Google+

sábado, 30 de septiembre de 2017

La solución solo puede ser política y tocar las fronteras internas europeas resultaría extremadamente peligroso.

Declaraciones del exprimer ministro francés Manuek Valls
 hoy en "El País"
La Unión Europea es una federación de estados-nación. Es una construcción única. Son 70 años de paz interna. La UE ha traído la paz y la democracia, abriéndose a España, Portugal y Grecia en los años 80 y a los países del antiguo bloque soviético unos años después. Pero todavía es una construcción frágil con muchos enemigos que desean su destrucción tanto dentro como fuera.

Si en estos momentos de crisis vivencial europea, los estados nación más antiguos —y hay tres históricos, Francia, Inglaterra y España— se deshacen, es Europa la que se deshará. Es el fin de lo que es Europa. Porque mañana serán Italia del norte, Escocia, Bélgica ... Y quizás luego en Francia. Cada país tiene sus historias. Hay que respetarlas y no se pueden comparar. 

Para el conjunto del estado español una de sus fuerzas es tener grandes regiones con sus identidades propias, que son además fuertes a nivel económico. Es la fuerza de España. Si una de estas regiones se va, será un desastre para Europa y para España, y no sería un futuro de prosperidad para una Cataluña que siempre se ha visto, en estos siglos, dentro del conjunto español. 

Por eso pienso que, respetando el debate político español, un dirigente político europeo no puede refugiarse en la hipocresía de decir que es un debate interno en España. Las consecuencias no serían sólo para Cataluña o por España, serían para Europa y para el país que tiene la frontera con España y Cataluña.

Hay que ser lerdo, machista y muchas cosas más :


viernes, 29 de septiembre de 2017

Imprescindible desmontar las líneas rojas artificiales que el PP ha levantado

El tema catalán entra en la recta final de esta primera parte. No dejaremos de hablar de ella a corto plazo. 

Hoy escribe un excelente artículo Braulio Gomez en Vocento. Nos recuerda que todavía se está a tiempo de evitar el ridículo y el desastre, podría valer la pena desmontar las líneas rojas artificiales que el PP ha levantado en los últimos años contra los partidos independentistas. 

Se puede defender la unidad de España respondiendo políticamente a los problemas que plantean los dos únicos territorios cuyos ciudadanos muestran de forma mayoritaria su voluntad política de ser reconocidos como naciones. 

Incluidas las consecuencias políticas de ese reconocimiento político asimétrico. 

Incluida la posibilidad de desarrollar un referéndum legal y pactado en Cataluña y Euskadi. 

Son esas líneas rojas artificiales las que imposibilitan una solución a la crisis del Estado españo

Creo que merece la pena desmontarlas y mantener el proyecto común.


Esto va de democracia, nos dicen los independentistas. Pero no es cierto, esto va de nacionalismo, puro y duro.

Con una asombrosa candidez, Puigdemont confesó el pasado domingo que al carecer de la fuerza necesaria en el Parlamento, se veía obligado a forzar la ley desde la calle y mediante la presión popular. 
Convertirse en víctima para justificar la ilegalidad y asaltar la democracia en nombre de ese victimismo es puro fascismo; Europa lo ha vivido mil y una veces. 
Esto va de democracia, nos dicen los independentistas. Pero no es cierto, esto va de nacionalismo, puro y duro, y del imperdonable intento de romper la democracia y la convivencia. @jitorreblanca

jueves, 28 de septiembre de 2017

Los balcones, un medio de expresión que permite demostrarr que las diferencias políticas o ideológicas no tienen por qué entorpecer nuestra convivencia. Parlem!

"Cada uno puede mostrar su opinión 
y demostrar que aunque estas sean distintas
 eso no es un problema para convivir 
y ser buenos amigos"

Rajoy y Trump en tres fases :

LLega Rajoy a Yankilandia 
solidarizándose fraternalmente con la Guardia Civil 
que estos días patrulla Cataluña :

Mantiene una conversación ágil y fluida
con el temible Presidente, pero de repente ...
El hábil twittero americano se venga 
de nuestro Mariano y le dedica este mensaje :

(Esto último es simplemente cierto.
Lo he comprobado)

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Supuestos defensores de la libertad y/o defensores de la Constitución tienen en común algo que quieren ocultar: el choriceo.


Compras por catalogo ... y lo que te llega a casa

Cuando vi la primera imagen, sinceramente, creí que era un montaje.
Muy imaginativo, muy bien hecho, pero un montaje,
con cierta "maldad", pero imaginativo.
Comprobar que la realidad, una vez más, 
supera a la ficción más imaginativa,
me lleva a pensar que el responsable de esta "genialidad"
en mi opinión, tendría que estar a pan y agua 
40 días y cuarenta noches.

Hay muchas ocasiones en las que se podría sospechar 
que el PP tiene un infiltrado en su "petit comite" .
Y ésta, sin duda, es una de ellas.


martes, 26 de septiembre de 2017

¡Pobres desgraciados aquellos que claman convencidos que no vivimos en un Estado de Derecho!

Es muy grave contemplar la indigencia intelectual e ideológica de los que pretenden convencernos de que España no es una democracia, de que no existe el Estado de Derecho.

Uno empieza con las metáforas y acaba creando una confusión de términos y conceptos en la que todo se devalúa. La pérdida de valor de las palabras es el primer paso para la dilución de los conceptos y, cuando estos se disuelven, ya estamos preparados para volver a repetir los errores.

Lo que más me desasosiega del momento que vivimos es, precisamente, la certeza de que el Estado de Derecho no puede sucumbir en una esquina y permanecer en el resto. Si se produjera la quiebra, si la legalidad democrática no fuera capaz de prevalecer, todo el sistema de convivencia de los españoles saltaría por los aires e, incluso, un grave problema se añadiría a una Europa que observa inquieta cómo las legalidades de varios países están siento atirantadas.

Espero que me perdonen los soberanistas catalanes pero a mí que con sus barretinas o con las txapelas de mis ancestros sigan camino con nosotros o sin nosotros no me conmueve el alma. Tengo mi idea, claro que sí, y prefiero que sea juntos. Si finalmente, y mediante medios lícitos y verdaderamente democráticos el futuro fuera otro, eso no me perturba. Ahora bien, lo que me consume es la certeza de que la legalidad democrática no puede ser violada sin que todos suframos unas consecuencias imprevisibles.


"¡Pobres desgraciados aquellos
que claman convencidos que no vivimos
en un Estado de Derecho! 
Espero que no les despierte de su sueño
estamparse de bruces contra la verdadera
falta de libertades"

Elisa Beni.

Ayer Francia, hoy Alemania : Derecha vs Ultraderecha

Gana Merkel, 
la candidata que votarían y a la que obedecen 
Rajoy y Puigdemont -y Urkullu, claro-. 

www.publico.es/internacional/merkel-gana
Y entra la ultraderecha por primera vez 
desde la segunda guerra mundial. 

Si seguimos perdiendo nuestra energía 
en sus agendas y en sus prioridades, 
acabaremos como en Francia o Alemania, 
abocados a elegir entre derecha y ultraderecha.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Resulta bochornoso verles fanfarronear ...

... a ver quién es el que la tiene más grande.

El genial Serrat ya nos lo decía hace años.
Parece que la canción la escribió pensando en ellos
¡A ver si el último párrafo llega a ser verdad!


Probablemente en su pueblo se les recordará  
como cachorros de buenas personas,  
que hurtaban flores para regalar a su mamá  
y daban de comer a las palomas.  
 
Probablemente que todo eso debe ser verdad,  
aunque es más turbio cómo y de qué manera  
llegaron esos individuos a ser lo que son  
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.  
 
Hombres de paja que usan la colonia y el honor  
para ocultar oscuras intenciones:  
tienen doble vida, son sicarios del mal.  
Entre esos tipos y yo hay algo personal.  
 
Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,  
viajan de incógnito en autos blindados  
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,  
a colgar en las escuelas su retrato.  
 
Se gastan más de lo que tienen en coleccionar  
espías, listas negras y arsenales;  
resulta bochornoso verles fanfarronear  
a ver quién es el que la tiene más grande.  
 
Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,  
juegan con cosas que no tienen repuesto  
y la culpa es del otro si algo les sale mal.  
Entre esos tipos y yo hay algo personal.  
 
Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.  
Pulsan la alarma y rompen las promesas  
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer  
nos ponen la pistola en la cabeza.  
 
Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar  
van a cagar a casa de otra gente  
y experimentan nuevos métodos de masacrar,  
sofisticados y a la vez convincentes.  
 
No conocen ni a su padre cuando pierden el control,  
ni recuerdan que en el mundo hay niños.  
Nos niegan a todos el pan y la sal.  
Entre esos tipos y yo hay algo personal.  
 
Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión  
de declarar públicamente su empeño  
en propiciar un diálogo de franca distensión  
que les permita hallar un marco previo  
 
que garantice unas premisas mínimas  
que faciliten crear los resortes  
que impulsen un punto de partida sólido y capaz  
de este a oeste y de sur a norte,  
 
donde establecer las bases de un tratado de amistad  
que contribuya a poner los cimientos  
de una plataforma donde edificar  
un hermoso futuro de amor y paz.

9 años del sitio "villadebilbao.net"

El trabajo se presentó en la web en el año 2000
pero fue un día como hoy del 2008
cuando mi padre continuó su trabajo
desde la web que hoy todavía sigue actualizando.
¡¡ Merece la pena una visitilla !! 

domingo, 24 de septiembre de 2017

A Dios pongo por testigo ...


Luchar o aspirar a las naciones estado en Europa es llamar a la guerra interna.


Si todavía existe algún ingenuo que crea 
que una Unión Europea organizada y basada 
administrativamente tal como refleja el mapa 
sobreviviría más de un mes
es que vive encerrado en su planeta.

Luchar o aspirar a las naciones estado en Europa
es llamar a la guerra interna.