Google+

miércoles, 7 de septiembre de 2016

José Manuel Soria no renuncia. Más bien le fuerzan a renunciar.

Es la cabeza que cae para salvar a quienes más han mentido en esta ocasión: Luis de Guindos y Mariano Rajoy. 
Fue el ministro de Economía quien defendió que nombrar a cualquier otro “habría sido ilegal”. 
Fue el propio presidente del Gobierno quien aseguró que había ganado “su plaza en un concurso público”.  
Ninguno de los dos decía la verdad y es la evidencia de estas mentiras lo que ha provocado que el exministro de los Papeles de Panamá pierda este chollo en el Banco Mundial.

En definitiva :
Soria se va, pero ...
De Guindos y Rajoy se quedan
aunque ...
¿No deberían dar también un paso atrás?