Google+

martes, 8 de diciembre de 2015

No olviden el pasado y sonrían, "que sí se puede".

La primera que "no olviden las tarjetas, que no olviden la Púnica, ni la Gürtel" ni el "Luis, sé fuerte" ni "la estafa de las preferentes, las colas en la sanidad, los recortes en educación, el 135, que no olviden la reforma laboral.

Y su segunda petición a los españoles ha sido que sonrían. 

"Que sonrían al 15M, a las plazas, a los vecinos que paraban en las plazas, a Ada Colau, a los autónomos, a los pequeños empresarios, a quienes se levantan a las seis de la mañana para trabajar, a quienes se levantan a las seis de la mañana pero no trabajan, a las madres que trabajan quince horas y a los abuelos que se parten la espalda porque no les llega la pensión". 
"Que sonrían, que sí se puede".