Google+

viernes, 25 de diciembre de 2015

En un AUSTERO salón, un AUSTERO rey, nos habla de AUSTERIDAD.

El Rey, cuya esposa no podría divorciarse 
como no fuera de mutuo acuerdo,
nos explica la lacra de la violencia de género.

El Rey, que regaló a su hija el Toisón de Oro 
cuando cumplió diez años,
nos explica la importancia de la educación.

El Rey, a quien un hijo no podría 
demandar legalmente alimentos,
nos explica la importancia de la solidaridad familiar.

El Rey, que no podría ser demandado 
si tuviera hijo extramatrimonial 
para que se declarara filiación, 
nos explica valores familiares.
El Rey, amigo él y su Familia de la Familia Real saudí, 
nos explica lo importantes que son 
los valores democráticos.
El Rey, que pudo reinar tras tramitarse 
una ley orgánica completa en ocho días, 
nos explica el respeto a la ley.
El Rey, cuya hermana Cristina no ha renunciado 
a sus derechos dinásticos, 
nos explica las virtudes de la lucha contra la corrupción.
El Rey, que tiene parientes directos, 
sin cargo institucional, aforados, 
nos explica las virtudes de la igualdad.
El Rey, cuyo patrimonio personal y el de su Familia 
no están sometidos a transparencia, 
nos explica las virtudes de la transparencia.
twitter.com/veronicadelcarp