Google+

sábado, 24 de diciembre de 2016

No abandonemos nunca los sueños porque a veces, aunque no sean exactamente tal como los habíamos soñado, empiezan a hacerse realidad ...

Hay gente que no le escribe al Olentzero porque dice no creer o porque se ha
sentido frustrado porque no se han hecho realidad sus peticiones.

Yo hoy, trasteando en el baúl de mi blog, he encontrado esta entrada de hace unos cuantos años y he comprobado que, aunque a veces tarde en cumplir lo que se le pide, el hombre pone interés en intentar hacerlo realidad y mejor o peor, ... deseo concedido.


Así que me he envuelto de optimismo y he escrito otra para este año y espero no tardar tanto en deciros que esta también se ha hecho realidad.

No abandonemos nunca los sueños porque a veces, aunque no sean exactamente tal como los habíamos imaginado, empiezan a hacerse realidad ...