Google+

sábado, 7 de marzo de 2015

Podemos y las forales. Injerencias versus empoderamiento.

Crédito de la foto
Es obvio que a Podemos no le gusta el calendario electoral. Parece razonable pensar que si estuviese en sus manos lo cambiaría radicalmente pero, hay que reconocer que el mismo es fruto de la diferentes decisiones tomadas en diferentes marcos por muy diferentes motivos.

Parece que el objetivo principal de la nueva formación es La Moncloa y que todas las demás elecciones quedan supeditadas al interés de la primera. En mi opinión, demasiado supeditadas.

El caso es que lo que está sucediendo en Podemos con motivo de la confrontación de los deseos por un lado del consejo ciudadano de Euskadi y por otro del  máximo órgano central, en relación a la presentación de candidaturas forales huele y suena sin duda alguna a injerencia del núcleo dirigente que nada tiene que ver con el discurso de empoderamiento ciudadano que desde la misma organización se defiende para la sociedad.

Cultura, fanatismo religioso, armas y fabricantes.


Dales armas y medios a unas mentes medievales y fanáticas y tendrás un "coco" perfecto. Naturalmente los gobiernos podrán servirse del miedo que provoca el coco, para legislar recortando libertades, o si hay suerte comenzar una guerra y con la de beneficios económicos que genera éso para una cierta élite!

Quienes fabrican armas y se las venden tambien tendran algo que ver, son los mismos que gastan billones en ejercitos y luego lloran hipocritamente por las victimas.

viernes, 6 de marzo de 2015

"El largo viaje del día hacia la noche", de Eugene O'Neill. Hoy, en el Arriaga.

En el original, Eugene O’Neill dejó consignado que su drama estaba “escrito con sangre y lágrimas”. Lo que dicho en otras palabras puede traducirse en que fue redactado con el punzante dolor vivido en su tormentosa familia y con una piedad final que le liberaba del odio y le permitía despedirse de unos fantasmas que no dejaron de atormentarle a lo largo de su existencia. 

Es solo la vida afectiva familiar, con sus entresijos prácticamente ocultos para una mirada ajena, la que causa un suplicio emocional insoportable que les empuja a la autodestrucción. Un padre fascinado por Shakespeare, actor brillante que fracasa en la escena por su codicia y su instinto avaro. Una madre enamorada de las fantasías románticas que despierta en ella ese actor juvenil, pero incapaz de sobrellevar la prosaica y asfixiante existencia de un ama de casa. Un hijo angustiado por emular la brillantez del padre en el teatro, pero sin el talento y quizá también sin la vocación para realizar esa tarea. Un hijo menor rechazado, no deseado, que está bajo la amenaza de una enfermedad mortal, encuentra en la lectura de la poesía más pesimista la única evasión de esa pesadilla, constituyen el cóctel venenoso en el que se fragua el infortunio de todos.

En esta adaptación se ha ideado una puesta en escena que simula en su comienzo un realismo cinematográfico para deslizarse después hacia un expresionismo fantasmal. Un amanecer bienhumorado, la luz marina tras las cortinas, la luminosa lámpara central, los elegantes vestidos color pastel configuran una apariencia refinada, gentil y optimista al comienzo de la jornada. Solo un apunte inquietante en este inicio distinguido de la acción: el suelo no es recto, sino una plataforma desnivelada, que ya anuncia la inexorable pendiente que arrastrará a cada personaje. Desnivel, rampa de bajada, metafórica inclinación que también será la inclinación interior de cada uno de ellos hacia el lado oscuro de su alma. Cuando esta va abriéndose camino, la bruma se apodera del atardecer, las sombras de las aves tras las cortinas adquieren perfiles de una mitología siniestra, hasta que la penumbra de la noche los convierta en cenicientos espectros.
----------------------------------------------------------------------
El sobrecogedor drama del dramaturgo norteamericano, 
que obtuvo cuatro Premios Pulitzer 
y el Nobel de Literatura, 
nos llega en una impecable puesta en escena, 
protagonizada por dos maestros de la interpretación, 
Gas y Vicky Peña.
Versión: Borja Ortiz de Gondra
Director de escena: Juan José Afonso
Intérpretes: Mario Gas, Vicky Peña, Juan Díaz, 
Alberto Iglesias y Mamen Camacho
Lugar de representación: Teatro Arriaga (Bilbao)
----------------------------------------------------------------------

Vuelve Espe


... aunque todavía 
puede haber sorpresas.
Quiere seguir estando al frente del partido 
y aspirar a gobernar la capital.
Y eso, a sus colegas les parece, ahora, demasiado.
A ver qué pasa.

¿Por qué las naciones protestantes son ricas y las católicas pobres?

josueferrer.files.wordpress.com
América del Norte es protestante y rica y la del Sur católica y pobre. En Europa, con sus matices, ocurre igual. Incluso en el Hemisferio Sur; compara Australia con Filipinas. Si consultas la lista de los diez países del mundo con mayor renta per cápita, los diez con mayor bienestar social, los diez más democráticos, los diez más transparentes o los diez menos corruptos, verás que siete u ocho son protestantes. El protestantismo genera libertad y prosperidad. Veamos ahora por qué.

jueves, 5 de marzo de 2015

Es lo que tienen los integrismos...


En principio los musulmanes tienen prohibidos los espejos, así que esta escena difícilmente se podría dar. Así de absurda puede ser la teología. Los que yo conozco utilizan espejos porque sin ellos es mucho más difícil salir bien peinado de casa, pero se limitan a espejos lo más pequeños posible y por el mínimo tiempo posible. Desconozco las implicaciones teológicas de este uso limitado, estas sutilezas sobre el absurdo se me escapan.

Radicalismo religioso. Galgos o podencos.


Son imagenes terribles. Pero esto pasa en el mundo, no tan lejos; y aquí discutiendo si son galgos o podencos. 

¿En qué demonios anda el mundo libre?

La bola amarilla esa de fuego…

blogseitb.com

miércoles, 4 de marzo de 2015

¡Aupa Athletic!


Lanzamiento al vacío a "pecadores"

www.cuatro.com/noticias/internacional
Raqqa, Siria, el feudo del Estado Islámico. Una multitud, congregada para asistir a un acto bárbaro, medieval: El lanzamiento al vacío, desde lo alto de un edificio, de un joven acusado de ser homosexual. Hay gente que ha subido a otros edificios para no perderse detalle. Varios terroristas encapuchados sujetan al chico, preparado para morir con los ojos vendados. Abajo la multitud espera el momento gritando Alá akbar, Alá es grande. Un militante graba toda la escena. Está todo listo. La secuencia es tremenda. Aunque parezcan de otro siglo son imágenes del jueves pasado. Solo unos días hace de otra ejecución: Otro supuesto homosexual lanzado al vacío. Ocure también en las zonas que el Estado Islámico controla en Irak. Allí se han llegado a ver crucifixiones en plena calle y gente contemplando sin pestañear el desquiciado sentido de la justicia que tienen estos bárbaros del siglo XXI...

Las hipótesis sobre Ignacio González

Ignacio González, dos hipótesis:
1.- Ignacio González dice la verdad. Esto significaría que en el Cuerpo Nacional de Policía hay todavía más indeseables de los que muchos ya pensaban. 
2.- Ignacio González miente. Esto significaría que con tal de salvar su pescuezo político al presidente de la Comunidad de Madrid ya no le basta con mentir a la ciudadanía como ya de hecho ha mentido en múltiples ocasiones; ahora, además, salpica porquería al Cuerpo Nacional de Policía y no le importa arruinar la carrera de profesionales inocentes.
Por otro lado, a estas dos hipótesis tenemos una serie de elementos comunes que aplican a cualquier de las dos:
1. Rajoy es un cobarde.  Sólo hay dos opciones, un político corrupto o policías corruptos (con a su vez otros políticos corruptos detrás)… Mal asunto que, como cabía esperar de un presidente que siempre huye de los problemas, sobrepasa el entendimiento y la capacidad de reacción de Rajoy.
2. Esperanza Aguirre calla… ¿otorga? Su delfín y otro de los presuntos corruptos en los que confió la presidenta del PP madrileño parece haber salido rana. Otro más en la lista. Un dato que no sólo podría truncar con la candidatura de González sino con la de la propia Aguirre, que a este paso no dará abasto para ir a las cárceles a visitar a sus amigos.
3. Cristina Cifuentes elige. La delegada del Gobierno en Madrid, sobre cuyos hombros descansan las acusaciones vertidas contra el comisario Villarejo, guarda silencio y no da la cara por él. Es más, de apoyar, apoya antes a González que a su comisario, lo que debería tener una clara lectura para el resto de Cuerpo Nacional de Policía.
4. Jorge Fernández Díaz reza. El ministro del Interior no debe ganar para rosarios. Con el juicio de El Tarajal en marcha, el asunto de Madrid le debe de parecer una nimiedad. Si el PP perdiera las elecciones, presionará cuanto pueda para que por los servicios prestados como azote del pueblo y señor de las represión, le manden al Vaticano como embajador. Sería su retiro ideal.

martes, 3 de marzo de 2015

Ignacio Gonzalez huele a cadaver político. Otro mas en Madrid.

vozpopuli.com
Ignacio González, en la rueda de prensa de ayer, ha caído en una evidente contradicción: ha admitido que, en noviembre de 2011, supo por la policía que el tema de su ático estaba siendo investigado. Sin embargo, en marzo de 2012, fue preguntado en público al respecto y negó saber de tal investigación. Dijo creer que no existía ninguna investigación ni conocía ningún testigo ni nada que tenga que ver con esa información. Lo aseguró entonces y es evidente que mintió.

Ignacio González está muy tocado, si no hundido, por las andanadas de estos días. En estas primarias a dedazo todo depende de Rajoy, un elector caprichoso y difícil de interpretar, pero en Génova dan por hecho que González no seguirá.

lunes, 2 de marzo de 2015

¿Que qué hacer ? Pues ... recuperar la vieja y denostada coexistencia del siglo pasado.

pijamasurf.com
¿Qué hacer? La pregunta que se hizo Lenin se repite hoy en Washington, Berlín, Londres y Bruselas. Descartada la opción militar, cómo es posible detener la política intimidatoria de Putin en la frontera este de Europa. El mal cosido alto el fuego de Minsk concede al presidente ruso una posición dominante y desestabilizadora sobre Ucrania. Occidente ya ha sufrido una primera derrota estratégica al admitir que Kiev no puede decidir su destino. Ahora se trata de impedir que el desacuerdo con Moscú sobre la vecindad compartida dé paso a una confrontación directa con Rusia.
No hemos acudido en auxilio de los revolucionarios del Maidán, que en su día alentamos desde Bruselas y Washington. Misión imposible hoy, tanto como lo fue en 1956, en Budapest, o en la Praga de 1968. Debemos preguntarnos dónde moverá sus peones el gran ajedrecista y cinturón negro de yudo del Kremlin. 
Rusia es un Gobierno personal. Su objetivo es dividir a los países europeos, donde solo Alemania tiene una política respecto a Rusia, y abrir brecha entre la UE y EE UU. ¿Occidente tiene la voluntad de detener a esta Rusia? Si la respuesta es afirmativa, seamos realistas. Tenemos que convivir con Rusia como vecino, segundo poder nuclear y miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. De Putin dependen crisis que provocan tiempos revueltos, desde Irán a Siria. El suministro de gas europeo depende en gran medida de Moscú. Habrá que recuperar la vieja y denostada coexistencia del siglo pasado. Política de contención, diplomática y económica, como la que George Kennan recomendó a Truman frente a Stalin en 1947.
Recogido parcialmente de la columna 
de F. G. Basterra en El País

Venezuela. La aspiración por la igualdad, por noble que fuera, no justifica la supresión de la libertad.


De un tiempo a esta parte, Venezuela se ha convertido en un mar de lágrimas que ejerce ese tipo de interpelación. 
A un lado vemos las lágrimas de los que siguen llorando la desaparición de Hugo Chávez, al que admiran como mito y espada de la izquierda verdadera que, dicen, derrotó al neoliberalismo y a la injusticia social. 
Al otro lado vemos las lágrimas de una oposición acosada y hostigada más allá de lo admisible en ningún sistema que aspire a llamarse democrático. 
En medio, se nos aparece un régimen político que prometió un socialismo del siglo XXI pero que ha acabado exactamente en el mismo lugar que todos sus predecesores: prescindiendo de los derechos humanos, suprimiendo la división de poderes y destruyendo el sistema económico sobre el que se asienta. 
Cuando en 1959 los socialdemócratas alemanes, reunidos en Bad Godesberg, abandonaron el marxismo no lo hicieron porque les hubiera dejado de preocupar la desigualdad. Lo hicieron porque, mirando por encima del muro de Berlín, concluyeron que la aspiración por la igualdad, por noble que fuera, no justificaba la supresión de la libertad. Esa línea divisoria sigue estando presente hoy y sigue dividiendo a la izquierda en dos. No se crean pues las ambigüedades ni las equidistancias.
@jitorreblanca y en el blog Café Steiner en elpais.com