido la excusa de su momentánea líder hablando de las guerras carlistas. Sin el valor todavía para dar ese paso ni me planteo una posible colaboración con un amalgama de micro-organizaciones dirigidas todavía por una supuesta cúpula con cierto espíritu militar. ¿Quién eligió a la candidata? ¿Las bases? ¿Los afiliados? ¡Ja!

Y me quedan dos.

Me quedan los dos partidos que desde hace años creo que son los que tienen que liderar la primera fase de la construcción de este país. Y digo primera fase porque tras treinta años de gobierno no tenemos todavía un proyecto común de país. Desgraciadamente así de simple y real.

Les quiero a los dos, PNV** y PSE-EE en la mesa de gobierno. Probablemente, el PNV va a ser el que más diputados aporte a la hipotética coalición. Y hace falta que entre ambos dos tengan la suficiente mayoría parlamentaria y sumen los 38 escaños mínimos, si son 40 mejor, que permiten legislar y, desde esa mayoría, seguir sumando voluntades para conseguir amplios consensos y acuerdos.



**Post data: 
Hay dos peligros, o dicho de otra manera, otras dos alternativas que no me gustarían. Me explico. El PNV, si observamos solamente sus últimas declaraciones públicas, no se muestra especialmente emocionado con esta idea de pactar pon los "sociatas". Y para que entre al tema tiene que ser matemáticamente imposible una coalición con Basagoiti. No sé si se la plantean pero si descartamos de inicio la posibilidad, mejor.  La otra, con el nacionalismo radical, tendrá dentro de casa importantes voces a favor, pero si algo recuerdo de mi experiencia con los jeltzales es que saben distinguir el abrazo del oso que les lleva al suicidio político, que no pueden competir cuerpo a cuerpo a ver quien grita mas alto “independentzia” con los de bildu, y que saben poner los pies en el suelo cuando de hablar en serio se trata.  Esperemos que así sea.

Y en plena crisis, siguen insultándonos con sus fiestas


Pones las noticias para ver qué pasa por ahí fuera y te encuentras con actos donde religión ( con curas a los que se les cae la baba delante de niñas y princesas),  monarquía (reinos de pacotilla para deleite de revistas del corazón), ejercito (soldados firmes ante el paso de personajes del pasado) y derecha pastosa en general vuelven a encontrarse en actos difícilmente justificables en pleno siglo XXI.