Google+

martes, 3 de febrero de 2015

Para prevenir ataques habitualmente suicidas PP-PSOE pactan la cadena perpetua.

Visto así, no parece muy inteligente. ¿No? Y menos, para el PSOE. Pero cada uno es muy libre de "suicidarse políticamente" como quiera. 

En cualquier caso hoy Pedro Sanchez reincide en su alocada posición y manifiesta deseos de firmar más "cositas" con Rajoy. Vale. 

El tema es que dentro de pocos meses le oiremos decir que él, la "izquierda de este país", no piensa realizar pactos post-electorales con las derechas. 

Sin duda, si el tema no fuese tan serio, motivo de sonrisa.