Google+

lunes, 7 de septiembre de 2015

¡¡ Larga estancia de tan despreciable ser en los infiernos !!

El imperio del clan de José María Ruiz-Mateos se resquebraja de la peor manera posible. No son las deudas (la familia ha sabido navegar como nadie entre ellas), no son los juicios en marcha (no hay persona en España que haya pisado más veces un juzgado), no son los embargos (algo más de 40 inmuebles se siguen salvando del desahucio gracias a una telaraña de sociedades interpuestas que figuran como propietarias). Es la familia la que se rompe, los cimientos del peculiar credo católico empresarial de quien llegó a ser un día el primer magnate de España. (elpais.com)


Supernumerario de la banda radical católica del OPUS DEI, se aprovechó del régimen del general Franco y de la Iglesia que cogobernaba el país. La fuga de Ruiz Mateos de la Justicia española como el delincuente que era, y su detención en Francfort, su huida de la Audiencia con gabardina y peluca o su ingreso en Alcalá Meco, sus argucias pseudo-políticas, hasta su sorprendente absolución por el Supremo en marzo de 1999, hicieron de él, junto a sus permanentes recuerdos de sus vírgenes y santos en los que se escudaba esperpénticamente, un firme candidato a los infiernos en los que decía creer y donde debería de haber llegado mucho antes evitando el dolor a tanta gente.

¡¡ Larga estancia de tan despreciable ser en los infiernos !!