Google+

viernes, 14 de julio de 2017

Viva la República francesa. Nunca es tarde para liberarse de ambas pesadillas: monarquía y religión.

La Revolución Francesa resultó ser el cambio político más importante que se produjo en Europa a fines del siglo XVIII, sirvió de ejemplo para que otros países siguiesen un camino similar promoviendo la democracia y el laicismo en el mundo. Resultado de un enfrentamiento social y político, que en aquella época sacudió a Francia y otras naciones de Europa, como más tarde ocurrió en España, aunque tengamos que lamentar que aquí terminó tristemente con diferente resultado. 

En ambos estados se enfrentaron el sistema del antiguo régimen, basado en la monarquía absoluta del rey y la religión católica impuesta, versus un nuevo régimen donde la burguesía, y las masas populares fueron la fuerza política dominante. Allí triunfaron y se impuso la Democracia y la Libertad. Aquí triunfaron la tradición, la monarquía y la imposición católica.

Nuestro régimen actual, fruto de la lenta evolución del viejo régimen que asumió cierta transformación para poder seguir gobernando, solo ha podido ser la mezcla de ambos. Ejemplo típico de ello sigue siendo el vigente Concordato con la Religión Católica. 

Es por ello que tenemos que convivir en Democracia con dos de sus amenazas históricas que la han retrasado, cuando no impedido: la monarquía y el catolicismo. Los catorce de julio siempre me pregunto que hubiese sido de España si nuestro camino histórico hubiese ido paralelo a nuestro país vecino. Y termino deduciendo lo mismo: Nunca es tarde para liberarnos de ambas pesadillas.

miércoles, 12 de julio de 2017

Mientras en las teles nos repitieron que la repulsa al asesinato de Miguel Ángel Blanco unió a todos los españoles, en Madrid los políticos se lían dialécticamente a hostias por una pancarta

Texto : blogs.publico/
Manuela Carmena cabreó primero a media España negándose a colgar una pancarta de Miguel Ángel Blanco en la fachada del ayuntamiento de Madrid, y después cabreó a la otra media España rectificando en parte y sacando la problemática pancarta en una manifestación. Se pone ya aburrida la política española, de tan intelectual que está.

No sabemos gestionar la paz. La paz no consiste en competir a ver quién homenajea mejor a sus caídos, quién lleva más coronas y más globos a sus funerales, quien reparte más pañuelos entre las viudas. Las víctimas del terrorismo etarra han sido tan manipuladas en estos 40 años que ya no las reconocemos como hombres y mujeres que vivieron y murieron por algo, sino como naipes en la mano de cualquier tahúr político.

El problema es que la última democracia española está cimentada sobre un pacto de falsos olvidos, como los procesos de paz entre mafias. El PP, genéticamente plagado de verdugos, se arrogan la potestad de determinar cómo, cuándo y a quién se homenajea. Yo no sé si Manuela Carmena hizo bien o hizo mal no colgando la pancarta en honor al concejal de Ermua. Pero sospecho que la función de un alcalde no consiste en posar de homenaje en homenaje al albur de los caprichos de cualquier demandante de memoria (en este caso, el muy digno y poco previsor Movimiento contra la Intolerancia, que podría haber redactado su propuesta con anterioridad suficiente para buscar un consenso).

martes, 11 de julio de 2017

ETA, que empezó a ser derrotada en Bidart, tuvo en el crimen de Blanco un episodio de rechazo sin precedentes

Texto : www.eldiario.es/ zona critica
No fue un error táctico de ETA el secuestro de Miguel Ángel Blanco, fue una barbaridad desde el punto de vista ético. Una tortura con final de muerte.
Veníamos de la imagen de José Antonio Ortega Lara, con aquella expresión en la cara y el cuerpo de superviviente de campo de exterminio. El idiota moral de guardia advirtió: después de la euforia policial –se refería a la liberación de Ortega Lara después de la tortura de 532 días de secuestro–, vendrá la resaca. Así fue, se ve que Floren Aoiz manejaba buena información de la banda.
ETA, que empezó a ser derrotada en el golpe policial del 29 de Marzo de 1992, en Bidart, tuvo en el crimen de Blanco un episodio de rechazo sin precedentes, un acelerón determinante en la cuesta abajo de su derrota.
ETA no anunció que dejaba de matar hace más de cinco años porque le diera un ataque de bondad. Dejó de asesinar porque la policía la derrotó. La policía, algunos jueces, las leyes que les achicaron los espacios de su impunidad, la movilización ciudadana, el hartazgo que ya provocaban incluso entre los indiferentes.
Todo el mundo recuerda qué hacía el día en que asesinaron a Blanco: unos nos manifestábamos en Bilbao, otros estaban en la playa. Ese recuerdo como síntoma de algo trascendental.
Veinte años después, queda la alegría por la derrota de la banda y la tristeza porque los asesinados no volverán.

lunes, 10 de julio de 2017

Libertad para Idil y todos los presos políticos de Turquia


El miércoles de la semana pasada arrestaron a nuestro colega Idil Eser en Turquía junto a otros seis defensores de derechos humanos. Durante 24 horas, las autoridades no quisieron informar de su paradero ni a sus abogados ni a sus familias. Estas detenciones se unen a las que ya contamos hace apenas un mes, entre las que se encontraba nuestro compañero Taner Kiliç, presidente de Amnistía Internacional Turquía.

Idil trabaja como directora de la oficina turca de Amnistía Internacional. Habitualmente tiene reuniones con representantes políticos del país, habla con los medios y trabaja codo con codo con personas que defienden los derechos humanos, si bien su trabajo es mucho más peligroso que el de otros representantes de A.I. porque vive en un país en el que la libertad de expresión sufre una represión sin precedentes.

Ahora, Idil es la última víctima de la represión contra la que lleva luchando mucho tiempo. Por eso hoy queremos que, por favor, firmes exigiendo su liberación y la de los defensores de derechos humanos que fueron detenidos a la vez que ella. 

Es muy importante que las autoridades turcas sepan que somos muchas las personas que exigimos que Taner, Idil, y tantas otras detenidas por defender los derechos humanos sean liberadas de inmediato.

domingo, 9 de julio de 2017

Una campaña que ilustra a la perfección que el camino no es igual de cómodo para los hombres que para las mujeres.


Se trata de una obra metafórica del artista Kazunori Shiina, en la que podemos ver cómo las escaleras de la izquierda, las tradicionales, son para uso de las mujeres, mientras que las eléctricas de la derecha están reservadas a los hombres. 

Una campaña de concienciación del metro de NY contra la desigualdad de género que bien se podría aplicar a todos los metros del mundo, incluido, claro está, el en nuestro país.