Google+

miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Qué teme Aguirre que se descubra si Podemos levanta las alfombras al acceder a la alcaldía?

Esperanza Aguirre tiene ahora la desvergüenza de capitanear una cruzada, supuestamente en defensa del “sistema democrático y occidental”, para la que, una vez más, está desplegando todas las trampas y maniobras antidemocráticas que tan bien conoce.
A todos los que sabemos cómo llegó el PP al poder en la Comunidad de Madrid, sobornando a dos diputados socialistas para organizar el ya célebre Tamayazo, se nos pusieron los pelos como escarpias cuando la lideresa compareció para autoproclamarse portaestandarte de una nueva guerra contra el terror… de Podemos. Campaña cuasi militar para la que esta vez trató de comprar a todos los concejales del PSOE, empezando por el candidato a primer edil, quien recibiría el bastón de mando como pago por traicionar sus principios, pese a que coinciden en gran parte con los de la líder de Ahora Madrid.
... ... ... 
Cuando ahora atribuye a Carmena ambiciones inconfesables, incluida la de conquistar La Moncloa, suena a confesión de intenciones propias. Cree el ladrón…
“A lo mejor resulta que nadie tiene mayoría absoluta y yo soy alcaldesa de Madrid, no lo descarte usted”, terminó Aguirre su inopinada rueda de prensa, mostrando la arrogancia y la rabia que la ciegan. Aunque lo más intrigante de todo este delirio de grandeza es el temor personal que deja traslucir, superando incluso a su soberbia.
¿Qué puede dar tanto miedo a la condesa?