Google+

martes, 9 de septiembre de 2014

El espectáculo del Alarde de Hondarribia me parece una bronca aldeana por un desfile de disfraces, pero ...

Es lamentable que una pelea ridícula como ésta dure tantos años y los partidos sean incapaces de canalizarla como se ha hecho con otros múltiples actos que se han actualizado a una realidad donde la igualdad de derechos sea el origen de cualquier actividad.