Google+

domingo, 21 de septiembre de 2014

Decía Erkoreka que hasta ayer Euskadi miraba a Escocia. A partir de hoy Escocia mira a Euskadi

Londres y Edimburgo abren ahora una negociación 
para ampliar el autogobierno escocés 
y de otras naciones del Reino Unido 
en materias como sanidad o fiscalidad 
en las que los nacionalistas escoceses 
ven a Euskadi como un referente político.


Tanto tiempo acostumbrados a mirarnos 
en el espejo de otros modelos que, al final,
se nos olvida pone en valor la "vía vasca". 

Los nacionalistas se han mirado en el espejo irlandés 
cuando se alcanzó el Acuerdo de Viernes Santo en 1998, 
en la Sudáfrica de Nelson Mandela, 
en el Estado político asociado de Puerto Rico (Ibarretxe), 
incluso en las 6.555 islas Åland (Azkarraga) 
y desde hace un par de años en el espejo escocés pactado.

Todo el mundo se mira de reojo 
en estos momentos de posibles cambios constitucionales en España 
y de desafíos soberanistas. 
Y se dirige la mirada a otros lares, 
cuando la respuesta casi siempre está en la propia comunidad política 
a la que pertenece cada cual.