Google+

lunes, 27 de abril de 2015

Bien por Gaizka Garitano y mal por los que no pueden aguantar su odio, su hipernacionalismo radical, xebofobia y estupidez mental

El entrenador del Eibar, equipo que milita en la primera división del fútbol español, se levantó y se fue ayer de la rueda de prensa que daba en Almería después de haber jugado contra el equipo local. 

Algún periodista presente en la sala -uno o dos, a decir de algunas informaciones que circularon ayer noche por las redes sociales- se había quejado por el hecho de que el entrenador, Gaizka Garitano, respondiese a una pregunta de ETB1 en lengua vasca. 

Hizo bien Garitano; respondió como debía a una falta de respeto. E hizo bien el responsable de prensa del club, que recriminó a quienes se habían quejado su actitud, recordándoles, de paso, que no hacían lo mismo cuando la lengua utilizada había sido el catalán y el club visitante el Barcelona.