Google+

sábado, 3 de junio de 2017

EA. Con este Bilbu no. Cambio de rumbo. Operación Arana.

Eusko Alkartasuna celebra este fin de semana su congreso nacional inmerso en su enésima crisis interna. Hay que reconocer que el partido, aunque moribundo durante la mayor parte de su existencia. ha sobrevivido milagrosamente con apoyos puntuales de partidos a los que les interesaba un desahuciado que pudiese bailarles las gracias. Así ha sido, y unas veces con el PNV, y otras, la última época, con los furibundos del nacionalismo radical vasco.

El peligro que ven algunos es que la mayoría de EA se diluya de facto en la "nueva" organización de referencia,  Bildu, que desarrollará sus elementos de identidad y de pertenencia.

Es evidente que a estas alturas de la vida política de la organización en EA no
tienen más salida que seguir en EH Bildu, pero los "Garaiko-Larreina-y cuatro más" que no ven con buenos ojos terminar su dilatada carrera en los brazos de los seguidores de Josu Ternera y Cia, lo lógico sería buscar cualquier excusa para rasgarse las vestiduras, salirse de la coalición y tras un pequeño "camino por el desierto", que en "petit comité" siempre es más llevadero, ya que se reconvierte en club gastronómico de relajado debate interno, consiga aterrizar en los aledaños de la Casa del Padre, para que los últimos días puedan ser mas aplaudidos junto con quienes, a lo mejor, nunca debieron dejar de ser alderdikides, puesto que han seguido compartiendo, incluso en los periodos mas beligerantes entre ellos, cuadro de pared con señor racista del XIX.