Google+

lunes, 14 de diciembre de 2015

¿No es un poco broma de mal gusto que los Saudíes dirijan la Comisión de DD.HH. de la ONU?


Es la primera vez en la historia que las mujeres saudíes 
pueden participar en un proceso electoral 
en el ultraconservador país gobernado 
por una monarquía hereditaria amiga de la "nuestra".

Durante la campaña, la Comisión Electoral 
no permitió que los candidatos usasen fotografías 
o que pronunciasen discursos frente a personas del otro sexo.

En este reino ultraconservador las mujeres no pueden conducir, 
ni tampoco viajar fuera del país sin un varón de la familia
 o tutor, entre otras restricciones.

Eso sí, el estado, según la ONU puede presidir 
la comisión de Derechos Humanos de la Organización.