Google+

sábado, 10 de enero de 2015

Violencia, fanatismo y manifestaciones. Bilbao y París.

Este fin de semana vamos a poder ver y oír en la prensa la existencia de dos importantes manifestaciones.

Una en Bilbao donde todavía al día de hoy muchos de sus asistentes son incapaces de reconocer el fanatismo como nexo de unión entre dos terrorismos repugnantes y claramente injustificables, el etarra y el yihaidista. Sin relacionarlos entre ellos. Pero ambos fruto de un fanatismo no solo criticable, sino claramente repudiable. Esta misma semana nos han demostrado los que hoy llevaran alguna pancarta o se dejarán ver ante las cámaras que son incapaces de suscribir en sede parlamentaria una declaración unitaria en este sentido.

La otra mañana en París. Todos los demócratas han sido convocados. Incluso los que, al igual que aquí hablan de "verdaderos vascos", allí hablan de "verdaderos franceses" y se consideran demócratas. Mañana Le Pen también esta convocada a la cita de la democracia y del respeto a las reglas del juego.

Si bien "los de aqui" esta semana han vuelto a perder la oportunidad de denunciar el fanatismo conjuntamente con las demás fuerzas políticas y no pueden esperar que acudamos a sus citas reivindicativas, los radicales franceses de Le pen tienen una oportunidad de sumarse a la "legalidad, igualdad y fraternidad" francesa junto con el resto de fuerzas que apoyan la democracia en la República vecina.

Seamos sinceros, no siempre somos Charlie Hebdo

Imagen y texto recogido de El País de hoy

A los periodistas de Charlie Hebdo se les aclama ahora justamente como mártires de la libertad de expresión, pero seamos francos: si hubiesen intentado publicar su periódico satírico en cualquier campus universitario estadounidense durante las dos últimas décadas, no habría durado ni treinta segundos.

La reacción pública al atentado en París ha puesto de manifiesto que hay mucha gente que se apresura a idolatrar a quienes arremeten contra las opiniones de los terroristas islámicos en Francia, pero que es mucho menos deliberadamente ofensivo en la que está especializada ese periódico. La ridiculización se vuelve menos divertida a medida que uno empieza a ser más consciente de su propia y frecuente ridiculez. 

Al pensar en quienes provocan y ofenden, deseamos mantener unas normas de civismo y respeto y, al mismo tiempo, dejar espacio a esos tipos creativos y desafiantes que no tienen las inhibiciones de los buenos modales y el buen gusto.

Cuando se intenta combinar este delicado equilibrio con las leyes, las normas sobre el discurso y los ponentes vetados, se acaba teniendo una censura pura y dura y unas conversaciones acalladas. Casi siempre es un error tratar de silenciar el discurso, fijar normas sobre él y cancelar las invitaciones de los ponentes. Por suerte, los modales sociales son más maleables y flexibles que las normas.

viernes, 9 de enero de 2015

Los españoles y la lectura ... según Forges

Sin duda, no le falta razón.

Ayer se impidió en el parlamento que se aprobase la condena al atentado terrorista

"Por haber sufrido durante muchos años los efectos criminales del fanatismo, el País Vasco siente de forma especial la agresión perpetrada en París contra la convivencia y la libertad de expresión.

Rechazamos toda forma de violencia e intolerancia, y apostamos por un compromiso con los valores cívicos que aspiran a hacer de Europa un espacio de diálogo, respeto y cooperación entre diferentes".

El texto de los dos párrafos anteriores fue apoyado ayer por todos los grupos políticos vascos ... menos uno. ¿Adivináis cuál?

¿A dónde se puede ir con una gente que no asume el texto arriba escrito? Por mucho que se consideren reciclados democráticamente, estos ejemplos me llevan a pensar que el camino que les queda por recorrer es todavía largo. Y mientras tanto, que no pidan compañeros de paseos para sus reivindicaciones.


jueves, 8 de enero de 2015

La crítica a todas las ideas, incluidas las religiosas, es un derecho al que nunca debemos renunciar.

Poner en solfa creencias, sean cuales sean, es una conquista de la Ilustración que hemos de reivindicar hoy más que nunca. Y blasfemar es un derecho, no un delito. “Sólo hay una excepción razonable a la protección ilimitada del discurso: cuando alguien incita directamente a los crímenes de odio. 

Pero en este punto las religiones tienen un historial realmente malo. La blasfemia sólo la considera tal un creyente cuando se dirige contra su religión, no cuando el blanco es otra. A los cienciólogos no les gusta que se demuestre la irracionalidad de las ideas de L. Ron Hubbard; ni a muchos cristianos que se tache al dios del Antiguo Testamento de iracundo, caprichoso y despreciable; ni a los musulmanes que se dibuje a Mahoma con una bomba por turbante. ¿Y qué? Que se aguanten. La crítica a todas las ideas, incluidas las religiosas, es un derecho al que nunca debemos renunciar.

No puede haber una sociedad democrática sin el derecho fundamental a la libertad de expresión”, que ésta incluye “el debate abierto sobre la religión y las creencias”, y que “el debate, la sátira, el humor y la expresión artística deben disfrutar de un alto grado de libertad de expresión y el recurso a la exageración no ha de ser visto como una provocación”.
Todos somos Charlie Hebdo
(Recogido de magonia.com)

Comunicado de Mongolia sobre Charlie Hebdo: publico y hago mias sus viñetas y comunicado:

"¿Vuestro adolescente se convertirá en yihadista?". 

1.- En Mongolia consideramos que la libertad de expresión es un valor superior y que ninguna religión puede coartarla o limitarla.

2.- Ningún acto terrorista nos va a hacer renunciar a nuestra superior creencia respecto de la libertad de expresión.

3.- Si algunos radicales creen que asesinando a 12 personas callarán a quienes trabajamos en el mundo de la sátira y de la información se equivocan, estas muertes nos obligan a redoblar nuestros esfuerzos y trabajo.

4.- Hoy estamos con todos los compañeros de Charlie Hebdo y, especialmente, con las familias y seres queridos de los asesinados; confiamos en una pronta recuperación de los heridos.

5.- Mongolia estará siempre con los perseguidos y hoy esos son los caricaturistas y periodistas que se atreven a cuestionar una visión ilegítima e inmoral de una determinada religión.

miércoles, 7 de enero de 2015

No puedo aceptar ideologías, políticas o religiosas, que no acepten la libertad de los demás, sean nazis o defensores de estados religiosos.

A raíz de los asesinatos de hoy en París hay un principio que, en mi opinión, no se puede ceder: “No puedo aceptar ideologías, políticas o religiosas, que no acepten la libertad de los demás”.

Es cierto que para los musulmanes, el cuerpo de Mahoma o el de Alá es irrepresentable. De ahí que. en los países musulmanes, donde religión y administración se encuentra triste y absolutamente entremezclado, está claramente prohibido. No hace falta recordar que en los países donde impera esta religión la libertad de expresión, simplemente, no existe.

Europa corre un doble peligro. El del “aparente” absoluto respeto a todas la religiones, incluso con sus prejuicios machistas, sus culturas exclusivistas, los barrios periféricos de grandes ciudades donde sus leyes son las que imperan en las calles y la aceptación de personas cubiertas de cabo a rabo impidiendo su identificación, pensando que desde la aceptación de sus reglas ya terminarán aceptando las nuestras. Algo que parece que no funciona. El otro peligro es el de la reacción homófoba o racista de muchos europeos que ven en esta población un peligro para la cultura europea tradicional.

Me considero europeo y demócrata, y creo que sólo la democracia salvará a Europa de las dictaduras. Pienso que Europa debe de aceptar todas las ideologías, sean consideradas religiones u opiniones políticas, con la única condición de que sean respetuosas con las demás, que acepten la posibilidad de que no todos tienen que pensar como ellos, que pueden tener derecho a hacer algo que a ellos no les guste, porque responda simplemente a una libertad de expresión oral o plástica, o sea un libro o una película. Y no tienen derecho ni a manifestarse en su contra, ni a amenazarlo ni a prohibirlo.

No puedo aceptar ideologías, políticas o religiosas, que no acepten la libertad de los demás, sean nazis o defensores de estados religiosos. Y si Europa sigue cayendo en la trampa de permitir y cerrar los ojos a estos movimientos, su futuro está claramente en peligro.

2015: Año de cambio político.

En España, 2015 va a ser el año del cambio político e institucional. La incógnita es su profundidad, las características del nuevo ciclo sociopolítico y sus consecuencias sociales y económicas. Existen datos que vienen anunciando esta tendencia transformadora: fuerte desgaste del PP, falta de suficiente credibilidad del PSOE y amplitud de un electorado indignado con el ascenso del voto estimado a Podemos. 

Ha entrado en declive el bipartidismo y la simple alternancia de la gestión gubernamental entre los dos partidos representativos del establishment, y se consolida una dinámica alternativa. Distintos estudios demoscópicos evidencian que hoy se daría un triple empate entre las tres fuerzas principales. 

Sin duda existen obstáculos poderosos y grandes dificultades para un cambio político sustantivo. Pero el aspecto principal para avanzar hacia él y conformar gobiernos e instituciones de progreso, con suficiente representatividad, es la capacidad de las fuerzas alternativas para acertar en la orientación social, la vinculación con la ciudadanía crítica y la dinámica articuladora democrática. (Publico).

Y son cuatro posibles elecciones en 2015 las que, participemos en ellas o no, nos van a influir sensiblemente de alguna manera durante los próximos años:
-Las griegas de este mes. 
-Las posibles catalanas de marzo.
-Las municipales y forales de mayo.
-Las generales de Noviembre.


martes, 6 de enero de 2015

¿Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer?

Escribía ayer en El Correo Ramón Jáuregui que "el descontento de la crisis arrastra a las peores valoraciones a quienes llevamos tiempo representando a los ciudadanos y responsabilizándonos de su gobierno". Nada nuevo bajo el sol. Algo indiscutible y ganado a pulso.

Pero, añadía, que "hay algo inconsistente en este depósito de confianza en un desconocido, lo que me reafirma en la idea de que mucho del apoyo que suscita la nueva fuerza política estelar es más voto de castigo que esperanza de cambio". Y también es algo cierto.

El asunto demuestra que, si bien hasta ahora, lo habitual era que "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", parece ser, es tal el hartazgo, que ha llegado el momento de pensar que, siempre respetando la Ley y la Constitución, cualquier novedad en la Administración puede suponer un "aire fresco" imprescindible para cualquier regeneración democrática.

Vuelve la política y, con ella, la incertidumbre y la esperanza

Estrenamos un nuevo año y quizá también un año nuevo, al menos un año poco visto en los últimos tiempos. Porque hay años que se repiten, como hay días repetidos, en los que la vida sabe prácticamente igual. Y estos últimos años han sido todos casi iguales en la vida de nuestro país: años inhóspitos que nos han convertido en un país inhóspito. Cuesta creerlo, hace menos de una década España aparecía en las encuestas como uno de los mejores lugares del mundo para vivir.

Los tres años que llevamos de legislatura son una repetición del mismo día. Durante tres años, por decisión del pueblo soberano, la vida parlamentaria ha sido la repetición del 20 de noviembre de 2011. 

 Pero cuando necesitas el voto de tu contrincante de tertulia le gritas menos. Cuando necesitas más votos de los que tu dispones para aprobar una ley, los resultados de todas las votaciones se vuelven a presentar inciertos, y la conveniencia de verdadero dialogo y negociación se convierte en necesidad imperiosa.

Así que con el 2015, esperemos, vuelva la política. 

Y ojalá sea una política "polírica"**.

  • Basado en un artículo de JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA en El Correo el 4 ene. 2015
** 'Polírica' y 'Polépica' como neologismos, derivados respectivamente del concepto binomial de 'política lírica' y 'política épica'.

lunes, 5 de enero de 2015

5 desahucios por hora

Casi 120 ejecuciones al día, 5 cada hora, 
es una cifra lo suficientemente escandalosa 
como para que las autoridades tomen de inmediato 
las medidas correctoras necesarias para frenar este fenómeno, 
que ADICAE lleva denunciando desde que comenzó la crisis:

¿Qué te hemos hecho Señor para merecer esto?

Una película que se ríe con los típicos tópicos interraciales 
e invita a pensar a la Francia multinétnica.

Una fábula humorística sobre las "desventuras" de una familia 
acomodada, católica y conservadora, 
cuyas cuatro hijas contraen matrimonio con 
franceses negros, musulmanes, judíos y asiáticos. 
Eso sí, el uno empresario, otro abogado, etc ...
¿Hay algún imbécil que no prefiera ver casada a su hija con un 
vasco de ascendencia china, judía, latina o rusa
y con carrera, asentado y con puesto de trabajo fijo
antes que con un lugareño con "RH -", muy autóctono él, 
pero hijo de puta hasta la médula?

domingo, 4 de enero de 2015

BB -73- Barça -67-


Impresionante partido el vivido hoy en Miribilla.
Parece mentira que este equipo
esté pasando por una situación económica tan dramática.
Esperemos que vista la trayectoria deportiva de esta temporada
algún mecenas de relevancia, 
atienda las necesidades económicas,
que nos permitan asentar un equipo en la élite del Estado
y en alguna de las ligas europeas.
La afición y la ciudad lo merecen.


Ahora la clasificación ha quedado así:

Vuelvo a casa