Google+

sábado, 22 de abril de 2017

Ferdinando el toro : es mejor oler las flores que pelearnos.

¿Podría un cuento infantil hacer que se tambaleara una dictadura? Parece que Franco pensó que sí pues Ferdinando el Toro no pudo ver la luz de forma legal en España hasta después de su muerte. Hitler pensó lo mismo, ya que en Alemania también fue prohibido. 

eldiario.es/caballodenietzsche/
propaganda-pacifista-toro-Ferdinando
Y es que este toro llamado Ferdinando representaba mucho más que un animal cualquiera en una historia más para niños: era la personificación de alguien que rechaza lo que le imponen, lo dictado, la incapacidad de decidir sobre su propia vida y la barbarie de una supuesta tradición. "Hay muchos libros infantiles, pero pocos, muy pocos, que, después de más de 70 años de su primera publicación, sigan atrayendo y conmoviendo. Uno de ellos es Ferdinando el toro. El texto de Munro Leaf fue publicado en plena guerra civil española, como una bella aportación a la causa de la paz".

Una historia que en su momento llamó la atención del mismísimo Walt Disney, quien en 1938 realizó un corto titulado "El toro Ferdinando"en el que contó las reflexiones del bueno de Ferdinando con tanto éxito que llegó a ganar un Óscar en la categoría de animación.
Casi ochenta años después se recupera esa historia para llevarla de nuevo al cine, esta vez como largometraje. Será de la mano de 20th Century Fox, aunque habrá que esperar hasta el 22 de diciembre para disfrutarla de forma íntegra.
Es una historia antitaurina. Pero además es una historia sobre cómo las cosas no son como parecen, una historia que fomenta que no tenemos que ser como los demás nos imponen. Por algo los golpistas franquistas la tildaron de "propaganda pacifista" y Hitler la calificó de "propaganda democrática y degenerada". Y es que el mensaje de Ferdinando el toro es claro: es mejor oler las flores que pelearnos.