Google+

martes, 7 de octubre de 2014

Los monjes de Montserrat pretenden tomarnos por tontos

Soy pelín despistado, por eso quizá me equivoque al afirmar que no recuerdo, al menos en los últimos años, a los monjes de Montserrat manifestándose públicamente a las puertas de la abadía y pertrechados con visibles cartelones por alguna cuestión de tipo político o social.
Ya se sabe que los monjes no entran en cuestiones de tipo político – partidista, y que su forma de poner su granito de arena es la oración por las necesidades del mundo, y en el caso de los monjes benedictinos de Montserrat el estudio de manera peculiar de la historia y cultura de Cataluña.
Pero ¡ay amigo! estos hermanos, que jamás han tomado un cartel en sus manos para denunciar ante el gobierno de la Generalidad la pobreza, la discriminación, los niños malnutridos, el desastre sanitario, han decidido colocarse a las puertas del monasterio con unos simpáticos carteles defendiendo el derecho a decidir. Los monjes son muy “leídos y escribidos” y saben perfectamente lo que dicen las leyes y más en concreto el Tribunal Constitucional, pero han decidido pasarse sus dictámenes por el arco de la cogulla y ponerse la ley no por montera ¡válgame Dios! sino más bien por barretina.

Pero quien paga manda. Y Montserrat vive de lo que vive, entre otras cosas de las subvenciones que les van llegando desde la Generalidad por ejemplo para unas publicaciones que muy pocos leen y que mayormente a nadie importan.