Google+

viernes, 20 de octubre de 2017

28-Enero. Elecciones catalanas

Pues ya tenemos otra fecha que en breve se nos hará familiar. Cerrado el acuerdo entre PP y PSOE.

Parece que a Puigdemont le quedan dos opciones. Las convoca él o se las convoca la "oposición". Conociendo al personal no me atrevo a asegurar quién será.

jueves, 19 de octubre de 2017

Rajoy pensativo: ¿Vereda o ... ?

Si el Tribunal Constitucional
ha tumbado todas las leyes en las que 
ha basado las locas ensoñaciones
y su marcha contra historia
del Sr. Puigdemont,
que nadie se pregunte 
dónde vamos a parar,
porque lo que urge 
es parar a Puigdemont.
No le duelen prendas,
tiene el papel de mártir asumido,
pero sería un error que lo consiguiera.
Tendremos que evitarlo.
Y como nos escribe
 Alcántara en Vocento
habría que meterlo en vereda,
reconducirlo al camino.
Mejor eso que meterlo en la cárcel.

Parece que a Rajoy
sólo le quedan las dos opciones.
Vereda o cárcel.
Con la primera ha fracasado.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Fuego


Difícil de explicar lo que siente cualquier persona razonable 
al ver la naturaleza arder, las personas morir, 
la vida desaparecer... de manera tan absurda.

Los pirómanos, esos seres repugnantes, los peores terroristas, 
que aniquilan la vida en todas sus formas, incluida la humana...
personas que mueren quemadas en sus vehículos, 
animales quemados vivos y bosques llenos de vida 
convertidos en cenizas, esa es vuestra obra...
la obra del mal en su máxima expresión... 

Solo les pararemos cuando los políticos,
decidan aplicarles la ley más dura posible, 
se les tiene que tratar como terroristas, lo que son.

Mañana, otra vez, otro día D.


martes, 17 de octubre de 2017

A vueltas con los políticos presos que no son presos políticos.

Los líderes de la ANC y de Òmniun no han sido enviados a prisión por sus ideas, sino por un delito de sedición previsto en el Código Penal de una democracia avanzada como España.No existe una definición universal aceptada para “preso político”, aunque podría ser descrito como una persona arrestada por sus actividades políticas, especialmente si son críticas o muestran oposición a un Gobierno no democrático. 

Pero para avanzar en el tema, recordemos que presos políticos reconocidos por todos fueron:
. Nelson Mandela: fue encarcelado a principios de los sesenta por "conspiración contra el Gobierno"; en realidad, por movilizarse contra el apartheid que sumía en la miseria a la raza negra en Sudáfrica. Casi treinta años entre rejas. Tras ser liberado, se convirtió en el primer presidente negro de su país.
. Václav Havel: burgués, dramaturgo de éxito. Nacido en la República Checa. Puso en juego su éxito para defender los Derechos Humanos y criticar la censura previa ejercida por el régimen comunista, lo que le llevó a ser sucesivamente encarcelado.
. Martin Luther King: símbolo de la defensa de los derechos del colectivo afroamericano en los Estados Unidos. Activista también contra la desigualdad y la Guerra de Vietnam, entre otros asuntos. Llegó a elegir la cárcel a modo de protesta, otras veces no le quedó más remedio. Fue asesinado en abril de 1968.
. Mahatma Gandhi: dirigente más destacado del movimiento de independencia indio. Combatió al ejército británico con huelgas de hambre y una desobediencia civil no violenta. Fue encarcelado en varias ocasiones. Poco tardó en convertirse en héroe nacional.

Tampoco creo que sea difícil consensuar que los que siguen a continuación son algunos de los pocos políticos presos:
. Luis Bárcenas: tesorero y senador del Partido Popular. En junio de 2013, el 
juez Ruz decidió su ingreso en prisión incondicional por su implicación en la trama Gürtel y la aparición de la contabilidad B del PP. El magistrado rechazó ponerlo en libertad por encontrar riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. En enero de 2015 fue puesto en libertad después de que su familia aportara 200.000 euros de fianza.
. Ignacio González: presidente de la Comunidad de Madrid entre 2012 y 2015, sucesor de Esperanza Aguirre. A mediados del pasado abril, fue detenido por su implicación en la operación Lezo. Permanece en prisión desde entonces.
. Francisco Granados: consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid entre 2008 y 2011. Estuvo en prisión entre el 31 de octubre de 2014 y el 14 de junio de 2017 por su implicación en el caso Púnica.
. Gabriel Urralburu: presidente del Gobierno de Navarra entre 1984 y 1991. Fue condenado a 11 años de cárcel tras el descubrimiento del caso Roldán. En 2001, el Supremo rebajó a 4 la condena. Se le concedió la libertad condicional en 2003.

Son muchos los que faltan en este último grupo, pero por centrarnos en el tema catalán, aquí deberían de estar, siempre presuntamente, también los Pujol, y alguno "Más" de su entorno, simplemente por robar, por ser políticos que han robado descaradamente a la hacienda pública y a su comunidad. Estos, por mucho que insistan algunos de sus seguidores, nunca podrían ser denominados presos políticos, serían lógica y simplemente políticos presos.

La pelota en el tejado de ...

lunes, 16 de octubre de 2017

Lamentablemente, todo sigue "parecido".

Baja muy poco el PP
Sube muy poco el PSOE
Sube "algo" Ciudadanos.
¡¡ Como si durante este tiempo no hubiese pasado nada !!

Forges lo expresa un más claro. Y seguimos igual.

domingo, 15 de octubre de 2017

El “procés” y el sindicalismo catalán

Uno de los éxitos más determinante del discurso del independentismo en Catalunya ha sido el haber conseguido que también algunos sectores de la izquierda y del sindicalismo en Catalunya hayan hecho suyo la repetida idea que “Lo nacional y lo social van unidos”, como si fuera un axioma que significa que "no hay solución a los problemas sociales sin independencia". Así lo han venido repitiendo los principales líderes del movimiento independentista y así lo expresa también, con meridiana claridad, el MANIFIESTO de Sindicalistes de CCOO per la Independència i la República Catalana cuando afirma “la independència de Catalunya i la construcció de la República Catalana és l’única solució per aconseguir una societat méjusta, socialment progressista i lliure”. 
nuevatribuna.es/opinion/quim-gonzalez-muntadasl
Es un mensaje potente y eficaz que se repite desde todos los sectores ideológicos, sean ultra liberales o antisistema, que apuestan por la independencia. Ha servido para arraigar la idea en gran parte de la sociedad catalana, de que la esencia de los problemas sociales que padecemos y su solución se explica principalmente partiendo de dónde se ejerce el gobierno. Y no por el ideario de las políticas que se aplican. Dicho de otra manera, nos dicen que lo esencial no es si el gobierno es de derechas o de izquierdas, progresista o conservador. Así, dicen, lo determinante es si gobierna desde la Plaza Sant Jaume o desde la Moncloa. 
Lo que explica, que durante estos últimos años el eje sobre el que ha girado la discusión y la movilización social en Catalunya, también por una parte de la izquierda catalana y de las organizaciones sindicales, haya sido el conflicto territorial, respondiendo a la idea de que “lo nacional primero y lo social después”. Y ha servido para reafirmar la tesis del nacionalismo entre amplios sectores de la clase trabajadora: “sin independencia, nuestros males no tienen remedio”.
Esta tesis ha permitido a la derecha nacionalista, que ha gobernado durante décadas Catalunya, diluir su responsabilidad de los déficits que padecemos en aquellas materias de las que ha tenido plena responsabilidad por estar transferida sus competencias.
Constituye un grave error aceptar, desde una parte del sindicalismo y la izquierda, que "no hay solución a los problemas sociales sin independencia”. Es aceptar la falacia del enemigo externo común y afirmar que los déficits que padecemos nosotros (Catalunya) son a causa de ellos (España), en lugar de responsabilizar a las injustas políticas económicas y sociales que han compartido el Govern de Catalunya y el Gobierno de España y que provocan un reparto injusto de la renta y la desigualdad de oportunidades.
Esperemos que el sindicalismo catalán evite cometer ese grave error, por el bien de los valores e intereses que representa, de subirse, o dejar que le suban, al árbol equivocado de la independencia para evitar que nos pille el toro verdadero que son los problemas sociales.
Vienen jornadas trascendentales que reclaman a las dos grandes organizaciones sindicales de Catalunya, CCOO y UGT, acierto y claridad en sus planteamientos y valentía para defender su autonomía. 

Un sueño de Puigdemont


sábado, 14 de octubre de 2017

«Eres la vergüenza de Catalunya. Por las barbaridades que dices no mereces ser catalán. En el país nuevo no te querremos»


Creo que la última declaración de PIMEC 
refleja lo que piensa mucha gente: 
hay que respetar la legalidad
pero sin enterrar los sentimientos
El problema es cuando la emoción 
-que siempre acompaña a la política- 
se convierte en irracional 
y degenera en fanatismo.
¿Está pasando ahora? 

El pasado viernes nos impactó 
un tuit de G.N.F. que, en catalán, 
se dirigía así a Joan Manuel Serrat
«Eres la vergüenza de Catalunya. 
Por las barbaridades que dices 
no mereces ser catalán. 
En el país nuevo no te querremos». 

Ya sabemos que un tuit es solo un tuit… 
pero ayuda a su compañero. 
Y los ataques a Serrat dejan entrever 
un 'apartheid' político-cultural de la peor especie. 

Si le humillan a él, 
¿qué puede temer el ciudadano anónimo, 
sospechoso de españolismo, 
de algún grupo de hiperventilados?

Políticamente hablando, este fin de semana va a ser muy largo

Parece claro que terminado el fin de semana en el que estamos, si el insensato Puigdemont no rectifica, el Gobierno intervendrá la autonomía de Cataluña. 

De momento, al día de hoy, lo único que podemos confirmar, se ha producido el milagro: Rajoy y Sánchez, que se llevan a matar, han decidido compartir la cama a condición de no empujarse. Incluso han convenido no agolparse a la salida, ya que todo debe ir por su desorden previsto mientras Junqueras ya descarta la solución de convocar elecciones. Algunos carteles son esperanzadores: «Cataluña sí, España también», pero el plazo se agota antes que la paciencia. 

El Gobierno intervendrá la autonomía de Cataluña y Rajoy, que es lento, «como un diccionario abierto por la palabra tortuga», debe abrir ventanas para que se escapen los que huyen, sin que tengan que saltar.

En cualquier caso, políticamente hablando, este fin de semana va a ser muy largo y vamos a escuchar "aparentes posiciones definitivas radicalmente contradictorias". Al tiempo.

viernes, 13 de octubre de 2017

"Reflections'' del Guggenheim Bilbao

Excelente trabajo el que presenta el museo bilbaíno a toda la gente que estos días disfruta de Bilbao. El relato visual que hasta hoy tomará forma en la fachada ha sido un homenaje a la creatividad de la ciudad. 

Empieza con un guiño al pasado industrial de Bilbao, con imágenes y ruido de cadenas, y acaba con una hermosa danza de colores. 

Mientras, las luces crean juegos con las grandes obras que se encuentran fuera del edificio: El gran árbol y el ojo de Anish Kapoor, y Mamá, la araña gigante de Louise Bourgeois, arrojan su sombra en las paredes, y la enorme mascota colorida Puppy, de Jeff Koons, esparce flores. 

Merece la pena acercarse. Pero si no puedes, he aquí el vídeo completo.


Quiero creer que hay motivos para el optimismo.

eldiario.es/escolar
¿Podríamos estar mejor? Sin duda. Pero también es indudable que podríamos estar mucho peor. La crisis de Estado sigue abierta en Catalunya. También están abiertas unas heridas profundas en la convivencia que tardarán mucho tiempo en cicatrizar. Sigue sin resolverse el problema de fondo: esos dos millones de catalanes que se quieren marchar, y que España parece incapaz de ilusionar. Pero en los últimos días, contra todo pronóstico, hemos bordeado un terrible abismo sin que nadie se haya tirado por él.

Hay quienes creen que solo se entiende lo ocurrido si hay mediadores que han trabajado discretamente con ambas partes para abrir esta salida. ¡Ojalá tengan razón!


jueves, 12 de octubre de 2017

Para evitar sospechas malévolas, ¡Qué bonito sería que todos los que hoy desfilan y celebran firmasen este documento :

Que se ilegalicen las organizaciones
que hacen apología del franquismo
La Fundación Nacional Francisco Franco es una entidad que tiene entre sus objetivos la "proyección del ideario" del dictador"sobre el futuro de la vida española", "enaltecer la figura de Franco" y "preservar su legado". Además, recibió casi 150.000 euros en subvenciones entre 2000 y 2003.
Varios partidos consideran que debería ilegalizarse por "promover el odio" y "atentar contra la dignidad de las víctimas". Los represaliados por el franquismo comparten esa demanda y creen en Alemania o Italia sería inimaginable una "Fundación Hitler" o una "Fundación Mussolini".
Las asociaciones de jueces opinan, sin embargo, que la Ley de Memoria Histórica es insuficiente para actuar contra la fundación y que en España "nunca se ha establecido de manera tajante que el régimen fuera ilegal".
Por eso te pedimos que apoyes esta petición: una reforma de la Ley de Memoria Histórica para que las organizaciones que hacen apología de la dictadura franquista y sus crímenes sean declaradas ilegales en España. Firma y pídeles a los grupos parlamentarios que cambien la ley >>

Un 12 de Octubre que, algún que otro "nacionalista" intentará tergiversar.


miércoles, 11 de octubre de 2017

A un metro de la orilla

Ayer el independentismo sufrió un gravísimo patinazo
del que le va a costar recuperarse,
se ha roto el equilibrio
por donde parecía que no se iba a romper.


martes, 10 de octubre de 2017

Cataluña. Otro cuento. Primero viagra, luego gatillazo, nadie satisfecho.

¿Qué es lo que ha dicho? ¿Somos o no somos independientes? Las interrogaciones acotan el desconcierto que ha producido en su propia grey la independencia con marcha atrás de Puigdemont. Y describen la incredulidad del ufano gentío que se había reunido para celebrar la proclamación de la república catalana a semejanza de una orgía. Proclamarse se proclamó con fórmulas quiméricas, pero se crionizó casi al mismo tiempo, de tal manera que la muchachada indepe no pudo gozar con el orgasmo ni experimentar el sueño húmedo de la patria resarcida.


Se demuestra así la influencia tragicómica que ha ejercido sobre Puigdemont la obsesión de Escocia. Pues la jornada histórica del 10-0 se ha resuelto como una ducha escocesa. Del calor al frío, el president enardece al "poble" con una dosis de viagra y lo traumatiza después con el gatillazo, así es que las gentes no sabían si celebrar la noticia o lamentarla, más todavía cuando la pasividad de los "cuperos" demostraba que el discurso carecía de ardor rupturista y que el retraso de la declaración -una hora- obedecía a la división de la sagrada familia.

Lo más insensato que se puede hacer es enfrentar el nacionalismo español al nacionalismo sublevado en Cataluña.

Ha sido mucho tiempo, demasiado, el que ha estado la progresía buenista catalana haciendo seguidismo y buscando "buen rollismo" con el nacionalismo que hoy nadie duda de calificar de radical y "subido al monte". 

Han sido varias décadas de dejarles hacer, e incluso robar (el 3€ se sabía desde hace muchos años).

Hoy tenemos un territorio "sin ley ni Estado". Y hay que decir bien claro que no se trata solo de independencia. No, es otra cosa. 

Imágen de Antón y texto de Unzalu en El Correo el sábado
Y lo más insensato que se puede hacer es enfrentar el nacionalismo español al nacionalismo sublevado en Cataluña. Lo contrario al soberanismo sublevado no es la unidad de España sino la democracia y el Estado de derecho. 

Tanto la derecha, que ya está cargando las tintas con la «unidad», como la izquierda que tiene miedo a contagiarse de derechismo, deberían de saber que si se desmorona el Estado democrático, perdemos la libertad y que tenemos que luchar juntos para defenderlo.

La crisis constitucional es ya de tal calibre que sólo un nuevo pacto constitucional, aunque tenga forma de reforma, lo puede resolver. Y, mientras, mirando hacia Cataluña debemos pensar lo impensable. Va a ser largo y doloroso para todos.

lunes, 9 de octubre de 2017

La tela y las ratas

Por fin, y esto en cierto modo me tranquiliza porque creo que aporta una cierta sensación de normalidad, ha salido a la palestra uno de los temas de fondo que hasta ahora se había conseguido silenciar y que no es en absoluto insignificante: el dinero. El asunto de la tela. La tela tiene su importancia. Y mueve el mundo, no lo olvidemos. 

Alguien comentaba un día de estos que en el referéndum legal por la independencia de Escocia de hace tres años el porcentaje de voto favorable se iba reduciendo en función de la edad de los votantes. Carlin (hijo de escocés) opinaba un par de días antes que el sentido del voto iba a ser mayoritariamente sentimental. Sin embargo, ganó el ‘no’. Ganaron los viejos. 

¿Es que nadie piensa en los viejos? Es un error: cada vez hay más. Quizá no se les vea exhibiéndose en las redes pero están ahí. Lo de la esperanza de vida no es ninguna broma y puede convertirse en un problema (lo menciono lateralmente). Pero es estúpido fingir no verlo: los viejos votan con la cabeza no con el corazón. Y quien dice con la cabeza, dice con la cartera. Pretender restarle importancia a la pasta es ingenuo y tal vez hasta malvado. 

Si algún día se llega a acordar un referéndum legal (cosa que nunca será fácil) el asunto del dinero no podrá solaparse y tendrán que debatirse las consecuencias económicas con absoluta transparencia. El dinero es asustadizo. Como las hipersensibles ratas que se apresuran a abandonar el barco ante el más mínimo indicio de inestabilidad.
Chivite en Vocento

Excelente discurso integrador, desde la razón y la legalidad, de Borrell

diario16.com/josep-borrell
Un discurso integrador, desde la razón y la legalidad, desde las premisas no soberanistas y sin pretender aplastar al contrario. Porque todas las ideas y sentimientos son válidos y respetables.
Hoy los independentistas, que no los ciudadanos sino los políticos, dicen que en la manifestación de Barcelona sólo había gente de fuera de Cataluña, de extrema derecha y de falange. Pero no es verdad. Ha sobrado tanta emisión televisiva con políticos no catalanes del PP en la manifestación. Porque efectivamente parecía que eran ellos los que protagonizaban una concentración que era del pueblo catalán.
Allí había, doy fe, mucha gente progresista, de izquierdas, apolíticos, de unas y otras sensibilidades, a los que el PP ha robado el protagonismo que merecían.
No sé si había 300.000 como dice la Guardia Urbana, o un millón, como dicen los organizadores, pero sé que esta manifestación ha dado imagen y voz a la mayoría silenciosa que tan bien conocí en los años del plomo en mi querida tierra vasca.
Pero si con algo me quedo hoy es con Borrell. El exministro, el ex presidente del Parlamento europeo, el ganador de la primarias a la candidatura de la presidencia del gobierno por el PSOE, elegido tan legítimamente como a Pedro Sánchez, al que Felipe González y los suyos obligaron a dimitir para que el candidato a presidente del Gobierno fuera otro, ha demostrado ser la persona de Estado que España necesita.
Borrell sabe lo que es sufrir en política. Igual que vibrar y disfrutar. Hoy ha demostrado que está en condiciones, en las mejores diría yo, de representar a España en el mundo. Pero también de ser el político de toda la ciudadanía española.
Y le hago caso y me sirvo una copa con cava catalán. Va por él y por los miles de manifestantes que han acudido libremente desde Cataluña a la manifestación en Barcelona.
Y por cierto, que me merecen, quede claro, el mismo respeto de los que se manifiestan por la independencia.

Los bancos, Junqueras y la impresora de Rufian


domingo, 8 de octubre de 2017

Prou ! Sensatez, Respeto al Estado de Derecho y Diálogo

Imágen de elPeriódico de Cataluña

Algunos se defenderán diciendo que son españolazos
que han llegado hoy a Barcelona en autobús.
Quienes así se manifiesten seguirán demostrándonos
que viven ajenos a la realidad.

La marcha convocada por la "Societat civil catalana"
va a entrar en el top de las manifas en esta ciudad.
Al igual que las otras, merece su respeto, estudio 
y atención.

Apoyar el diálogo es imprescindible.
Eso sí, diálogo entre los que estén dispuestos
 a no salirse de la ley 
y se comprometan a respetar el marco democrático.

La bandera es como el paraguas y si te metes eres un carca

La bandera es como el paraguas, 
el disfraz o la careta 
que impide que nos reconozcamos 
como seres humanos. 

Hay gente a la que 
cuando le quitas la bandera 
se queda en pelotas. 
No tiene nada detrás.

Estamos donde estamos 
por el desplazamiento de la razón
 sustituida por unos principios que 
a ver quién coño se mete ahí. 

Ojo con meterse 
porque eres el facha, 
el carca o su puta madre.

Hablemos, Parlem


sábado, 7 de octubre de 2017

Europa, Cataluña, Roma y Palestina

Nunca he sido de UPyD, pero si que recuerdo la película de "La vida de Brian", y de sus reivindicaciones nacionalistas ante lo que era el "Imperio Romano", lo que hoy sería la "Unión Europea" para la Cataluña actual. 

Sirve para sacar una sonrisa y para reflexionar un poquito sobre la locura que estamos viviendo estas semanas en el país.


Parece que "la independencia" no era una "fiesta de pijamas".

Lluís Companys, segundo por la izquierda, 
entre los dirigentes de la Generalitat,
encerrados en la cárcel Modelo de Madrid 
tras los sucesos del 6 de octubre de 1934.
Ayer se cumplieron 83 años de las famosas frases de LLuis Companys, la solemne declaración de Lluís Companys desde el balcón de la plaza de Sant Jaume que desembocó en el estado de guerra, ataques de artillería, decenas de muertos, encarcelamientos en buques militares y la suspensión de la Generalitat, que no recuperó sus competencias hasta 1936. Fue uno de los movimientos que desestabilizaron la República y alentaron la sangrienta sublevación militar posterior. No estamos en los años treinta, en que campaban los totalitarismos. Pero encendemos el mismo fuego.
Desafiar al Estado no era una fiesta de pijamas. La revolución de las sonrisas ha cambiado a mueca amarga. El bonito cuento de la convivencia ejemplar en Cataluña se ha acabado. Ahora se percibe miedo, furia, tristeza. Las banderas de cada bando ondean en los balcones. La historia nos enseña que no hay frontera que no se haya dibujado con sangre; tampoco va a imponerse el Estado cogiendo claveles. Debió ser divertido ese fin de semana de encierro en los colegios, seguro que allí había sincera ilusión, pero será más prudente no volver a llevar a los niños y a las abuelas a las barricadas. Ya no estamos en la Diada, adonde se va con los chiquillos con las caras pintadas de estelada a ver los castellers. Esto va en serio. No hay revolución sin destrucción. El dinero, que huele el desorden y sale pitando, no estará allí para saludar a la nueva república, no vaya a ser que se estrene con un corralito y nacionalizaciones.
El independentismo empezó esta semana envalentonado por su éxito de imagen del domingo, esas fotos de ancianas ensangrentadas que dieron la vuelta al mundo y desenmascaraban al Estado autoritario y opresor. Luego se dieron cuenta de que nadie se había tragado la farsa del referéndum. Siguen solos. Y el poder económico, que ejerce cada día su derecho a decidir, se desconecta de ellos.
A esta hora, cuando deberían estar a punto de pulsar el "botón nuclear", les tiemblan las piernas. Se lo piensan antes de hacer saltar todo en pedazos. Soñaban con pasar a la historia como héroes de la nueva patria, pero ya sienten el aliento del poder del Estado en el cogote. No es fácil encaminarse al martirio. Habían puesto por escrito en una ley (ilegal) que van a proclamar la república en 48 horas, pero no sería la primera vez que incumplen sus propias reglas. Se lo prometieron a su gente, que ahora también siente vértigo. Hasta Mas, que empezó todo esto, 
admite que no están preparados. Algunos dirigentes quieren enfriar el procés.
Puede estar siendo más eficaz 
la presión del dinero que la de todos los antidisturbios que desembarcaron del barco de Piolín. Algunos, bien informados, sostienen que el independentismo se agarraría ahora a cualquier salida honrosa, de ahí la súplica de una mediación. Pero no puede dar la vuelta un tren sin cambiar de vía. Esta sigue llevando al precipicio.
Claro que hay miedo. Si existe una remota posibilidad de que Cataluña alcance la independencia (de facto, nunca reconocida), pasaría por una movilización extraordinaria y permanente, como la del 
Maidán en Kiev o la plaza Tahrir en El Cairo. Miren cómo acabaron esas dos historias: una en guerra civil y la otra en dictadura militar. Hemos vivido eso aquí.

Los caminos pacíficos a la independencia son raros. Ha habido más Yugoslavias que Escocias. Se cita a Quebec, uno de los pocos casos en que hay un procedimiento previsto para la ruptura. La verdad es que la 
Ley de Claridad de Canadá impone unas condiciones tan leoninas para la independencia que ha frenado en seco al nacionalismo. No se reconoce el “derecho a decidir”, se exige una mayoría muy cualificada para empezar a negociar y, atención, no se garantiza la integridad territorial de la provincia que se va.
Cataluña se está despertando del loco sueño de que bastaba con votar y declarar la independencia, y eso ya sería efectivo de inmediato, el Estado se retiraría y la UE abriría los brazos. La convivencia de que tanto presumía la comunidad, con su modelo de asimilación lingüística y su sociedad multicultural, está hecha añicos. 

Es una pena: si el 
Govern estuviera dispuesto a reconocer que no puede llegar a la independencia y abandonara la rebeldía a la ley, solo en ese caso, podría llegar a una negociación en una posición de fuerza para lograr, si son pacientes, las mayores concesiones hechas nunca a Cataluña, no ya en una España federal, sino casi confederal. Los líderes de la Generalitat seguramente no se librarían de las condenas que les esperan, pero habrían hecho un servicio a su país mucho mejor que abocarnos a la confrontación.
Eso sí sería una 
puerta abierta como la que Puigdemont dejaba ver a su espalda en su mensaje televisado. Nos tememos que elija seguir los pasos de Companys.
----------------------------------------------
Artículo y foto recogidas del artículo
de Ricardo de Querol en elpais.com
con el que coincido en gran parte.
----------------------------------------------

Nobel de la Paz a la Campaña por la Abolición de las Armas Nucleares

Se hablaba en los mentideros de la posibilidad de que el Nobel de la Paz de este año estuviera relacionado con la lucha contra las armas nucleares, teniendo en cuenta que este armamento había vuelto este año a la palestra de forma muy peligrosa. En mi opinión ha sido un acierto.

Recordemos el 
rechazo del presidente estadounidense, Donald Trump , al acuerdo nuclear con Irán.

Recordemos la escalada verbal del esperpéntico presidente americano con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que incluyó amenazas de un ataque intercontinental con una bomba de hidrógeno por parte de Pyongyang. No olvidemos que el régimen norcoreano realizó un nuevo ensayo atómico el mes pasado, que demostró una capacidad más destructiva y de más largo alcance en su arsenal.

Sin duda ha sido un gran espaldarazo a la campaña por la abolición de armas nucleares que el premio vaya a manos de quienes han trabajado por el hermanamiento de los pueblos, la supresión o reducción de los Ejércitos o la educación y difusión de congresos de paz.

Ya le quedan pocas líneas rojas a Rajoy. Tendrá que definirse si sube o baja.



viernes, 6 de octubre de 2017

La Iglesia Católica que medie ... entre sus feligreses y a los demás que nos deje en paz. Gracias.

Al que me siga a media distancia ya sabe que el "tema catalán" me tiene un poco "hasta las orejas", fundamentalmente, por la manera esperpentica, que unos y otros tienen de llevarla.

Lo de Piolín me costó creerlo y pensando que era dificil superar semejante grado de estupidez, me entero que algunos, de por aquí y de por allá, andan tratando de buscar mediadores como si esto fuese un conflicto internacional de primera división. 

Lo de los mediadores me pareció esperpéntico, pero como siempre defendió Murphy, cualquier estupidez puede ser mejorada y superada. Hete aquí que aparece la Iglesia Católica, Apostólica y romana como propuesta seria de más de un iluminado para poner paz y amor entre los contrincantes.
Parece razonable invitar a la Iglesia Católica
a que consensue previamente dentro de su casa
antes de meter mano fuera de su organización.

¡Que bonito sería que institución con historia tan sangrienta y poco dada al dialogo, ni con los de fuera ni con sus propias ovejas de rebaño, como gustan denominarse, se centren en sus propias e internas necesidades de acuerdo, no pequeñas, y nos dejen a los de fuera de su rebaño en paz y libertad, que ya buscaremos acuerdos legales y democráticos sin necesidad de acudir a la ley de su Dios.

Que pongan de acuerdo a sus propios lideres que cubren la franja de pastores de fachas españoles hasta pastores independentistas catalanes. Que les pongan de acuerdo a ellos antes de intentar cualquier acuerdo externo. Por fa.

Tres excelentes máquinas de fabricar "ideologías" :


¿¿ Fascistas ??

Estoy de acuerdo con la reflexión que he leído en el Facebook de Gloria Vazquez, porque en España, un país donde oficialmente no existe un partido de extrema derecha con representación parlamentaria, es donde más ciudadanos son etiquetados a diario de fascistas. 

En el resto de Europa, se considera una ofensa muy grave y se emplea con gran prudencia pese a la pléyade de formaciones filonazis. Pues bien, es precisamente España donde se ha alcanzado el cénit: todos los ciudadanos son susceptibles de ser tildados de fascistas menos los nacionalistas y la izquierda radical que les apoya. Resulta, cuando menos, "curioso".

El último caso ha sido esta semana cuando Serrat, uno de los cantantes claramente antifascistas desde la época de la transición española fue tildado con este adjetivo cuando reconoció en voz alta no compartir toda esta locura que se está viviendo estos meses en Cataluña. Su respuesta fue también llamativa: "Los que así le tildaban, no han conocido, ni de cerca, el fascismo". 

Y ¡ojalá no lo lleguen a conocer!