Google+

martes, 23 de diciembre de 2014

La Justicia y el agua de borrajas

politica.elpais.com
La Ley, como dijo el Rey Juan Carlos en su discurso navideño de 2011, es igual para todos. Ahora su hija ya lo sabe. Parece. También dijo que, afortunadamente, vivimos en un Estado de derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la Ley, porque, entre otras cosas, dijo, la ejemplaridad debería ser una meta para los cargos públicos. Lo dijo y a muchos nos pareció que aquello tenía poco recorrido.

Lo de que la justicia es igual para todos, no todas las partes lo han entendido así. La labor de la Fiscalía ha sido patética. Pero a pesar de todo la primogénita de los reyes se sentará en el banquillo. Somos muchos los que tenemos que reconocer que nos costaba creer que íbamos a llegar a este punto. 

Pero, no es menos cierto, que de momento los presuntos culpables siguen viviendo a cuerpo de rey, rodeados de lujo, no han devuelto lo presuntamente robado y, si bien este es un paso importante, verles juzgados, condenados y encarcelados hasta cumplir su condena es algo básico para que todo esto no quede en agua de borrajas y realmente se cumpla la frase que dijo el viejo monarca y padre de la criatura.