Google+

martes, 16 de junio de 2015

Ha empezado la guerra ... sin un día de tregua.

El chiste es que Esperanza Aguirre, que no ha dimitido por la Gürtel o la Púnica, haya pedido la dimisión de Zapata.
La guerra ha empezado y se ha cobrado su primera víctima: Guillermo Zapata. Manuela Carmena le ha apartado de la concejalía de Cultura por sus polémicos tuits. No les han dado ni 100 días de gobierno, solo uno para hacerles el primer ataque y forzar la primera dimisión. Los chistes citados por Zapata eran desafortunados, él mismo lo ha reconocido, pero no justifican el linchamiento, montado únicamente para atacar al recién nombrado gobierno de Carmena. No pudieron hacer el tamayazo en la investidura, quieren hacer un tamayazo en simulación en diferido.