Google+

sábado, 3 de mayo de 2014

Ukrania, de aquellos barros estos lodos

La declaración de guerra que, apoyada por EEUU y la UE, y dirigida fundamentalmente por la derecha y la extrema derecha del país, apoyada en la violencia, acabó derribando un régimen que, nos guste más o nos guste menos, estaba asentado en los votos de la población, terminó arrebatando el poder legítimo y dividiendo al país, encharcándolo más en su crisis interna, económica y política, y estimulando en la población la idea de que más vale "unas hostias bien dadas en la plaza del pueblo en el momento adecuado" que un voto con el "peligro que representa tener que respetar su resultado".

Lamentable espectáculo el que las potencias internacionales está ofreciendo en aquel escenario, donde el dialogo y la democracia ha sido aparcada por ambas partes en favor de unos intereses económicos asentados en la fuerza y la violencia sobre la población.