Google+

viernes, 5 de mayo de 2017

La política consiste en hacer posible lo que inicialmente no lo parecía, confrontando ideas y acordando proyectos.

El ideal de la política es trabajar o luchar para que lo necesario se convierta en realidad. En la actividad política en muchas ocasiones el problema reside en definir qué se entiende por ‘necesario’ en cada momento y para muchos la política consiste en el arte solo de lo posible.
En este caso no
ha sido un mal acuerdo
(Foto recogida de la red)
A la vista de la experiencia histórica parece claro que la virtualidad de una política que persiga el interés general pasa por llevar adelante una estrategia que tenga en cuenta tanto lo necesario como lo posible, descartando dilemas rupturistas estériles. Por eso en política tan importante como la relación de exigencias necesarias es fijar objetivos posibles.
La esencia de la actividad política en democracia consiste en la confrontación de ideas, proyectos, también de intereses a través del diálogo y del acuerdo, acudiendo a la movilización si se considera necesaria. En sociedades abiertas la política pierde todo su sentido si no se entiende como un ejercicio responsable de diálogo y acuerdo. La movilización que descarte la negociación o la oposición parlamentaria que quiera articularse como proyecto excluyendo toda posibilidad de entendimiento con el poder, sea el que sea, lo que pretende no es tanto dar solución a los problemas cuanto constituirse como contrapoder.
Política en democracia significa reconocer la representación y la legitimidad de los adversarios. Aceptarlos como agentes con legitimación para dialogar y acordar con ellos no solo para confrontar y discrepar. Esta es una regla de oro para el funcionamiento democrático.
A los que han recurrido al tema de la corrupción como un hecho impeditivo para pactar con el PP, deberán aclarar su posición si plantea tal exigencia al Gobierno de Navarra para que se retire de las negociaciones del ‘cupo foral’ con el Gobierno de Rajoy. Los partidos que respaldan al Gobierno de Uxue Barkos se han alegrado del acuerdo logrado por el Gobierno vasco y el PNV en materia de Cupo, pues es obvio que este acuerdo les servirá como referencia para allanar su negociación.