Google+

sábado, 20 de febrero de 2016

Sentencia definitiva: El Algarrobico es ilegal. Ya vale de barbaridades de hormigón.


Lo sabíamos. Tú, yo, los constructores, los políticos que lo autorizaron y cualquiera que haya podido ver esa mole de hormigón destrozando una playa sin urbanizar y mordiendo una ladera del Parque Natural del Cabo de Gata. Ahora, después de un sinfín de juicios, informes, denuncias, protestas y movilizaciones, el Supremo ha confirmado lo que para todos era evidente: el hotel se construyó en terrenos no urbanizables. Ante la resolución del Supremo no cabe ya recurso, lo que supone que termina un culebrón que ha durado 11 años.
El Algarrobico ha sido uno de los máximos exponentes de la época del ladrillazo en la costa, en la que todo valía y las leyes ambientales quedaban relegadas a una segunda división. Hay muchos 'algarrobicos' salpicando nuestro litoral y destruyendo enclaves que deberían estar protegidos. Todos conocemos algún ejemplo de barbaridades de hormigón levantadas en nuestras playas con la complacencia de políticos y administraciones. La lista es interminable. Por eso esta victoria es tan importante.