Google+

sábado, 21 de diciembre de 2013

Encapuchados atacan el tranvía y lo pintan con Amnistía

Iñaki Aldekoa, mano derecha del alcalde, lo califica de "lamentable e intolerable que aprovechando que Bilbao está de Santo Tomas encapuchados ataquen el tranvía y lo pinten con Amnistía". Sin duda lo es. 

Que en estos momentos, la mayoría de la población desaprueba y condena claramente estos actos de barbarie es evidente. Que en el mundillo de los radicales todavía "no hay huevos" para condenarlo tajantemente, señalar a los culpables y repudiarlos y hacerles pagar sus fechorias, desgraciadamente, también es cierto.

Ahora lo que parece razonable es que la policía, algo que no debería de ser tan dificil, les pille, les detenga, les ponga ante el juez y sean condenados a pagar sus locuras. Solo así alguno empezará a reciclarse de una puta vez.