Google+

viernes, 28 de febrero de 2014

El Bilbao Basket en sus horas más delicadas

Yo ya tengo mi agua sana y saludable,
pero me temo que la ola creada por el equipo Arrinda
no estaba envasada y todavía puede dejarnos
más que un mal sabor de boca.
Interesante artículo de Juan Carlos Romo en PlanetaDeporte.es sobre el futuro del Bilbao Basket. Nos recuerda que vive sus horas más críticas desde que se fundara allá por el mes de Marzo de 2000. El 7 de del próximo mes cumplirán catorce años de existencia. Catorce años que nos parecen muchos, pero que en la realidad no es nada si lo comparamos con lo que otros clubes de la categoría tienen de existencia, de vida.

Muchos conocen la situación por estas últimas semanas, exactamente desde el 30 de diciembre de 2013, fecha en la que el Consejero Delegado, Gorka Arrinda y en la última Junta de Accionistas, ahora abandonado por todos y viviendo sus últimos momentos como creador de lo que es el Bilbao Basketactual, anunció la grave situación económica por la que atravesaba el club e incluso puso sobre el tapete la posibilidad de su desaparición si no aparecía capital de forma inmediata.

Situación enquistada semanas atrás porque tal y como publicó el diario As, a través de su redactor Alfonso Herrán, las “condiciones” del Consejero Delegado eran, poco menos, que imposibles de cumplir. El pago de sus acciones, en su integridad, el blindaje de los contratos de Savovic y Salvador Guardia, la exigencia de un palco en el Bilbao Arena, además de otras cuestiones, hacían temer la ruptura de las negociaciones y el fin de la vida del Bilbao Basket.

En definitiva, situación complicada y que requiere la no prolongación en el tiempo de la “solución”, comentada con anterioridad, ya que nos arriesgamos a que, cualquiera de estas situaciones expuestas, se pudieran producir.
Si se consiguen resolver de forma satisfactoria todos estos problemas que acucian y subyacen desde hace años, el futuro Bilbao Basket será un club humilde, modesto y su presupuesto, de ninguna de las maneras, superará lostres millones de euros.  De alguna manera será volver a los orígenes y recuperar nuestra esencia inicial, la austeridad y sobriedad, aquella que, parece, hemos olvidado.
No queda mucho tiempo.
@jcsromo