Google+

lunes, 23 de noviembre de 2015

Hollande y su perfíl fálico simbolizado en las bombas inteligentes con las que riega Siria.

Foto y texto de
/www.eldiario.es/
Hollande, duele decirlo desde la izquierda, ante un horizonte electoral negativo, amenazado por el empuje de una derecha extrema en auge, ha decidido pescar en el fértil caladero de las pasiones y las emociones inoculadas en un desconcertado pueblo francés. Todos compiten ahora en ese caladero, incluso la izquierda, abandonada a su suerte. Hollande sufre una erección bélica, simbolizada en el perfil fálico de las toneladas de bombas inteligentes, lo único inteligente en una guerra, que arroja a diario contra el Estado Islámico.