Google+

domingo, 27 de noviembre de 2016

En Europa echaremos de menos a Obama, pero quizá él no lo merezca

eldiario.es/ the guardian/ Natalie Nougayrède

Querido Barack, te echaremos de menos. 
Te echaremos sumamente de menos ahora que un nacionalista racista y populista, cuyo credo es “americanismo, no globalismo”, se dirige a la Casa Blanca. Echaremos de menos tu raciocinio, tu sofisticación, tu elegancia.
Pero muchos europeos estamos también estupefactos y desolados con lo que nos dejas, igual que estamos perplejos por tus declaraciones de “optimismo cauto” sobre tu sucesor.
Por supuesto que no eres el culpable de todo. En el primer discurso que diste en suelo europeo como presidente (Estrasburgo, abril 2009) dijiste que “toda nación es responsable de lo que nos espera”, no solo Estados Unidos. Lo entendemos. Y sabemos que el Viejo Continente tiene su parte de culpa por la crisis de la eurozona, Brexit y el auge de nuestra propia línea de populistas
Pero ahora, después de lo que tú mismo has descrito como “el mayor enfado político en la historia moderna de Estados Unidos”, estamos temblando.