Google+

domingo, 12 de octubre de 2014

Podar una administración vasca desproporcionada

Javier Olaverri defendió ante la Ponencia de Duplicidades del Parlamento Vasco la necesidad de “podar” el entramado institucional de Euskadi al ser “desproporcionado” para una población de 2,2 millones de personas y ve necesario reforzar el poder del Gobierno Vasco frente a las Diputaciones Forales y reducir el número de ayuntamientos.
OIaverri intervino en la ponencia y calificó de “autocomplaciente” el informe del Gobierno Vasco sobre duplicidades porque, a su juicio, da a entender que “todos estamos de acuerdo con la Ley de Territorios Históricos (LTH) y que sólo hay pequeños desajustes fáciles de arreglar y no es cierto. Es evidente la redundancia y duplicidad que tiene la administración vasca”. 
No tiene sentido, en su opinión, que se mantengan más de mil entes y sociedades que dependen de las distintas instituciones públicas y que el empleo público siga creciendo en tiempo de crisis en sentido contrario a lo que ocurre en la empresa privada.
Hace falta “podar” la administración vasca y, entre otras cosas, reducir el número de ayuntamientos. “En Francia se trabaja para fusionar todos aquellos ayuntamientos con menos de 20.000 habitantes y aquí subsisten más de 100 ayuntamientos con menos de mil que sólo sobreviven por la inyección de recursos de las Diputaciones”.
Es necesario reforzar el poder político de las instituciones comunes (Gobierno y Parlamento) frente a las Diputaciones Forales, ya que en estos momentos Euskadi afronta una situación de emergencia social que precisa de “grandes proyectos y un timón fuerte. El dinero debe ir a donde se piense que debe ir y no a alimentar inercialmente las instituciones en función del pasado”.
Es fundamental reformar la LTH y la Ley de Aportaciones con estos objetivos y uno adicional: ofrecer transparencia sobre las decisiones que se adoptan en materia fiscal, tributaria y económica.