Google+

sábado, 3 de enero de 2015

Casablanca, Marruecos y la religión


Un lugar donde la religión lo impregna todo.
Donde creer es una obligación,
y los autoproclamados transmisores de la verdad,
del mensaje del profeta, de los deseos del único Dios,
copan y dirigen la administración del País.
Donde hasta el Jefe del Estado es considerado
descendiente del último profeta,
y su cabeza es a la vez
máxima representación divina en la Tierra
y el más alto jefe de la administración terrestre.
Un lugar donde el anterior ocupante del trono mandó construir
una de las mezquitas mas lujosa del planeta
y que se encuentra rodeada de chabolas
donde la gente vive en la mas clara e insultante pobreza.
Un país así, al menos a corto plazo, es triste,
y con un futuro oscuro.

De Casablanca a El Jadida

El Jadida es una ciudad de unos 150.000 habitantes, 
capital de la importante región agrícola de Doukkala, 
situada en la costa atlántica marroquí, a unos 95 km al SO de Casablanca.
Si bién la ciudad no merece la estancia de un día completo, 
no es menos cierto que la visita a la antigua ciudadela portuguesa
 y -sobre todo- al aljibe de la misma, bién merece acercarse a ella, 
aunque solo sea durante las 2 - 3 horas que se emplean en visitarla.
Además se cuenta con la ventaja de disponer 
de un aparcamiento junto al acceso a la ciudadela, 
por lo que se puede entrar en la ciudad para visitarla "a tiro hecho".

viernes, 2 de enero de 2015

Despidiendome del piano mas famoso de Casablanca.

En el Café de Rick.

Casablanca. Cómo moverse por ella: Taxi, tranvía o bús.

Casablanca puede resultar una ciudad complicada en transporte público si no se tienen las nociones básicas, como nos ocurrió durante la primera noche del Dátil Trip. Aquí tienes todas las opciones posibles para moverte por esta ciudad marroquí.
pasean2.com/como-moverse-por-casablanca
Tranvía
Lo cogimos un poco a la aventura en la puerta de nuestro hotel, ya que no habíamos leído nada al respecto en ninguna guía o blog. Es rápido, cómodo y une la ciudad casi de punta a punta. Se inauguró en diciembre de 2012, por lo que está nuevo y, además, dispone de aire acondicionado. Los billetes se sacan en unas máquinas situadas fuera de cada parada y cuestan 6,5 dirhams. Atiende a unos 250.000 viajeros diarios en 48 estaciones. Además, funciona desde las 5,30 a las 23,30. Si llegas desde el aeropuerto a Casa Voyagers es la mejor manera de moverte a cualquier punto de Casablanca. Un descubrimiento. Sin duda, la mejor opción.
Taxi
Esta alternativa no es del todo mala, pero si te da pereza tener que regatear hasta el cansancio con los conductores, como nos ocurre a nosotros, olvídate. Hay dos tipos: los pequeños, de color rojo (casi todos Peugeot 205), viejos y destartalados. Si llevas una maleta grande tendrás que ubicarla en el asiento del copiloto, así que si sóis 2 personas se complica. El trayecto no debería costarte más de 30 dirhams a no ser que se trate de una distancia muy, muy larga. En principio, no admiten más de 3 pasajeros. Recuerda siempre fijar el precio en el momento de subirte al vehículo, ya que si no te cobrarán lo que les dé la gana (muchas veces amparándose en no tener cambio para darte).
Autobús
No lo llegamos a probar, pero sólo con ver su aspecto lo entenderías.

jueves, 1 de enero de 2015

Primeras compras del año ...

... en la Medina Nueva de Casablanca.

Casablanca, su Medina y Mercados

www.traveler.es
Casablanca, como buena ciudad árabe, cuenta con su propia Medina, donde muy poco o nada está reservado al turista. Según el escritor Tahir Shah (autor de la aclamada Casa del Califa y residente en Casablanca), en esto radica su maravilloso encanto y por ello es uno de sus lugares preferidos para hacer la compra. 

Para los menos aventureros, el barrio del Habbous, una suerte de medina construida según estándares europeos por los franceses en los años 20, es el sitio ideal para comprar aceite de argán, bolsos de cuero o babuchas

El Mercado de las aceitunas es un verdadero placer para los sentidos. Pero si buscas un verdadero tesoro, volvemos a recurrir a Tahir Shah, quién asegura que en el mercado Soco de Moina en el barrio Hay Hassani es posible encontrar verdaderas joyas dejadas por los franceses tras el protectorado: muebles o cuadros testigos de una época dorada.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Atardecer en Casablanca

Casablanca y sus cafés.

-Rick’s Café. Fue una diplomática americana Kathy Kriger quién tuvo la brillante idea de recrear aquél café que el celuloide hizo famoso antes incluso de existir. Esta enamorada de Marruecos decidió dejar su puesto como agregada en la oficina Comercial americana y cumplir un viejo sueño.


pasean2.com
El Rick’s Café abrió en un edificio situado cerca de la antigua medina en 2004. La decoración, las arcadas, el piano, todo nos transporta al ambiente decadente del famoso largometraje.

Por supuesto, el local, cuenta con un pianista, Issam, que se encarga de meter en ambiente a la clientela. 

La comida no es nada especial, pero ¿quién puede resistirse a no revivir de nuevo la mítica película?


- El mejor lugar para tomar un buen desayuno en Casablanca. La Petit Pouce, esta reliquia francesa de los años 20, fue frecuentado por Antonio de Saint-Exupéry entre viaje y viaje al Sahara y más tarde por Albert Camus y Edith Piaf. 

- Vila Zevaco: este magnífico edificio es el proyecto de un hombre, Sami Suissa, acaudalado hombre de negocios de orígenes muy modestos que decidió construirse una casa de ensueño. Zevaco fue el arquitecto elegido y el resultado una joya Art-Decó que todavía sigue sorprendiendo a propios y extraños. Aquí, dicbaren, se hospedaba Edith Piaf cuando visitaba Marruecos acompañado de su amado Marcel. Hoy, es una café y restaurante perteneciente a la cadena Paul.

martes, 30 de diciembre de 2014

Casablanca. Restaurante Ostrea.

Justo delante del restaurante 
los pescadores han descargado su botín, 
cuando la majestuosa mezquita al fondo llama a la oración.

Casablanca. Buenos restaurantes.

Una de las cosas que más nos gusta a algunos cuando salimos al extranjero es conocer lo mejor posible la gastronomía del país que visitamos. En Casablanca es posible profundizar en la comida marroquí aparte del Cous cous o el Tagine.
pasean2.com/ostrea-casablanca
Paseando por el puerto de Casablanca encontramos ‘Ostréa’, un restaurante especializado en pescados y mariscos frescos que se descargan desde los barcos amarrados casi enfrente del establecimiento. 
Dispone de dos comedores, elegantes e íntimos, desde los que se puede divisar a lo lejos la espectacular Mezquita de Hassan II, iluminada de noche. 
El Carpaccio de pez lobo, un plato finísimo y con un tipo de pescado muy suave que nunca había probado.

Otro restaurante que no te puedes perder es el restaurante al-Mounia, donde puedes elegir sentarte en elegantes salones decorados con hermosísimos azulejos.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Y los mercados de calle

Mucho mas auténticos y pegados a la realidad social y económica de la mayoría de la población.

Casablanca y la modernidad arquitectónica.

Cuando la llamada del muecín a la oración inunda la ciudad en un clamor místico, en el moderno club Cabestán el alcohol “corre por las venas” … así es Casablanca, una continua contradicción entre lo nuevo y lo viejo.

Cuando uno espera que empieza a comprender la psique de esta metrópolis de repente aparece un nuevo elemento que desbarata cualquier intento posible de teorización

Para descubrir la faceta más moderna de la ciudad nada como visitar los dos centros comerciales que se sitúan en la Corniche (bulevar que bordea el océano), el Anfa Place, diseñado por Norman Foster y el Morocco Mall, de impresionante arquitectura, que es el mayor centro comercial de África. Aquí, además de un acuario 360º, las marcas de lujo internacionales como Prada o Dior se dan cita en el que es el templo del lujo por excelencia de Casablanca.

domingo, 28 de diciembre de 2014

La Mezquita de Hassan II en Casablanca

Un islote de lujo y despilfarro en nombre de Dios rodeado de pobreza y necesidades humanas vitales.

Casablanca y la mezquita más alta del mundo

www.traveler.es
Y la segunda de mayores dimensiones (sólo superada por la de La Meca). La mezquita de Hassan II es, sin duda, uno de los símbolos más reconocible de Casablanca. Un magnífico templo diseñado por el arquitecto francés Michel Pinseau en cuya construcción participaron más de 2.500 obreros y 10.000 artesanos. 

El recinto puede para albergar hasta 25.000 fieles bajo su techo abatible y cerca de cien mil en la explanada y es uno de los pocos del Islam que permite el acceso a los turistas no musulmanes. 

Además del patio y la sala de oraciones, el complejo cuenta con una escuela coránica y una biblioteca especializada. 

El minarete, que se eleva hasta los 210 metros de altura, proyecta un rayo láser que señala a la Meca. 

Ver : pasean2.com , www.traveler.es