Google+

sábado, 28 de mayo de 2016

Hey Mr. Neken, hoy, en Algorta


Excelente concierto el que hemos escuchado
 y bailado hoy en el Pipers de Algorta.



Venezuela y, cerquita, Pamaná


Y si aprovechando el largo viaje a Venezuela 
para solucionar los problemas de otros. 
¿No podrían acercarse, ahí al lado, 
a solucionar los propios en Panamá?.

El nuevo Gobierno de Venezuela en Madrid destituye a Maduro y nombra a Rivera como Delegado del Gobierno en Caracas

(Imagen: EL ESPAÑOL)

viernes, 27 de mayo de 2016

Bilbao, ... hace ya unos añitos


Se ve muy bien, descargarla y ampliarla 
y veréis la cantidad de niños que hay jugando en los barcos.
Ah, y lo ancha que era antes la ria,
anda que no hay barcos ni nada.
¡Y el puente levantado!

jueves, 26 de mayo de 2016

La rendición de Garoña

Estos últimos días se han reúnido en el Museo del Prado 
los reguladores de la seguridad nuclear de todo el mundo.

Greenpeace les ha recibido con una particular versión de 
"La rendición de Breda" de Velázquez, 
en la que las autoridades españolas, con Rajoy a la cabeza, 
entregan la llave de la seguridad nuclear 
a las compañías eléctricas y a los políticos 
que han pasado por sus consejos de administración. 

Denunciamos así cómo las puertas giratorias 
influyen en materia de seguridad nuclear 
y cómo políticos y empresas anteponen 
sus beneficios a la seguridad de la ciudadanía.

¡Descubre quiénes son los personajes del cuadro! 

El PP, Ciudadanos y Venezuela


miércoles, 25 de mayo de 2016

“Si dependo de los votos de Iglesias, estoy convencido de que no seré presidente del Gobierno”

Buen titular, vive Dios; seguro que han felicitado al autor de la frase. Pero, analizada seriamente, viene cargada de implicaciones peligrosas para quien la pronuncia.

Para empezar, es una enmienda a la totalidad de la estrategia negociadora del propio Sánchez entre el 21 de diciembre y el 2 de mayo. Decenas de voces dentro y fuera del PSOE advirtieron desde el primer día que Iglesias no tenía la menor intención de sentar a Sánchez en La Moncloa. 

Pero el líder socialista primero viajó a Lisboa para importar el modelo; luego obtuvo el encargo real de presentarse a la investidura arguyendo que estaría en condiciones de lograr una mayoría gracias a los votos o a la abstención de Podemos; fingió escándalo cuando no los obtuvo; salió de su entrevista con Iglesias del 30 de marzo pregonando alegremente que “estamos más cerca del Gobierno del cambio que de repetir elecciones”; y aún hace pocos días mostraba su voluntad de volver a negociar con el líder de Podemos después del 26-J.

Nada de todo eso casa con su convicción actual de que tal apoyo no se va a producir pase lo que pase el 27-J. 

¿Cuándo exactamente se cayó del caballo?


Blogs de Una Cierta Mirada  http://goo.gl/HUoYkm

Dos noticias juntas se entienden mucho mejor.


La derrota por los pelos de la ultraderecha en Austria debería hacernos despertar

Se suponía que la extrema derecha europea estaba muerta y enterrada, pero su ataúd se ha abierto y sus partidarios acechan al continente una vez más. Este fin de semana, casi la mitad de la población de Austria votó a favor de un candidato de ultraderecha.
Foto y texto de  www.eldiario.es/theguardian
Austria está sin parpadear. Desde 1945, ningún movimiento de la derecha extrema y xenófoba había tenido tanto apoyo en el continente. 
De Polonia a Italia, de Suiza a Grecia, de Suecia a Países Bajos, la derecha radical está emergiendo. Por supuesto, no es un fenómeno limitado a Europa: por todo el Atlántico, una "derecha alternativa" racista e islamófoba se está movilizando detrás de la apuesta presidencial de Donald Trump.
Sin duda, esta es una historia de injusticias económicas –magnificadas por la crisis económica de 2008– en colisión con el espíritu anti-inmigrantes. Pero también es producto de la crisis de la socialdemocracia. En la Europa de la posguerra, la socialdemocracia dio representación política a la gente trabajadora y utilizó el poder del Estado para mitigar los excesos del capitalismo. Pero su base tradicional –una clase trabajadora industrial y un pueblo de clase media progresista– ha evolucionado y se ha fragmentado.
La socialdemocracia se ha derrumbado como fuerza política coherente en Europa. Las frustraciones, inseguridades y miedos que están alimentando a la derecha radical y a la nueva izquierda no van a desaparecer, sino que aumentarán. La respuesta al resultado de Austria, pendiente de un hilo, no debería ser el alivio, sino una violenta llamada a despertar.

martes, 24 de mayo de 2016

Tras la estelada, ahora el pantumaca


Europa, España, la ultraderecha y el PP

Huy. Balonazo al larguero en el último minuto, y toda Europa con la respiración contenida. Qué poquito ha faltado para que un ultraderechista se haga con la presidencia de Austria. Un puñado de votos por correo. Pues nada, podemos respirar aliviados, hasta el siguiente susto. Y Europa seguir como hasta ahora: a verlas venir.
Desde el otro lado del campo, el “huy” ha sonado de otra manera. La ultraderecha lo celebra como una victoria. Un pasito más, en su avance europeo, a la espera de que en la siguiente ocasión puedan cantar gol. Tal vez en Francia, con el Front National que lidera las encuestas para las presidenciales de 2017. Y mientras, a consolidar lo ya ganado: los gobiernos ultraconservadores de Polonia o Hungría, y los muchos representantes regionales y municipales, alcaldes incluidos.
En el caso de España, durante cuatro décadas hemos presumido de ser la excepción europea, sin partidos ultras de importancia, gracias al PP: allí se refugiaba el votante más extremo, lo que dejaba sin espacio a otras opciones. Ese era, nos decíamos, el gran servicio que el PP prestaba a la democracia española.
Sin embargo, el extremismo que coge fuerza en Europa no es nostálgico, sino desmemoriado. No mira a los nazis de antaño, con los que intenta marcar distancia (matando al padre incluso, como Marine Le Pen), sino que propone un rostro moderno, amable, joven, con lenguaje del siglo XXI. Y sinceramente, creo que no estamos fuera de peligro.

lunes, 23 de mayo de 2016

Derrota in extremis al fascismo


Pocos motivos para la alegría. Solo un suspiro ocasional 
por ver cómo, por esta vez, nos hemos librado.

La extrema derecha nunca ha desaparecido, 
ni en Austria ni en muchos puntos de Europa y ahora, 
con problemas sociales que utiliza como caldo de cultivo 
extiende su poder de manera alarmante.

El aumento del populismo de izquierda y de derecha 
esquina a las dos grandes familias políticas europeas que, 
si no saben reaccionar con carácter de urgencia, 
podran ver cómo tiempos pasados vuelven al presente 
con la violencia y el terror que conllevaron entonces.

Por otra parte, el empate técnico en votos 
no da motivos a corto plazo para la esperanza. 
Mas bien al contrario.
Habiendo ganado en una situación tan endeble, 
en pocos meses se le puede volver todo en su contra 
y vernos allí, en aquel pedazo de Europa, 
en una situación peor que la actual.

Y si no te gusta, ... ¿Pa que vas?

Ayer ví la final de la Copa. Y al margen del juego y de los favoritos hubo dos cosas que no me resisto a dejar de comentar.

Me gusto el arbitro. Solo expulso a tres, pero ayer quedó demostrado que en casi cualquier partido, si se aplica el reglamento, cualquier equipo puede acabar con ocho jugadores tranquilamente en cada partido.

Y el segundo elemento, "simpático y llamativo" fue una señora de rosa que, cada vez que le "enchubaba" la cámara mostraba su permanente cara de aburrimiento y hastío. Indagando he descubierto que se trata de la esposa del presidente de la RFEF, la mujer de Villar. Estuvo todo el partido en "momento siesta prolongada". Villar, ¡no la tortures más!.

domingo, 22 de mayo de 2016

Hoy vivimos un partido mágico.


Tras el partido:
Sin duda, lo ha sido. Especialmente singular.

El equipo ha controlado todo el partido,
excepto el último segundo.
Los demás resultados acompañaban.
El minuto 31 ha sido especial.
Pero el último segundo nos ha dejado helados.
Y la sospechosa alegría zaragozana, sorprendidos.
Se acabó el sueño. 

Europa queda fuera se nuestro alcance.
«El mago se va, esperemos que su magia de quede».

No serán los comunistas, ni Colau, ni el odio a España lo que acabe con los toros. Aunque los toreros se empeñen en alardear de que los matan en las plazas, los toros se están muriendo de anacronía y de viejos

Dentro de un tiempo, los toros serán como fumar en el ascensor, no tener móvil o dejar a los niños jugar solos en la calle: un anacronismo.
Imagen y texto de eldiario.es/zonacritica/Erase-vez-toros
Haremos una hoguera y contaremos a los jóvenes que en España había coliseos. Dentro se soltaba un toro de lidia, de una especie extinta que crecía y vivía solo para ser toreada. Por eso se dice 'no me torees', viene de toro. Y los más jóvenes del lugar no harán ni una mueca y quedarán inmunes e indolentes al fracaso y extinción de la raza y la fiesta. Seguirán curiosos el relato de aquella celebración nacional primitiva, cuando les contemos que había un caballo ciego, sombreritos de plato, un traje de hilo de oro y algunos dardos. Si ven vídeo o una foto, seguramente harán un gesto superficial de asco.
La prohibición de matar al Toro de la Vega es un logro –en este caso del PP– pero sobre todo es un mérito de escucha. Lo estamos diciendo hace tiempo: hasta aquí, hemos cambiado, no somos eso. Estamos preparados para masticarnos las costumbres. En Tordesillas sin embargo siguen sordos y montan un pleno y un lío porque les quitan su fiesta. Para más broma ha tenido que venir una res para que PP y PSOE se pongan de acuerdo en algo: recurrir la decisión para poder matar a su no tan querido Toro de la Vega.