Google+

sábado, 10 de diciembre de 2016

Día de los Derechos Humanos

es.wikipedia.org/wiki/DD.HH.

El Día de los Derechos Humanos se celebra todos los años el 10 de diciembre. "Se conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos


¡Defiende hoy los derechos de los demás!
El Día de los Derechos Humanos se celebra todos los años el 10 de diciembre. Se conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En 1950, la Asamblea adoptó la resolución 423 (V), invitando a todo los Estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos.
Este año, el Día de los Derechos Humanos es una llamada a todos para defender los derechos del otro. Es responsabilidad de todos defender los derechos humanos. Cada uno de nosotros debe tomar una posición. Un paso adelante y defender los derechos de un refugiado o migrante, una persona con discapacidad, una persona LGBT, una mujer, un indígena, un niño, un afrodescendiente, o cualquier otra persona en riesgo de ser discriminada o sufrir algún acto violento.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Cuando las urnas no sirven para decidir y se usan para castigar

Después de años en que lo votado no ha servido para gran cosa y lo importante no se ha votado, normal que cuando te invitan a otra "fiesta de la democracia" vayas en plan destroyer. 

Vaya con la "fiesta de la democracia", qué resacones deja en Europa últimamente. Cada vez que se abren las urnas, los gobernantes contienen la respiración y preparan tiritas y analgésicos para el día siguiente. Da igual que sea un referéndum sobre Europa o una reforma constitucional, unas elecciones municipales o en un land alemán: ahí llegan los ciudadanos con la papeleta entre los dientes.

Pero en todos los casos se oyen los mismos lamentos en la noche electoral: voto del malestar, populismo, antisistema, rechazo a Europa y la globalización, contra el establishment… Otra fiesta de la democracia que termina con la discoteca destrozada.

El problema europeo no es solo el euro, la deuda, la soberanía, la pérdida de derechos, la desigualdad o el deterioro de las condiciones de vida. La crisis europea es también, y sobre todo, una crisis de la democracia: en la última década las urnas no han servido para gran cosa.

Cuando hemos elegido un gobierno, este incumplió sus promesas nada más llegar. Y cuando las cumplió, acabó acorralado por "los mercados", obligado a rectificar o directamente derribado. También hemos visto gobiernos que nadie votó (en Italia el último primer ministro elegido en urnas fue ¡Berlusconi!), tecnócratas respaldados por Bruselas. 
Tampoco nos llamaron a las urnas para las grandes decisiones de los últimos años, ni europeas ni nacionales: rescates bancarios, reformas estructurales, recortes, cesiones de soberanía, cambios constitucionales (nuestro agosteño artículo 135)… Ninguno de esos cambios fundamentales mereció una fiesta de la democracia.
Después de años en que lo votado no ha servido para gran cosa y lo importante no se ha votado, normal que cuando te inviten a otra fiesta vayas en plan destroyer. Si mi voto no sirve para decidir, por lo menos servirá de castigo.

La democracia se ha convertido en un deporte de riesgo por falta de ejercicio. Si votásemos más a menudo, y sobre todo si nuestro voto tuviese consecuencias, no necesitaríamos usar el voto como pedrada, y podríamos discutir en serio y a fondo el Brexit, la reforma constitucional o las propuestas de unos y otros en elecciones municipales, regionales o estatales.


Si el voto sirviese, sería solo eso, un voto, nada más y nada menos, y no un corte de mangas.

jueves, 8 de diciembre de 2016

El rapero bilbaíno Gransan dedica un tema al RETAbet Bilbao Basket

El rapero bilbaíno Gransan presenta su nuevo videoclip titulado "Men in Black", producido, mezclado y masterizado por Sendy (Doble o Nada) y acompañado, como ya hizo en "La Capital del Mundo", por Sweet Ross en el estribillo. El tema ha sido grabado en Expalding 65 y formará parte de su nuevo disco "Subterráneo", que verá la luz en pocos meses, y es canción oficial del Bilbao Basket. El video ha sido grabado y editado por Cristina Dominguez(Lemon Seed).

¿Qué celebramos hoy?

Parece razonable que las fiestas que se celebren oficialmente en un país sean en principio laicas y asumibles por la mayoría de una ciudadanía que, oficialmente, se autorreconoce respetuosa con las religiones pero por encima de ellas.

También parece razonable que celebremos la Constitución que nos une a todos, pero resulta cuestionable que tengamos que celebrar la concepción "inmaculada" de una mujer, un dogma para quienes así lo creen, que consideran que es irrebatible y cuya duda puede suponer motivo de excomunión de su Iglesia. Y a los demás ¿Qué más nos dá?

Una mujer que tenía que cumplir el papel de ser la madre de Jesús, pero que no podía ser portadora del "pecado original", aquel con el que nacen, según los que se consideran católicos, apostólicos y romanos, todas las personas, por la falta que ocasionó la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, es decir, comer de la fruta prohibida desobedeciendo el mandato de Dios. ¡Toma ya! Y a los demás ¿Qué más nos dá?

Bueno, eso es lo que quieren que celebremos hoy. Lo creamos ... o no. Yo no digo que tengamos que tener una fiesta menos al año. No. Ahora bien, suena mas razonable, en mi opinión, celebrar el día de la amistad, del amor, incluso de lo bonito que es hacer el amor, antes que esa visión pecaminosa del amor entre dos personas llevándolo al ridículo del pecado y de la manzana.

Por cierto, toda esa gente que el martes quería trabajar porque no creía en la Constitución democrática ... ¿No va a decir hoy nada porque cree en la Purísima Concepción? ¡Ja, Ja, Ja!

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Puentes, acueductos, fiestas laicas, religiosas y racionalidad.

En esta semana de posibles puentes, acueductos y diferentes posibilidades de crear calendarios autonómicos, regionales, provinciales, locales, por centros educativos, empresariales, etc, etc, ... conviene recordar la posibilidad de racionalizar una realidad que a cualquier cuerdo le parece cuando menos chistosa y/o simplemente absurdo.

-Que las fiestas que toquen en lunes, martes y/o miércoles, se celebren el lunes y que las correspondientes a jueves viernes, sábados o domingos lo hagamos el viernes.

-Que, por ejemplo, en vez de celebrar el 6 de diciembre, celebremos la Constitución el primer lunes de diciembre. 

-Lo de las fiestas religiosas, si hay que seguir haciéndolo por imperativo legal, que se sigan criterios similares y se "trasladen" a lunes o viernes, puesto que ni la concepción inmaculada, ni la ascensión, ni ninguna otra fecha religiosa tiene otra tradición que la imposición de sus autoridades. Ejemplo, la de mañana.

Incluso la fecha del 24 y 25 de Diciembre, Navidad cristiana, y que representa el solsticio de invierno científico, laico y que tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre debería de ajustarse a ese "nacimiento de la luz" que todos celebramos, y que nos daría igual si lo hacemos el lunes o el viernes más próximo.





martes, 6 de diciembre de 2016

La Constitución. Tanto que hacer. Tanto que mejorar.


Habiéndose retornado al terreno de lo pragmático, "casi" todo puede ser posible, incluso la reforma de lo que hoy se celebra.

La política ha abandonado en nuestro país con la llegada del otoño y el nombramiento de Rajoy, de nuevo, como Presidente de Gobierno, el campo de las disputas ideológicas, tan irreconciliables como inútiles, y ha retornado al terreno del arte de lo posible, de lo pragmático y de lo creíble.

Los hallazgos de Pedro Sánchez –el antológico «no es no» y el memorable descubrimiento de «las derechas con las derechas y las izquierdas con las izquierdas»–, han dado paso a que el PSOE pacte con el PP en Madrid y con el PNV en el País Vasco, en donde sus mismos partidarios han encontrado la fórmula de mezclar lo que parecía el agua con lo que parece el aceite.

Y nos quedan aún nuevas metas, retos que fueron imposibles y ahora pueden ser reales. Me refiero al pacto por la Justicia, al pacto por la Educación y, puede que incluso, a la reforma de la Constitución.

No hay mal que por bien no venga. No hay mal tan malo del que no resulte algo bueno y si se consiguen acuerdos de amplia mayoría de los que nadie, en principio, se desmarque por mera estrategia electoral, a lo mejor ...

lunes, 5 de diciembre de 2016

A la prelatura católica le falló la previsión del Porvenir.

Con el mutis de su presidente Ángel Ron, declinan casi 60 años de un singular poder temporal del Opus Dei, entidad integrada en la Iglesia Católica, en "su" entidad financiera por excelencia. Entiéndase prelatura como entidad preferida en relación con el resto del clero.
El Popular era el único banco en que tanto el cogollo de la cúpula dirigente como el paquete de control de su capital (casi un 10% sindicado) militaban en esa prelatura personal.
Con éxito indiscutido: tres veces fue considerado como el banco más rentable del mundo. La decadencia llegó al degenerar el modelo e implicarse tarde, mal y masivamente en el riesgo del ladrillo. 
Los epígonos de los Valls se jugaron el banco. Y seguramente el singular poder temporal a él asociado: depende de dónde desemboque. 
Falló la previsión del Porvenir.