Google+

miércoles, 15 de marzo de 2017

No podemos ceder ante Erdogán.

Tayip Erdogán está poniendo a Turquía al borde de la ruptura diplomática con Europea.

La unidad de acción y de reacción ante este "enemigo" común debe de ser incuestionable.

El verdadero problema con este país vecino es que llueve sobre mojado y no solo porque se hayan suspendido en varios países europeos y por el mismo motivo mítines políticos y similares de sus ministros a los que vienen a insultarnos y a criticar nuestra democracia, defensa de los DD.HH. y nuestra aconfesionalidad o laicismo. 

La deriva del líder turco no ha hecho más que causar serios desencuentros entre su país y Europa y no podemos ceder lo más mínimo ante sus provocaciones y chantajes.