Google+

sábado, 21 de noviembre de 2015

Ayer París. Hoy Mali.

El otro día todo el mundo era francés y hoy casi nadie es de Mali, 
Manda huevos

«Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras»


El más siniestro símbolo de ese Islam opresor es el velo de la mujer, el hiyab, por no hablar ya del niqab que cubre el rostro, o el burka que cubre el cuerpo. Por lo que significa de desprecio y coacción social: si una mujer no acepta los códigos, ella y toda su familia quedan marcados por el oprobio. No son buenos musulmanes. Y ese contagio perverso y oportunista -fanatismos sinceros aparte, que siempre los hay- extiende como una mancha de aceite el uso del velo y de lo que haga falta, con el resultado de que, en Europa, barrios enteros de población musulmana donde eran normales la cara maquillada y los vaqueros se ven ahora llenos de hiyabs, niqabs y hasta burkas; mientras el Estado, en vez de arbitrar medidas inteligentes para proteger a esa población musulmana del fanatismo y la coacción, lo que hace es ser cómplice, condenándola a la sumisión sin alternativa. Tolerando usos que denigran la condición femenina y ofenden la razón, como el disparate de que una mujer pueda entrar con el rostro oculto en hospitales, escuelas y edificios oficiales -en Francia, Holanda e Italia ya está prohibido-, que un hospital acceda a que sea una mujer doctor y no un hombre quien atienda a una musulmana, o que un imán radical aconseje maltratos a las mujeres o predique la yihad sin que en el acto sea puesto en un avión y devuelto a su país de origen. Por lo menos.
Y así van las cosas. Demasiada transigencia social, demasiados paños calientes, demasiados complejos, demasiado miedo a que te llamen xenófobo. Con lo fácil que sería decir desde el principio: sea bien venido porque lo necesitamos a usted y a su familia, con su trabajo y su fuerza demográfica. Todos somos futuro juntos. Pero escuche: aquí pasamos siglos luchando por la dignidad del ser humano, pagándolo muy caro. Y eso significa que usted juega según nuestras reglas, vive de modo compatible con nuestros usos, o se atiene a las consecuencias. Y las consecuencias son la ley en todo su rigor o la sala de embarque del aeropuerto. En ese sentido, no estaría de más recordar lo que aquel gobernador británico en la India dijo a quienes querían seguir quemando viudas en la pira del marido difunto: «Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras».

Sobre idiotas, velos e imanes. (Arturo Pérez-Reverte)


Vaya por Dios. Compruebo que hay algunos idiotas -a ellos iba dedicado aquel artículo- a los que no gustó que dijera, hace cuatro semanas, que lo del Islam radical es la tercera guerra mundial: una guerra que a los europeos no nos resulta ajena, aunque parezca que pilla lejos, y que estamos perdiendo precisamente por idiotas; por los complejos que impiden considerar el problema y oponerle cuanto legítima y democráticamente sirve para oponerse en esta clase de cosas.
La principal idiotez es creer que hablaba de una guerra de cristianos contra musulmanes. Porque se trata también de proteger al Islam normal, moderado, pacífico. De ayudar a quienes están lejos del fanatismo sincero de un yihadista majara o del fanatismo fingido de un oportunista. Porque, como todas las religiones extremas trajinadas por curas, sacerdotes, hechiceros, imanes o lo que se tercie, el Islam se nutre del chantaje social. De un complicado sistema de vigilancia, miedo, delaciones y acoso a cuantos se aparten de la ortodoxia. En ese sentido, no hay diferencia entre el obispo español que hace setenta años proponía meter en la cárcel a las mujeres y hombres que bailasen agarrados, y el imán radical que, desde su mezquita, exige las penas sociales o físicas correspondientes para quien transgreda la ley musulmana. Para quien no viva como un creyente.

La Marsellesa y el himno de España: encuentra las 5 diferencias

La primera respuesta es evidente: La Marsellesa tiene letra y el himno de España, no (diferencia número 1). El himno francés arranca con un "¡En marcha, hijos de la patria, ha llegado el día de la gloria! Contra nosotros, la tiranía alza su sangriento pendón": el himno español empieza con un "lolololo" y termina con un "lolololo". Una canción que tan solo se tararea puede ser ideal para ganarle a Malta 12-1 pero no se le puede pedir que sea un símbolo espontáneo al que agarrarse en momentos convulsos.

eldiario.es/norte/almargen/Marsellesa-himno-Espana
El himno de España fue recuperado por el franquismo en plena Guerra Civil y volvió a ser –tras el paréntesis de la República– el himno oficial durante la dictadura, mientras al otro lado de los Pirineos los ocupantes nazis castigaban La Marsellesa. De hecho, La Marsellesa se tradujo al español y fue uno de los muchos cánticos republicanos contra los golpistas. Uno era un himno del fascismo; el otro era un himno contra el fascismo (diferencia número 2).

El actual himno de España fue parte del pack de las cesiones que, junto a la bandera rojigualda o la institución de la Monarquía, la oposición democrática hizo a los reformistas franquistas para alcanzar el pacto de la Constitución. Pero el himno como tal pasó sin pena ni gloria por la Transición, sin absorber el sentido de concordia que se le supone a aquel acuerdo. Si existe un himno de la Transición, ese es 'Libertad sin Ira' de Jarcha ( diferencia número 3).

Volviendo a sus orígenes, las dos canciones son composiciones militares, pero el himno de España se denomina Marcha Real porque desde el siglo XVIII se interpretaba en los actos públicos a los que asistían el Rey, la Reina o el Príncipe de Asturias, mientras que La Marsellesa fue un cántico con el que se mandó a los borbones franceses a la guillotina (diferencia número 4). Mientras en Francia se gritaba "Liberté, Egalité, Fraternité", en España se gritaba "Vivan las Caenas". En el siglo XIX, muchos liberales –lo que hoy llamaríamos progresistas– antepusieron otros cánticos populares a la Marcha Real.

Por último, y ciñéndonos a los aspectos estrictamente musicales, convendremos en que La Marsellesa es una canción mejor que el himno de España (diferencia número 5). La Marsellesa se asoma con ímpetu épico, luego transita por valles tranquilos hasta elevarse a un emocionante final. El himno de España es una composición menos agraciada.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Y ante esto, Francisco, el Jefe del Estado Vaticano ... ¿No tiene nada que decir?

Madrid ha acogido este viernes 20 de noviembre la celebración de una misa en honor a Francisco Franco justo cuando se cumplen 40 años de su muerte. Al acto, que ha tenido lugar en la Parroquia San Fermín de los Navarros, en pleno centro de la capital, han acudido unas 200 personas, entre las que se encontraban la hija del dictador Carmen Franco Polo. En su homilía, el sacerdote ha alabado a Franco y a José Antonio Primo de Rivera, que también falleció un 20 de noviembre, asegurando que "debemos aprender la lección que nos dan estas grandes figuras de la Historia".

El cura ha comenzado su sermón "pidiendo por la obra que ellos hicieron" y, ha insistido, "pidiendo para que seamos dignos sucesores y continuemos con el ejemplo que el sacrificio de cada uno nos dejó". Minutos después ha comenzado a elogiar el cristianismo que ambos profesaron y ha querido dejar claro que la Guerra Civil española comenzó porque "la nación no podía vaciarse de contenido". A su juicio, los valores cristianos fueron los que impulsaron a Franco a dar el golpe de Estado en 1936. Al finalizar la misa y justo cuando Carmen Franco Polo abandonaba la iglesia los asistentes han comenzado a cantar el "Cara al Sol" mientras hacían el saludo fascista en presencia de varias banderas, entre ellas, la preconstitucional.
Si los terroristas de los que hemos hablado estos días no nos ha costado nada decir que eran unos grandes hijos de puta, de los que se han reunido hoy en esa iglesia católica madrileña no podríamos decir menos. 

Si por ellos fuese, con ellos en el poder estaríamos tan fusilados al grito de "Viva Franco, Arriba España" como con los que gritan "Ala es grande". Es lamentable y peligroso que se les permita realizar semejantes actos terroristas dentro de un recinto religioso católico. 

Y ante esto, Francisco, el Jefe del Vaticano ... ¿No tiene nada que decir?

Adivina, adivinanza. ¿De qué muerto canta Sabina?

FRANCO " ME CAGO EN SU EXCELENCIA" (SUBURBANO)



¿Se imaginan en Alemania la "Fundación Adolf Hitler"? En España existe ...


Y en el gobierno del PP y sus aledaños
 no hay amagos de reconducir su postura.

Exigimos un año más que el Valle de Cuelgamuros se convierta en un Memorial, al estilo de los que se han hecho en los campos de concentración nazi.

Foto y texto de eldiario.es

Hoy, 20 de noviembre, se cumplen 40 años de la muerte del dictador Francisco Franco y sus restos mortales siguen enterrados en el Valle de los Caídos pese a las reiteradas protestas de colectivos, partidos políticos y asociaciones que piden que el lugar se convierta en un recinto "de paz y concordia". Este año no será menos: distintos colectivos que luchan por la Memoria Histórica y los derechos humanos volverán a reclamar que se eliminen del Valle de los Caídos la tumba del dictador y todos los símbolos fascistas que hay en el recinto. 

Estos colectivos exigen, asimismo, el desmontaje de la gran cruz que preside el monumento, en donde, además de Franco, está enterrado José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, y quieren que el lugar se convierta en un centro para la Memoria Histórica, "un memorial antifascista". Es inconcebible que 40 años después Franco siga enterrado en un monumento del Patrimonio Nacional.

Exigimos un año más que el Valle de Cuelgamuros se convierta en un Memorial, al estilo de los que se han hecho en los campos de concentración nazi, en el que se pongan de manifiesto los crímenes de la dictadura y que se rinda justo homenaje a sus víctimas y a quienes lucharon contra el fascismo, un recinto donde no puede haber lugar para la tumba del dictador ni su cruz, que solo sirven para simbolizar las atrocidades que se cometieron en su nombre.

jueves, 19 de noviembre de 2015

¡El terrorismo se arregla de una sola manera!


Contra el terrorismo se lucha pero “declararle la guerra” es darles ya una cierta victoria

Lo hace ahora Hollande, lo hizo Bush requiriendo la colaboración de los líderes mundiales “para declarar la guerra al terrorismo”...  lo hizo cien años antes Roosevelt, tras el asesinato del presidente McKinley a manos de un terrorista anarquista. E igualmente hemos llegado hasta aquí. El terrorismo desgraciadamente ha venido para quedarse. Tenemos que protegernos y combatirlo pero hemos de olvidarnos de esa burbuja segura en la que algunos confían.
Foto de /www.elconfidencialdigital.com
Los atentados conmocionan a toda la sociedad. Lo sabemos bien pero una retórica belicista genera tensiones sociales que la convierten en vulnerable al hacerla proclive a ceder cuotas de libertad en aras de “la derrota del enemigo”. Solo que esa aceptación ya constituye una suerte de victoria de ese enemigo yihadista que tiene como objetivo acabar con nuestro sistema de vida de democracias occidentales.
Hace falta simultanear la asunción de medidas de seguridad que protejan a la población occidental de estos sangrientos atentados. Medidas que aborten los ataques, que persigan a los criminales, que los condenen en caso de ser posible. Medidas que, además, no resulten lesivas para los derechos y libertades que son, precisamente, lo que los yihadistas quieren destruir. A la par es preciso trabajar de forma intensa para cegar las fuentes de financiación de Daesh y el resto de grupos yihadistas y, además, hay que realizar reformas políticas sociales y económicas para evitar la captación y posterior radicalización de muchos de los “perdedores radicales” (Enzensberger, dixit) que viven entre nosotros.
Podrán matar a algunos de nosotros incluso a muchos de nosotros pero no podemos dejarles que destruyan nuestra libertad. Esperemos que Europa no lo olvide. (www.eldiario.es/zonacritica/guerra)

El responsable foral de obras públicasde la Diputación de Bizkaia adquiere 7.200 acciones de Sacyr. Queda feo ¿no?

cadenaser.com/emisora

Imanol Pradales, diputado de desarrollo económico, presenta en su declaración de bienes la compra este año de valores de la constructora adjudicataria de obras como la Variante de Igorre o los túneles de Autzagane.

Los diputados forales como novedad esta legislatura suscriben un código ético en el que en uno de los puntos se comprometen a la "neutraldiad e imparcialidad" en el ejercicio de sus funciones así como a "informar a la Diputación de posibles conflictos de intereses que pudiera comprometer esa imparcialidad".

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Por qué van a ganar los malos ( y I I I )

En cuanto a Occidente, ya no se trata sólo de un conflicto añejo, dormido durante cinco siglos, entre dos concepciones opuestas del mundo. Millones de musulmanes vinieron a Europa en busca de una vida mejor. Están aquí, se van a quedar para siempre y vendrán más. 

Pero, pese a la buena voluntad de casi todos ellos, y pese también a la favorable disposición de muchos europeos que los acogen, hay cosas imposibles, integraciones dificilísimas, concepciones culturales, sociales, religiosas, que jamás podrán conciliarse con un régimen de plenas libertades. 

Es falaz lo del respeto mutuo. Y peligroso. ¿Debo respetar a quien castiga a adúlteras u homosexuales? Occidente es democrático, pero el Islam no lo es. 

Ni siquiera el comunismo logró penetrar en él: se mantiene tenaz e imbatible como una roca. «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia», ha dicho Omar Bin Bakri, uno de sus los principales ideólogos radicales. Occidente es débil e inmoral, y los vamos a reventar con sus propias contradicciones. Frente a eso, la única táctica defensiva, siempre y cuando uno quiera defenderse, es la firmeza y las cosas claras. Usted viene aquí, trabaja y vive. Vale. Pero no llame puta a mi hija -ni a la suya- porque use minifalda, ni lapide a mi mujer -ni a la suya- porque se líe con el del butano. Aquí respeta usted las reglas o se va a tomar por saco. 

Hace tiempo, los Reyes Católicos hicieron lo que su tiempo aconsejaba: el que no trague, fuera. Hoy eso es imposible, por suerte para la libertad que tal vez nos destruya, y por desgracia para esta contradictoria y cobarde Europa, sentenciada por el curso implacable de una Historia en la que, pese a los cuentos de hadas que vocea tanto cantamañanas -vayan a las bibliotecas y léanlo, imbéciles- sólo los fuertes vencen, y sobreviven. Por eso los chicos de la pancarta de Londres y sus primos de la otra orilla van a ganar, y lo saben. 

Tienen fe, tienen hambre, tienen desesperación, tienen los cojones en su sitio. Y nos han calado bien. Conocen el cáncer. Les basta observar la escalofriante sonrisa de las ratas dispuestas a congraciarse con el verdugo.

Por qué van a ganar los malos ( I I )

Aclarado ese punto, creo que la alianza de civilizaciones es un camelo idiota, y que además es imposible. El Islam y Occidente no se aliarán jamás.

Podrán coexistir con cuidado y tolerancia, intercambiando gentes e ideas en una ósmosis tan inevitable como necesaria. Pero quienes hablan de integración y fusión intercultural no saben lo que dicen. Quien conoce el mundo islámico -algunos viajamos por él durante veintiún años- comprende que el Islam resulta incompatible con la palabra progreso como la entendemos en Occidente, que allí la separación entre Iglesia y Estado es impensable, y que mientras en Europa el cristianismo y sus clérigos, a regañadientes, claudicaron ante las ideas ilustradas y la libertad del ciudadano, el Islam, férreamente controlado por los suyos, no renuncia a regir todos y cada uno de los aspectos de la vida personal de los creyentes. Y si lo dejan, también de los no creyentes. 

Nada de derechos humanos como los entendemos aquí, nada de libertad individual. Ninguna ley por encima de la Charia. Eso hace la presión social enorme. El qué dirán es fundamental. La opinión de los vecinos, del barrio, del entorno. Y lo más terrible: no sólo hay que ser buen musulmán, hay que demostrarlo.

Por qué van a ganar los malos ( I )

De la movida mahometana me quedo con una foto. Dos jóvenes tocados con kufiyas alzan un cartel: Europa es el cáncer, el Islam es la respuesta. Y esos jóvenes están en Londres. Residen en pleno cáncer, quizá porque en otros sitios el trabajo, la salud, el culto de otra religión, la libertad de sostener ideas que no coincidan con la doctrina oficial del Estado, son imposibles. 

Ante esa foto reveladora -no se trata de occidentalizar el sano Islam, sino de islamizar un enfermo Occidente-, lo demás son milongas. Los quiebros de cintura de algunos gobernantes europeos, la claudicación y el pasteleo de otros, la firmeza de los menos, no alteran la situación, ni el futuro. 

En Europa, un tonto del haba puede titular su obra Me cago en Dios, y la gente protestar en libertad ante el teatro, y los tribunales, si procede, decidir al respecto. Es cierto que, en otros tiempos, en Europa se quemaba por cosas así. Pero las hogueras de la Inquisición se apagaron -aunque algún obispo lo lamente todavía- cuando Voltaire escribió: «No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que nadie le impida decirlo».

www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/
82/por-que-van-a-ganar-los-malos/

martes, 17 de noviembre de 2015

Nuestra televisión pública está desnuda.

Los atentados de París lo han evidenciado. 15 horas tuvieron que esperar los vascos y las vascas para tener alguna información sobre uno de los acontecimientos del año. Tarde y mal. El resultado en audiencia del especial informativo que emitieron el sábado entre las 12:22 y las 14:58 no deja lugar a dudas: 11.000 espectadores. Para esa hora la ciudadanía vasca seguía el horror desde otras televisiones. Y todo esto, con 700 personas con un coste empresarial medio de 60.000 euros. Así de triste.

¿De verdad se le ocurrió a Urkullu proponerle algo a Mas?

Siempre he sostenido que el lehendakari vasco es más listo que su homólogo catalán. Ha demostrado alguna capacidad para aprender de los errores y de lo que pasa fuera. Tuvo que desarrollar Ibarretxe su plan para que Patxi López le madrugara la Lehendakaritza. Fijándose en lo catalán ha visto cómo CiU ha roto su coalición triunfadora tantos años, cómo Convergència va camino de desintegrarse, cediendo sus derechos de primogenitura a ERC y sus últimos vestigios de autoestima a la CUP. No es extraño que Hasier Arraiz se haya encandilado con el modelo catalán. Él sueña con ser en este proceso una síntesis de Oriol Junqueras y Antonio Baños, aunque sugiere un parecido más estrecho con el pequeño Sandalias (Calígula en latín).
Dicho lo cual, mi buena opinión del lehendakari Urkullu se resiente ante su confesión de la semana pasada en el Parlamento vasco: “Ofrecí a Mas trabajar conjuntamente por un nuevo modelo de Estado”, pero que no pudo ser porque cada cual tiene su camino. ¿De verdad se le ocurrió proponerle algo a Mas? I visto lo visto ... Si una propuesta de Urkullu no consiguió interesarles, ¿por qué habría de hacerlo un modelo federal, como el que propone Sanchez, basado en ciudadanos libres e iguales y en el principio de lealtad?

Sus guerras: nuestras muertes


De esos polvos, estos lodos.



Ibarra Surname Distribution

¿Te has preguntado alguna vez dónde viven las personas con tu apellido? 
Forebears es un sitio web que abrió en 2012 y que se dedica a poner en un mapa los datos que tienen cada uno de los 11 millones de apellidos que tienen registrados.


lunes, 16 de noviembre de 2015

7 medidas para la paz y por la derrota del terrorismo del ISIS


Los muertos no tienen nacionalidad ...


Francia, Siria ... y así todos los días.

Francia quiere "debilitar el estado islámico" 
bombardeando la capital del Estado Islámico. 

Los "islamistas radicales" quieren "debilitar occidente"
a base de atentados terroristas.


No sé yo si esta es la solución.
¿Y si nos tomasemos más en serio la venta ilegal de armas?
¿Y si nos tomasemos más en serio
quién les compra el petroleo que venden en nombre del estado islámico?
¿Y si nos tomasemos más en serio la actitud
que Arabia Saudi tiene con sus "hermanos en la fe"?

¡A lo mejor nos ahorrábamos algunos bombardeos!

domingo, 15 de noviembre de 2015

Mas, un tipo tóxico.

Artur Mas es un político tóxico. Un politópata, si se me permite el neologismo construido por analogía con psicópata o sociópata. Un personaje manipulador que pervierte cuanto toca llevando a la destrucción a quienes confiaban en él. Así lo traslucen sus rasgos caracte-riológicos (envidioso y egocéntrico, conspirador y victimista, fabulador y fraudulento), que le asimilan al tipo de personalidad tóxica que definen los psicólogos. Y así lo revela su trayectoria, movida por la ambición de abrirse paso traicionando a cuantos le rodean.

Primero acabó con Miquel Roca Junyent y Josep Antoni Duran Lleida, los delfines llamados a suceder a Jordi Pujol, a fin de monopolizar el principado nacionalista. Después se propuso derribar a Pasqual Maragall haciendo fracasar su proyecto de nuevo Estatut, mediante una doble maniobra que primero forzó su radicalización soberanista en el Parlament para después pactarlo a la baja con el presidente Rodríguez Zapatero en La Moncloa.
Luego pervirtió el moderantismo conservador de su partido para abrazar el radicalismo neoliberal de los recortes austericidas. Y cuando vio que sus electores desertaban no dudó en pasarse al independentismo de ERC, a fin de fagocitarlo en su propio beneficio.
... ... ... 
Lo más extraño es que con ese historial a sus espaldas haya podido llegar indemne hasta aquí. ¿Cómo es que todavía tiene un séquito dispuesto a suicidarse con él? Sin duda por su capacidad manipuladora, que le ha permitido hacer a sus cómplices unas ofertas fraudulentas que estos no supieron rechazar, quedando atrapados en una conjura de encubrimiento mutuo. Es la conocida táctica de hundir los puentes o quemar las naves, a fin de que los conjurados ya no puedan rectificar ni dar marcha atrás. Y los únicos que han logrado escapar del mortal abrazo de Mas han sido los ingenuos salvajes de la CUP, que han sabido hacer oídos sordos a sus perversos cantos de sirena.

Veteranos: Ugeraga - Athletic Club


Hoy a las 11:30 horas los veteranos del Athletic han jugado un partido contra los veteranos del Ugeraga de Sopela en el campo de Urko.

Jugadores como Armando,  Casas, o Joseba Etxeberria, que han sido vecinos de Sopela, junto a Urizar, Estibariz, Oskar, Alkorta, Moska, Gabilondo, Javi González, Katxorro, Imanol Etxeberria, Galder Zubizarreta, Goio, Lakabeg, etc... han participado en el homenaje a Cefe. Iribar ha sido el encargado de entregarle un trofeo.  Ver fotos oficiales del Athletic.

"Me niego a usar el ‪#‎PrayforParis‬. Es poner a la religión como solución, cuando es parte del problema, si no el problema. ‪#‎VivaFrancia‬"


Yo, contra lo sucedido en París, hago cualquier cosa, pero rezar no.