Google+

miércoles, 11 de mayo de 2016

Vivan los matrimonios de conveniencia

Hay mucho de matrimonio de conveniencia entre Podemos e IU. Hacerse los guays en Sol y tomarse unas cervezas para disimularlo sólo evidencia aún más y de manera bastante innecesaria. 
Esto es política. Ni colegueo, ni novela de amor. Nadie sensato espera romance, ni siquiera sexo. Bien lo saben quienes ahora rastrean las hemerotecas para escandalizarse buscando las cosas que unos y otros se dijeron en diciembre. Todos los acuerdos son de conveniencia y deben serlo para ambas partes. 
La política es el arte de lo posible, no un remake de Romeo y Julieta; aquí los matrimonios de conveniencia siempre funcionan mejor y duran bastante más.

Y dicho esto, queda claro que un partido como el PSOE, si quiere "sobrevivir dignamente" en la nueva política actual, lo último a lo que se puede aferrar es a una política igualitarista en todas y cada una de las plazas de la piel de toro.
Si en Euskadi ha tenido y tiene un tipo de alianzas, en Andalucía otro, en Madrid otro, no entiendo por qué a los valencianos, por ejemplo, se les niega ese derecho.