Google+

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Casablanca y sus cafés.

-Rick’s Café. Fue una diplomática americana Kathy Kriger quién tuvo la brillante idea de recrear aquél café que el celuloide hizo famoso antes incluso de existir. Esta enamorada de Marruecos decidió dejar su puesto como agregada en la oficina Comercial americana y cumplir un viejo sueño.


pasean2.com
El Rick’s Café abrió en un edificio situado cerca de la antigua medina en 2004. La decoración, las arcadas, el piano, todo nos transporta al ambiente decadente del famoso largometraje.

Por supuesto, el local, cuenta con un pianista, Issam, que se encarga de meter en ambiente a la clientela. 

La comida no es nada especial, pero ¿quién puede resistirse a no revivir de nuevo la mítica película?


- El mejor lugar para tomar un buen desayuno en Casablanca. La Petit Pouce, esta reliquia francesa de los años 20, fue frecuentado por Antonio de Saint-Exupéry entre viaje y viaje al Sahara y más tarde por Albert Camus y Edith Piaf. 

- Vila Zevaco: este magnífico edificio es el proyecto de un hombre, Sami Suissa, acaudalado hombre de negocios de orígenes muy modestos que decidió construirse una casa de ensueño. Zevaco fue el arquitecto elegido y el resultado una joya Art-Decó que todavía sigue sorprendiendo a propios y extraños. Aquí, dicbaren, se hospedaba Edith Piaf cuando visitaba Marruecos acompañado de su amado Marcel. Hoy, es una café y restaurante perteneciente a la cadena Paul.