Google+

sábado, 10 de septiembre de 2016

Hay que cerrar la Organización Trump

Hay que cerrarla ya.
Últimamente, el lema del Washington Post, de USA Today y del Wall Street Journal-entre otros medios de comunicación- es que hay que cerrar la Fundación Clinton.
El argumento es que, aunque no existan irregularidades, la Fundación Clinton se les antoja una herramienta de influencia improcedente en caso de que Clinton sea presidenta.
Según las redacciones, si Hillary Clinton llega a la presidencia, no importa que Bill Clinton afirmara que dejaría la Fundación o que la Fundación en sí no aceptaría donaciones del extranjero.
Manifiestan que la mera existencia de la Fundación, a día de hoy, como empresa de Clinton no confirma a los estadounidenses que gobiernos extranjeros u otros interesados en fines lucrativos no estén comprando acceso y futuras leyes favorables en la empresa.
Ahora, hablemos de la Organización Trump.
¿Hay que cerrarla?
Nuestras queridas columnas de opinión no han hablado nada de la cantidad de dinero que recibe la Organización Trump de entidades extranjeras.
Ni una palabra de la irregularidad que supone que un candidato a presidente siga con un negocio que se basa en acuerdos extranjeros con Gobiernos extranjeros.
El pasado fin de semana, el New York Daily News descubrió que Donald Trump ha hecho muchos negocios y ha ganado mucho dinero con el Gobierno de Arabia Saudí.
Estamos al tanto de que la Organización Trump gana mucho dinero gracias a sus complejos hoteleros de Dubai y de Panamá, y de que tiene importantes proyectos para desarrollar en Turquía, en Bali y en Filipinas.
Sabemos que Donald Trump ha afirmado que "los rusos forman una representación desproporcionada en muchos de nuestros activos. Mucho dinero viene de Rusia".
¿Cómo se supone que el origen de ese dinero va a hacer que los estadounidenses confíen en que Donald Trump no esté vendiendo acceso y futuras leyes favorables a cambio de dinero?
En su defensa, Trump dijo que se desvincularía de la empresa si sale elegido presidente, igual que los Clinton.
Dejará que sus hijos tomen las riendas.
Si os creéis que Donald Trump no tiene ni idea de quién invierte o no en la empresa que preside, tengo preparado un título de la Universidad Trump para vosotros.
Está claro que hay una diferencia importante entre el dinero que puede obtener la Fundación Clinton si Hillary gana las elecciones y el dinero que puede recibir la Organización Trump si Donald llega a la presidencia.
El dinero de la Organización Trump iría directamente a la cuenta de la familia de Donald Trump, mientras que el dinero de la Fundación Clinton nunca ha llegado, ni llegará, a la cartera de los Clinton.
Si Trump gana las elecciones, su empresa seguirá llegando a acuerdos con Gobiernos extranjeros y nacionales, desarrolladores nacionales, licenciados y con extranjeros. Pero, al contrario que los Clinton, Trump seguirá obteniendo un beneficio de esos negocios.
¿Hay un conflicto de intereses?
Yo diría que sí.
¿Qué decís a eso, Washington PostWall Street JournalUSA Today y el resto de medios que exigen el cierre de la Fundación Clinton? Es hora de hablar de esto, ¿no?
¿Qué dicen los expertos? ¿La situación es lo suficientemente mala como para decir...
La Organización Trump: Hay que cerrarla?
Este artículo que lo he leído en el blog de Eric Schmeltzer, fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

Entonces discrepar se pagaba con la muerta. Y treinta años después, algunos todavía mantienen el miedo a discrepar y defender sus opiniones sin miedo a la marginación.

María Dolores González Katarain, más conocida como 'Yoyes', recogió en un diario sus reflexiones y temores más profundos tras dar un paso que la marcaría para siempre: abandonar ETA. Lo comparaba con un marido al que la mujer ha dejado pero que, mientras no todo el mundo lo sabe, mantiene la esperanza de que ella vuelva. Desgraciadamente cuando la banda se dió cuenta de que la decisión no tenía vuelta atrás, al estilo de los mas dramáticos casos de rupturas matrimoniales, y al grito de "o eres mía o de nadie", ETA la asesinó.

Renegar del uso de la violencia con fines políticos y hacerlo de forma pública, pese a que su deseo era cortar con su pasado de forma discreta, le costó la vida y sirvió a la organización terrorista para frenar cualquier intento de seguir sus pasos a otros militantes.

El 10 de septiembre de 1986, tal día como hoy hace 30 años, los que fueron sus compañeros en la banda terrorista durante más de una década la asesinaron en su pueblo natal, Ordizia, delante de su hijo, Akaitz, de tres años. 

La valentía que demostró 'Yoyes' en una época en la que las víctimas de ETA se contaban por decenas contrasta con el escenario que vive hoy Euskadi. 

Y aunque la banda se resiste a autodisolverse y diga mantener una tregua, según dicen "definitiva", y con una apuesta por la sección más importante de la izquierda abertzale tradicional por las vías pacíficas, desgraciadamente podemos observar todavía como en ese mundillo una parte importante del mismo se resiste a condenar los asesinatos que se cometieron.

Entonces, dejar las armas se pagaba caro. Ahora se puede afirmar con rotundidad como el paso de los años no ha hecho más que darle la razón. Esperemos que a los que todavía les cuesta hacerlo no tarden otros 30 años más.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Euskadi, una de cal y otra de arena

Por un lado, la ciudadanía vasca "seguimos ocupándonos más de lo anodino que de lo fundamental. Nos satisface que los parámetros que definen nuestra crisis sean más llevaderos que los que definen las de otras regiones españolas. He ahí nuestro júbilo. Nos repetimos que somos los mejores en lugar de ser realistas y repetirnos que somos los menos malos".


Y por otro lado, vemos cómo "el Estado camina hacia las terceras elecciones, y bueno será que copie de cuanto ha venido aconteciendo en Euskadi. Bien sé que el alcance no es el mismo y sé que no es lo mismo lo que se juega en unas elecciones o en otras, pero las actitudes ante los nuevos tiempos sí lo han de ser. He llegado a este punto en el que exhorto a todos los que negocian el nuevo gobierno para España a que lo hagan con la predisposición con que han solido hacerlo los líderes vascos. Ya sé que nada es igual, pero nada es tan diferente… y mucho menos opuesto".


jueves, 8 de septiembre de 2016

Otegi, los mitos violentos y la Euskadi laxa

La historia, escribió un escéptico, no castiga ni retribuye. No imparte justicia, la historia simplemente juega a los dados. Y en Euskadi, los dados caen ahora a favor de echar al olvido el terror pasado, y con él a todos sus protagonistas.
No les voy a pedir que sigan mi consejo. ¡Haya ellos!. Pero el error que está cometiendo Bildu en insistir con la figura de Otegi por todas partes me parece un error de libro.
"La cara de Otegi no vende ya en unas elecciones porque para la sociedad vasca es la cara del comando y del agrio discurso de justificación de aquellos asesinatos que todos quieren olvidar. Forma parte de un mundo que ya no está de moda para los nuevos centristas laxos, que prefieren la figura y los discursos de Pablo Iglesias. Aunque sea 40 años tarde, los amplios restos de la izquierda revolucionaria vasca parecen encontrar una vía política de expresión distinta de la de la sumisión a la sabiniana radical y sus mitos violentos" (J.L.Soroa en El Pais).

Euskadi, el País de los "centristas laxos".

Con este marco de prosperidad en el que vivimos parece congruente que se vayan abandonando las posiciones políticas rupturistas del marco constitucional. Hay poco que ganar (salvo para los irredentos insaciables) y mucho que perder en exigir cesuras que, como demostró Ibarretxe, fracturan a la sociedad vasca realmente existente. 
Se hace mayoritario un tipo de elector que, mientras mantiene una genuflexión formal ante el nacionalismo políticamente correcto y sus tics identitarios, prefiere apoyar políticas incrementalistas dentro del marco actual. 
Utilizando un acertado concepto de Ramiro Cibrián (Nacionalismo, violencia política y la ciudad democrática) cada vez es mayor la masa de “centristas laxos” en el eje de confrontación nacional, unos electores que se sienten subjetivamente binacionales y que se mantienen más bien equidistantes en cuanto a la violencia pasada, y poco motivados para emprender aventuras secesionistas. 
Los recién llegados, las élites políticas de Podemos, son un buen ejemplo de ello: hacen la reverencia obligada al derecho a decidir pero no lo consideran tema importante.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

José Manuel Soria no renuncia. Más bien le fuerzan a renunciar.

Es la cabeza que cae para salvar a quienes más han mentido en esta ocasión: Luis de Guindos y Mariano Rajoy. 
Fue el ministro de Economía quien defendió que nombrar a cualquier otro “habría sido ilegal”. 
Fue el propio presidente del Gobierno quien aseguró que había ganado “su plaza en un concurso público”.  
Ninguno de los dos decía la verdad y es la evidencia de estas mentiras lo que ha provocado que el exministro de los Papeles de Panamá pierda este chollo en el Banco Mundial.

En definitiva :
Soria se va, pero ...
De Guindos y Rajoy se quedan
aunque ...
¿No deberían dar también un paso atrás?

¿Renunciar a un cargo? ¿Estamos locos?


martes, 6 de septiembre de 2016

El partido más votado tiene el candidato más vetado

Ante la posibilidad de unas terceras elecciones, Felipe González ha apuntado que sólo una abstención del PSOE o una salida de Rajoy podrían desbloquear la situación. Obvio.

Y parece que cada vez suena con mas fuerza la posibilidad de que tras las elecciones vasco/gallegas podría suceder que el PP presentara otro candidato a una nueva investidura. 

La gran paradoja que vivimos es que el PP es el partido más votado, dentro de que la minoría es insuficiente, pero su candidato es el más vetado. No sólo por las fuerzas políticas, sino dentro de su propio electorado. 

Otra vez muchas personas de origen subsahariano han vuelto a ser noticia por "conseguir" saltar la valla de Melilla que separa España de Marruecos.


lunes, 5 de septiembre de 2016

España, tropecientos, Liechtenstein, nada. ¡Qué buenos son!

Cuando un país tiene más de 1.257 veces más habitantes, y en consecuencia, 1.257 veces más deportistas, más futbolistas, y posiblemente, más futbolistas de élite, alardear de ganarles suena poco ético y poco serio.

España ha ganado 8-0 a Liechtenstein, un micro-Estado "soberano" que nació en los tiempos del Sacro Imperio Romano Germánico

¿No os suena ridículo que se dé por normal una "lucha" tan desproporcionada?

"Hay algo muy bello en ver a los pobres aceptar su suerte, sufrirla como la pasión de Jesucristo —dijo la madre Teresa—. El mundo gana con su sufrimiento".

Por eso, quizás, la religiosa les pedía a los afectados por el famoso desastre ecológico de la fábrica Union Carbide, en el Bhopal indio, que "olvidaran y perdonaran" en vez de reclamar indemnizaciones. Por eso, quizás, la religiosa fue a Haití en 1981 para recibir la Legión de Honor de manos de Baby Doc Duvalier —que le donó bastante plata— y explicar que el tirano "amaba a los pobres y era adorado por ellos". Por eso, quizás, la religiosa fue a Tirana a poner una corona de flores en el monumento de Enver Hoxha, el líder estalinista del país más represivo y pobre de Europa. 
Si alguien creía que todo en la madre
Teresa es digno de una santa,
el escritor Martín Caparrós,
después de visitar su tierra natal,
se explaya en el lado malo de la mujer buena

que el mundo creyó conocer.
Pero quizá no fue por eso que salió a defender a Charles Keating. Keating era un buen amigo de los Reagan —que recibió a la religiosa más de una vez— y uno de los mayores estafadores de la historia financiera norteamericana: el fulano que se robó, por medio de una serie de maniobras bancarias, 252 millones de dólares de pequeños ahorristas. Keating le había donado a la religiosa 1.250.000 dólares y le solía prestar su avión privado. Cuando lo juzgaron, la religiosa mandó una carta pidiendo la clemencia del tribunal para "un hombre que ha hecho mucho por los pobres". Fue enternecedor. Pero cuando el fiscal le pidió que devolviera la plata que Keating le había dado —robada a los pequeños ahorristas—, la religiosa no se dignó contestar nada.
Decimos un Quijote cuando queremos hablar de un héroe destartaladamente franco; decimos un Craso cuando tratamos de definir a alguien riquísimo; decimos —desde hace unos años empezamos a decir— una madre Teresa cuando queremos significar que alguien es realmente bueno. Y así ha quedado registrada en nuestra cultura la señorita también llamada madre, amiga de tiranos y estafadores, militante de lo más reaccionario, facilitadora de la muerte. 

domingo, 4 de septiembre de 2016

VETEN A JOSÉ MANUEL SORIA EN EL BANCO MUNDIAL

El exministro José Manuel Soria no es digno de representar a España en el Banco Mundial.
Fue obligado, en abril de 2016, a dejar el Gobierno y el escaño del Congreso tras aparecer involucrado en el caso de los Papeles de Panamá y mentir reiterada y descaradamente al pueblo español.
A pesar de su despreciable comportamiento, nuestro Gobierno en funciones (un Gobierno provisional) insiste en que Soria represente a España como Director Ejecutivo de un organismo público, financiado por los contribuyentes, como es el Banco Mundial.
Si un mentiroso y un corrupto no es digno de representar a España dentro de nuestro país, aún menos debe serlo fuera.
No es habitual el veto al representante designado a dedo por el Gobierno de un país, pero en este caso concurren sobradas razones para que el Banco Mundial vete a este ignominioso candidato.

Soria, Rajoy y el ciudadano medio