Google+

jueves, 26 de noviembre de 2015

El Parlamento Vasco, los comunicados light que tardan 10 días en consensuarse y la falta de una imprescindible contextualización vasca.

Carlos Gorostiza comenta en la red que sería buena idea crear un formulario preimpreso para que el Parlamento Vasco condenase los atentados terroristas de cualquier clase o condición. Lo que perdería en concreción lo ganaría en rapidez. 
El modelo aprobado ayer respecto a los atentados de París y Bamako puede servir para siempre jamás. Solo sustituyendo la línea de puntos.

El Par­la­men­to vas­co ma­ni­fies­ta su re­cha­zo y con­de­na por los aten­ta­dos de ............... Asi­mis­mo, ha­ce lle­gar a las víc­ti­mas, a sus fa­mi­lia­res y a sus alle­ga­dos, su so­li­da­ri­dad y ca­ri­ño, en tan du­ros mo­men­tos.

La vio­len­cia, pro­ce­da de don­de pro­ce­da, siem­pre re­sul­ta in­jus­ti­fi­ca­ble. An­te es­te ti­po de ac­tos, só­lo ca­be re­afir­mar nues­tra apues­ta por la de­fen­sa de to­dos los de­re­chos hu­ma­nos sin ex­cep­ción y nues­tro com­pro­mi­so con la li­ber­tad.

Ciertamente parece increíble que hayan tardado 10 días en consensuarlo. Todo sea por conseguir el voto unánime del hemiciclo. 

Y digo yo: 
Si realmente era imprescindible una contextualización vasca, a la que se negaban los de Bildu (porque según éstos condenar la violencia en París de hace una semana puede estar bien, pero la de Bilbao hace cinco años no) no se entiende muy bien que al final se haya cedido a un acuerdo light. 
Y si no era imprescindible lo que resulta más complicado entender es por qué se ha tardado diez días. 
¡Cosas de la politiquilla vasca!