Google+

miércoles, 8 de octubre de 2014

Más que la epidemia de ébola, acojona la epidemia de incompetencia y de inmoralidad.

Si. Más que la epidemia de ébola, acojona la epidemia de incompetencia y de inmoralidad. Nadie paga por nada. Ana Mato debió salir por la puerta trasera de ‘Gürtel’, sin remasterizar la escena del puchero de Villalobos (la enfermera de un fallecido se va de vacaciones, vuelve con síntomas y sólo ingresa seis días después… qué país); y el examen de Cañete en Europa, donde ha tenido que deshacerse de acciones y admitir sobresueldos, retrata la manga ancha en España donde todo vale. El PP sufre tras una legislatura con récord de mentiras, gasto e impuestos como para quemar a sus fieles; el Partido Socialista se desmorona a lo Pasok desbordado por Syriza, y el voto joven no se deja engatusar por el miedo.
Teodoro León en EL CORREO de hoy