Google+

martes, 25 de abril de 2017

Somos un estado laíco. Sí. Ya. Pero ... ¡qué bien lo disimulamos!


He aquí las fiestas laborales 
que oficialmente tendrá Euskadi en 2018
Llama la atención que exceptuando el primer día del año, 
el día del trabajo, la fiesta nacional y el día de la constitución,
Todas, absolutamente todas las demás, son fiestas religiosas.
Puede haber dos fiestas locales más, en las que suele usarse 
el día de otro santo católico como festivo del municipio.
Por ejemplo, el día de San Pedro en Sopelana, 

como si el sujeto en cuestión, 
en caso de haber existido realmente, 
hubiese tenido una relación entrañable con el municipio. 
Un pueblo que hace dos mil años, por cierto, 
no era ni proyecto.
En fin. Un ¡Viva el laicismo!
y esperemos que pronto los que quieran celebrar
la inmaculada concepción,
la asunción de la virgen

o la epifanía del señor,
el jueves y viernes santos,
(vaya cinco fiestas que nos meten 
a los que nos cuesta creer en esas cosas),
lo hagan libremente pero
que lo hagan como Aznar hablando catalán,
es decir, en la intimidad.