Google+

viernes, 26 de mayo de 2017

¡Viva el fúrgol! ... Y así nos va.


Cuando un País, o una cantidad importante de ciudadanos/as
es capaz de defender a un ladrón o timador de impuestos,
mismo da que da lo mismo,
porque es "de los nuestros",
nos encontramos en una situación muy triste, lamentable,
que esta sociedad de pan y circo se ha encargado de crear,
pero que los que no creemos en ella, ni la queremos,
debemos denunciar.