Google+

sábado, 1 de octubre de 2016

Con este reparto injusto, unas veces se gana y otras se pierde.

La revisión de errores en el escrutinio de Bizkaia, algunos de ellos de bulto, ha hecho que finalmente EH Bildu gane un quinto escaño en el territorio en detrimento del PNV.

Ahora, izquierda abertzale y Elkarrekin Podemos tendrían ya más escaños que el PNV en solitario (29 a 28) y se rompe la mayoría absoluta que podrían sumar PNV y PSE-EE, aunque siguen sumando más escaños que la suma de izquierdas. El PP , sin duda,  gana en influencia política.

En este caso, la desgraciada LTH, esa ley que impide la construcción de un país y facilita los paisitos y reinos de taifas que tanto le gustan al PP, ya que enfrentados y confrontados resultan mucho menos eficaces, ha facilitado que el PNV pierda la posibilidad de gobernar con el único apoyo del PSE-EE. Su filosofía permite que el voto de algunos vascos siga valiendo mucho más que el otros. Y a nadie parece preocuparle.

Si la circunscripción hubiese sido única el reparto hubiese sido diferente. Con este reparto injusto, unas veces se gana y otras se pierde.