Google+

martes, 16 de febrero de 2016

Sería imperdonable votar NO y revivir las posibilidades de que Rajoy vuelva a ser alternativa

"Deseo de corazón que Pedro Sánchez sea mi presidente".  Lo ha dicho este lunes Pablo Iglesias al presentar  su documento de propuesta para un gobierno de coalición donde él sería vicepresidente, con un bloque potente de propuestas sociales y con el referéndum en Catalunya como "imprescindible".
La frase, muy sorprendente en boca de Pablo Iglesias, busca en realidad lo que siempre ha buscado la estrategia de declaraciones públicas de Podemos y del PSOE desde pocos días después del 20D: evitar a toda costa aparecer como culpable de una probable repetición de las elecciones. La idea es decir todo el rato que sí para no ser el que diga que no.
Pablo, me parecería un grave error que pasases de desear de corazón que Pedro sea tu presidente a votarle que NO si su elección como principal "consorte" no eres tú.
Entiendo que te de reparo entrar en un gobierno presidido por el PSOE. Entiendo que te joda que elija al "naranjito" como compañero de arranque. Pero sería imperdonable votar NO y revivir las posibilidades de que Rajoy vuelva a ser alternativa.