Google+

sábado, 19 de enero de 2013

Mira las 10 escaleras más impresionantes del mundo. Seguro que alguna de ellas has subido.



Kodelec y las escaleras de la cascada en el bosque negro Wurburg. Alemania, los Peldaños del Cañon, Pailon del Diablo, en Ecuador, así como otras en India, Colombia, China, Perú, ... y Gastelugatxe (Euskadi)

PP = Corrupción

viernes, 18 de enero de 2013

Bildu : no hay peor cosa que engañarse a sí mismo.

Han pasado por el aro como los demás, por mucho que lo adornen, por mucho que les joda, digan lo que digan y se engañen con lo que se engañen.

La sentencia de Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre la ilegalización de ANV supone la guinda al fracaso de quienes querían ganar y recuperar la legalidad consiguiendo, bien facto bien de iure, la derogación de la Ley de Partidos. Lo dice Xabier Gurrutxaga claramente hoy en la prensa de Vocento.

Los estatutos de Sortu dejan claro el viraje radical al proclamar que la nueva formación se constituye conforme al canon de legalidad ordinaria y constitucional configurado por el artículo 6 CE y la Ley de Partidos Políticos y la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional que los han interpretado, al tiempo que se afirma que el nuevo proyecto supone la ruptura con los modelos organizativos de antaño y también con los vínculos de dependencia que aquellos modelos daban lugar. 

La legalización de Sortu no es el triunfo de la izquierda abertzale sobre la Ley de Partidos. Representa la victoria de Sortu frente a Batasuna,  el triunfo del nuevo modelo que proclama la ruptura con el modelo anterior, por las dependencias y vínculos que este generaba respecto de ETA. 

De ahí que uno alucine cuando con motivo de la sentencia del TEDH, lee las declaraciones del portavoz parlamentario de EHBildu en las que califica la sentencia como ‘el último estertor de la Ley de Partidos’, a la que considera ‘está defenestrada y muerta’. 

No hay peor cosa que engañarse a sí mismo.


Bildu, ETA, los presos y los derechos humanos

Mañana se cumple la semana de la super mani organizada por Bildu y Cia. A lo largo de esta semana he leído varios artículos al respecto. El que más me ha gustado ha sido el de Pello Salaburu del pasado miércoles en EL CORREO. Comienza aventurando que lo más probable es que el año que viene haya otra manifestación más de este tipo, que Bildu siga hablando de proyectos y presupuestos mientras pasea su playeras por las lujosas moquetas de la Diputación de Gipuzkoa o del Ayuntamiento de San Sebastián, y que los presos –colectivo cuyas condiciones quieren mejorar– sigan donde están desde hace muchos años: en la cárcel. Salvo los que vayan saliendo en silencio, tras haber cumplido condena.

Recuerda que cuando veía las fotos se preguntaba cuántos de ellos han acudido en alguna ocasión a una manifestación de condena por los crímenes de ETA, cuántos de ellos se habrán preguntado por la desazón sufrida por muchas familias que han visto morir a alguien cercano por la explosión de una bomba. Cuántos se habrán preguntado por el sinsentido de lo que ha sucedido aquí durante años. Seguramente una minoría. Muchos de los que se manifestaban el sábado han sentido justo lo contrario –«un conflicto lamentable», se han dolido, eso sí–, cuando no han participado directamente en las algaradas o nos han escupido a la cara.

A este colectivo se le llena la boca cuando habla de los Derechos Humanos. Pero el derecho humano básico y por excelencia, el derecho a la vida, se ha conculcado aquí en cientos de ocasiones, y eso ha sucedido con la intervención directa o indirecta de los presos cuyos derechos reclaman ahora, y con el aplauso de quienes exigen su vuelta. ¿Qué pasa, que antes no había derechos? ¿O es que el cambio y los enormes pasos que han dado consisten en eso, en reclamar derechos de forma selectiva? Lo que es aún peor: ¿Cuántos de quienes se manifestaban siguen pensando lo mismo que pensaban hace unos años años? Seguramente, también y por desgracia, la mayoría. Esta es, por supuesto, una elucubración, pero los datos me inclinan a pensar que es una elucubración muy bien fundamentada.

ETA ha sido derrotada. Vamos a dejarnos de mandangas, no hay nada más. Y ante ese panorama, el sector que lo ha apoyado históricamente, la mayoría de quienes se manifestaban ante nosotros, ha buscado otras vías de actuación política porque no le ha quedado más remedio y ha visto cerradas el resto de las puertas. Pero no hay atisbos de cambio, no hay ninguna señal que indique un poco de arrepentimiento, un poco de reconocimiento de que aquello que se hizo y que se apoyó en su día era un camino devastador para el país. No hay señales que muestren que ha habido equivocaciones.

Cuando la sociedad observa perpleja que en ese mundo no hay una reflexión sobre lo sucedido, una reflexión que sintonice un poco con lo que la gente normal ha pensado y está pensando, una reflexión que tenga como ingrediente el sufrimiento de las víctimas; cuando nada de eso sucede, sus intentos para envolvernos en impulsar las soluciones que propugnan van a tener muchas dificultades. Yo quiero a los presos cerca de sus familias, y quiero buscar aquellas vías que fomenten el entendimiento, la paz y la cohesión social, pero me temo que como no se produzcan cambios mucho más sustanciales en ese mundo, la cosa está aún verde. Y tampoco parece que los presos –que tienen dónde mirar– estén por la labor, lo cual complica aún más las cosas. Se las complica, sobre todo a los propios interesados. Supongo que en algún momento se darán cuenta.

jueves, 17 de enero de 2013

¿Quién levanta la mano, de verdad, contra la corrupción?

Julio García-Casarrubios Sainz

Resulta esperpéntico ver a la secretaria general del Partido Popular, María Dolores (de) Cospedal exigiendo al líder de Unió, Josep Antoni Duran, que dimita porque su partido cometió delitos de financiación ilegal. Con estas posturas ponemos a las claras que no se quiere acabar con la corrupción. No hay voluntad política. Pero alguien tiene que levantar la mano, para decir: ¡Basta ya!

La Justicia tampoco ha estado a la altura que requiere este grave problema. Y no siempre ha sido por falta de medios, que también. Es la lentitud en los procedimientos lo que favorece que algunos corruptos, la mayoría, se vayan de rositas. No nos podemos permitir que se esclarezca el caso de Durán Lleida, 13 años después de haberse iniciado la causa. Es un escándalo que la Justicia tardara 15 años en actuar en el caso Marbella. Y no sabemos cuánto se tardará en esclarecer otros muchos casos, más sonados, que llevamos oyendo muchos años.

Pero, como todo conflicto en democracia, quien tiene que tomar la iniciativa es la política. Hay que regular, por ley, los plazos en las investigaciones judiciales. Hay que modificar, por ley, el funcionamiento interno de los partidos. Hay que establecer controles “reales”, -sí reales-, en todas las instituciones del Estado. Hay que impedir, por ley, que imputados ocupen cargos de responsabilidad. ¡Ah! Y establecer una sanción dura, inmediata, a quien, por intereses partidistas, acuse a otros sin pruebas. ¡Qué también es corrupción, y no menos grave! ¿Quién va a ser el primero que, desde mañana, empiece a proponer medidas en esa dirección?

Esperanza y Cospedal escupieron hacia arriba y la gravedad o Luis Bárcenas hicieron el resto

Escupieron hacia arriba
sin acordarse del efecto de la gravedad

Obviamente, Esperanza Aguirre no hablaba 

No se pierdan tampoco estas declaraciones 
de María Dolores de Cospedal 
sobre las cuentas corrientes en Suiza y las dimisiones.
Tampoco hablaba de Luis Barcena

miércoles, 16 de enero de 2013

Madrid y alrededores



Comenta Juan Ignacio en facebook que no le gustan los estereotipos. Lo comparto. Comenta que "Este mapa contiene uno muy abultado y, con toda probabilidad, falso. Pero me he animado a compartirlo porque me ha hecho gracia, bastante gracia, a decir verdad. Por cierto, si os gustan los mapas, no dejéis de pasar por la página Mapas Milhaud, de mi segoviano amigo Miguel (@Milhaud en tuiter). Es una gozada." Lo certifico.

La soledad del político es casi siempre fruto de la ineptitud… o de la prepotencia.

Luis Haranburu el 14-I-2013
en EL CORREO
El interés general de los vascos requiere que nuestros dirigentes políticos se dejen de apreciaciones carismáticas y afronten la durísima realidad con voluntad de trabajar juntos y en armonía. 

Decir que es intelectualmente incomprensible (Koldo Mediavilla) el no apoyo a unos presupuestos realizados desde la más prepotente e hirsuta soledad, da una idea del equivocado escenario que algunos se han tomado por auténtico y real.

La soledad buscada por el artista o la soledad sobrevenida del héroe pueden ser virtudes dignas de encomio, pero la soledad del político es casi siempre fruto de la ineptitud… o de la prepotencia.

martes, 15 de enero de 2013

Los presos y el bloqueo de ETA hasta el reconocimiento del dolor causado

Tonia Etxarri en
EL CORREO del 21-I-2013
Los ciudadanos demócratas han salido a la calle a manifestarse contra ETA durante más de 30 años para exigir a la banda que dejara de matar inocentes. Y sólo cuando el Estado acorraló a los violentos hasta dejarlos sin oxígeno, fue cuando los terroristas tiraron la toalla aunque sigan resistiéndose a disolverse. 

Con la manifestación realizada, el pasado sábado, a favor del acercamiento de los presos de ETA al País Vasco, la izquierda abertzale pretende someter a presión al Estado de Derecho y a los gobiernos de Rajoy y Urkullu para señalar a algún culpable que justifique que el final de la violencia se encuentra en un punto de bloqueo.

La manifestación del pasado sábado a favor de los presos (algunas crónicas olvidan de adjuntar el calificativo de ETA al referirse a estos presos) cosechó adhesiones del mundo de la cultura y la farándula. Pero las víctimas del terrorismo, que se sienten ahora algo más humilladas, no tienen en su haber un listado de artistas que hayan dado un paso al frente para recordar que la Ley de Reconocimiento y Reparación (de las víctimas) garantiza el respeto de sus derechos y obliga a adoptar medidas apropiadas para asegurarlos.

EH Bildu persiste en la mentira de enfocar el punto final de la historia de ETA como un armisticio de la imaginaria tercera guerra charlista. ‘The end’. Como una película de Julio Medem. Nada que ver. Porque, para zanjar la historia del terror de ETA , sus cómplices tienen que reconocer el daño causado. En la manifestación de los amigos de sus presos no se vio ningún síntoma de arrepentimiento.

Prefiero unas cuentas consensuadas y mayoritarias que unas minoritarias y aceleradas

Patxi López, cuando presentó sus cuentas, habían transcurrido 173 días desde que habia sido nombrado lehendakari. Martín Garitano lo hizo solo 132 días después y por la presión de las Juntas, pues remoloneó bastante. Mariano Rajoy, acosado por Europa y agobiado por la posibilidad del rescate a España, se dio prisa y tardó 98 días. El Lehendakari Urkullu va a tardar 85. Las cifras son de Txirene

A mí no me importa tanto las prisas. Prefiero que tarde más si el resultado es consensuado y transversal. Si es así, habrá merecido la pena. Si no, habremos perdido otra gran oportunidad.

lunes, 14 de enero de 2013

Las amenazas de la humanidad. Las del Papa y las de verdad.


Una bicefalia ... un poco de mentirijitas ¿No?

Las normas de funcionamiento interno con vigencia hace décadas, establecen la total separación entre los cargos internos del partido y los públicos, sean cuales fueren éstos desde la cúspide hasta las juntas municipales. 

Los nacionalistas vascos son los únicos que establecen en su organización una bicefalia tan histórica como, en determinados períodos de su trayectoria, conflictiva. Y en estos momentos podemos denominar que "un poco de mentirijillas". Y me explico. 


Es más que evidente que el que va a ocupar la silla que "deja" Urkullu, ha sido el "segundo" de éste todos estos últimos años, y nada hace prever que la cosa cambie, ocupe el sillón que ocupe. A mi personalmente, guardando las distancias evidentes y con todos los respetos, me recuerdan un poco a Vladimir Putin y Dmitry Medvedev, pero al revés, porque en la pareja rusa el que manda es el calvo, Putin, y en esta es Urkullu, el que más se parece físicamente al segundo en la pareja rusa.


Por otra parte, los hay que disimulan menos y convierten la histórica "bicefalia" en necesaria excepción por motivos patrios. Y así, el portavoz del partido en el parlamento, cargo público, y presidente del territorio guipuzcoano, cargo interno, compatibiliza sus cargos sin que nadie diga nada. Curioso. 

 Dos ejemplos que evidencian que el título del post se ajusta a la realidad. Bicefalia sí, pero ... un poco de de mentirijitas ¿No?

En cualquier caso, bienvenido sea Ortuzar, con su talante y su criterio transversal. Me quedo con dos de sus frases de este fin de semana :

Nosotros queremos convencer. Primero, convencer. Como decía el expresidente del PNV Josu Jon Imaz, «seducir» al Estado más que lanzar órdagos. Los órdagos hay que dosificarlos bien. A poder ser hay que dar órdagos cuando uno es mano.

-Primar la búsqueda del entendimiento con los socialistas vascos, la otra «gran realidad del país» y con quienes les une «una historia compartida» en la articulación de Euskadi: desde el primer Ejecutivo vasco liderado por José Antonio Aguirre hasta el Estatuto de Gernika y el Pacto de Ajuria Enea, pasando por sus años de gestión en coalición. «Un acervo común muy importante» que, a su juicio, no conviene «tirar por la borda»

De hijos, árboles y libros


domingo, 13 de enero de 2013

De "Paco Ibañez en el Olympia" (1969) a "Paco Ibañez en el Arriaga" (2013)

Para nostálgicos, carrozas, activistas antifranquistas, cincuentones, lectores de poesía de Rafael AlbertiLuis de GóngoraBlas de OteroGabriel CelayaMiguel Hernández, Francisco de Quevedo Luis CernudaLeón FelipeGloria FuertesAntonio Machado y José Agustín Goytisolo, entre otros, hoy domingo día 13 podremos oírlo en Bilbao, en el Arriaga.


Paco Ibañez - La Poesia es un arma cargada de Futuro




La Iglesia Católica, antes "cuerpo" que "cuerpo místico"

La Iglesia Católica, antes que "cuerpo místico" es "cuerpo", aunque bien pudiera ser al revés, un "cuerpo social" que se intitula "cuerpo místico".


La Iglesia, sociedad organizadora del "cristianismo", a la par que entidad espiritual sin ánimo de lucro, bien pronto, es decir, desde sus inicios como "religión oficial" del Imperio Romano, se convirtió en un entramado burocrático sin el cual le era imposible "dispensar" sus bienes espirituales. Tómese a modo de auto justificación.
El "ligero" matiz de "tener que vivir", ha sido tanto para los de dentro de la organización sacra como para los de fuera, el talón de Aquiles que la ha tenido cojeando a lo largo de la historia: los místicos clamando por el "santificado sea tu nombre"; los obispos laborando por el "venga a nosotros tu reino" y gimiendo por "el pan nuestro de cada día".
No ha podido desprenderse de ese afán predatorio, buscando en todo momento conseguir, conservar y aumentar los privilegios como “organización” de interés público. La Historia, si no "mater", es "magistra" de tales "fechos".