Google+

lunes, 8 de febrero de 2016

¿Rajoy? : "Continuará muy corrupción y mucho corrupción, pero se acabó aquello de aquí no se va ni Rita"

El presidente de un partido superado por los escándalos de corrupción señalaba, cual doncella mancillada: "Esto se acabó y ya no se pasa por ninguna". 
En mi opinión, es otra de las muchas declaraciones desafortunadas de Rajoy, porque intenta mostrarse inflexible ante las chorizadas que caen en cascada sin que él en este momento tenga control alguno para detenerlas, taponarlas o dosificarlas. 
Y no solo eso, sino que él sabe –tan bien como yo, porque seguro que tiene mucha más información– que no se ha acabado. Lo de la Comunidad Valenciana tiene todavía que reventar. Altos cargos del PP están avisando ya de que quedan por salir grabaciones y alarmantes enriquecimientos personales. "Habrá mucha miseria humana".
Cuando Rajoy decía "esto se acabó", se daba la circunstancia de que en el auditorio faltaba una persona. Rita Barberá, que se hizo senadora porque según ella tenía mucho que aportar, no estaba allí para escuchar lo que de alguna manera había provocado. Génova no ha podido aún con Rita. 
Finalmente, el "esto se acabó" de Rajoy se producía horas antes de la imputación del partido (otra) por el borrado de los ordenadores de Bárcenas. Y se produce cuando el PP aún no es capaz de tratar dialécticamente a Rato con la misma severidad que a su extesorero. 
En definitiva, mientras no se animen a refundar el partido y a hacer una limpieza generacional que no nos digan "esto se acabó", porque su palabra ya no vale nada. No tienen credibilidad en esta materia. 
Hubiera sido al menos una muestra simpática de sinceridad que Rajoy dijera "continuará muy corrupción y mucho corrupción, pero se acabó aquello de aquí no se va ni Rita". Y fuera.