Google+

sábado, 7 de octubre de 2017

Europa, Cataluña, Roma y Palestina

Nunca he sido de UPyD, pero si que recuerdo la película de "La vida de Brian", y de sus reivindicaciones nacionalistas ante lo que era el "Imperio Romano", lo que hoy sería la "Unión Europea" para la Cataluña actual. 

Sirve para sacar una sonrisa y para reflexionar un poquito sobre la locura que estamos viviendo estas semanas en el país.


Parece que "la independencia" no era una "fiesta de pijamas".

Lluís Companys, segundo por la izquierda, 
entre los dirigentes de la Generalitat,
encerrados en la cárcel Modelo de Madrid 
tras los sucesos del 6 de octubre de 1934.
Ayer se cumplieron 83 años de las famosas frases de LLuis Companys, la solemne declaración de Lluís Companys desde el balcón de la plaza de Sant Jaume que desembocó en el estado de guerra, ataques de artillería, decenas de muertos, encarcelamientos en buques militares y la suspensión de la Generalitat, que no recuperó sus competencias hasta 1936. Fue uno de los movimientos que desestabilizaron la República y alentaron la sangrienta sublevación militar posterior. No estamos en los años treinta, en que campaban los totalitarismos. Pero encendemos el mismo fuego.
Desafiar al Estado no era una fiesta de pijamas. La revolución de las sonrisas ha cambiado a mueca amarga. El bonito cuento de la convivencia ejemplar en Cataluña se ha acabado. Ahora se percibe miedo, furia, tristeza. Las banderas de cada bando ondean en los balcones. La historia nos enseña que no hay frontera que no se haya dibujado con sangre; tampoco va a imponerse el Estado cogiendo claveles. Debió ser divertido ese fin de semana de encierro en los colegios, seguro que allí había sincera ilusión, pero será más prudente no volver a llevar a los niños y a las abuelas a las barricadas. Ya no estamos en la Diada, adonde se va con los chiquillos con las caras pintadas de estelada a ver los castellers. Esto va en serio. No hay revolución sin destrucción. El dinero, que huele el desorden y sale pitando, no estará allí para saludar a la nueva república, no vaya a ser que se estrene con un corralito y nacionalizaciones.
El independentismo empezó esta semana envalentonado por su éxito de imagen del domingo, esas fotos de ancianas ensangrentadas que dieron la vuelta al mundo y desenmascaraban al Estado autoritario y opresor. Luego se dieron cuenta de que nadie se había tragado la farsa del referéndum. Siguen solos. Y el poder económico, que ejerce cada día su derecho a decidir, se desconecta de ellos.
A esta hora, cuando deberían estar a punto de pulsar el "botón nuclear", les tiemblan las piernas. Se lo piensan antes de hacer saltar todo en pedazos. Soñaban con pasar a la historia como héroes de la nueva patria, pero ya sienten el aliento del poder del Estado en el cogote. No es fácil encaminarse al martirio. Habían puesto por escrito en una ley (ilegal) que van a proclamar la república en 48 horas, pero no sería la primera vez que incumplen sus propias reglas. Se lo prometieron a su gente, que ahora también siente vértigo. Hasta Mas, que empezó todo esto, 
admite que no están preparados. Algunos dirigentes quieren enfriar el procés.
Puede estar siendo más eficaz 
la presión del dinero que la de todos los antidisturbios que desembarcaron del barco de Piolín. Algunos, bien informados, sostienen que el independentismo se agarraría ahora a cualquier salida honrosa, de ahí la súplica de una mediación. Pero no puede dar la vuelta un tren sin cambiar de vía. Esta sigue llevando al precipicio.
Claro que hay miedo. Si existe una remota posibilidad de que Cataluña alcance la independencia (de facto, nunca reconocida), pasaría por una movilización extraordinaria y permanente, como la del 
Maidán en Kiev o la plaza Tahrir en El Cairo. Miren cómo acabaron esas dos historias: una en guerra civil y la otra en dictadura militar. Hemos vivido eso aquí.

Los caminos pacíficos a la independencia son raros. Ha habido más Yugoslavias que Escocias. Se cita a Quebec, uno de los pocos casos en que hay un procedimiento previsto para la ruptura. La verdad es que la 
Ley de Claridad de Canadá impone unas condiciones tan leoninas para la independencia que ha frenado en seco al nacionalismo. No se reconoce el “derecho a decidir”, se exige una mayoría muy cualificada para empezar a negociar y, atención, no se garantiza la integridad territorial de la provincia que se va.
Cataluña se está despertando del loco sueño de que bastaba con votar y declarar la independencia, y eso ya sería efectivo de inmediato, el Estado se retiraría y la UE abriría los brazos. La convivencia de que tanto presumía la comunidad, con su modelo de asimilación lingüística y su sociedad multicultural, está hecha añicos. 

Es una pena: si el 
Govern estuviera dispuesto a reconocer que no puede llegar a la independencia y abandonara la rebeldía a la ley, solo en ese caso, podría llegar a una negociación en una posición de fuerza para lograr, si son pacientes, las mayores concesiones hechas nunca a Cataluña, no ya en una España federal, sino casi confederal. Los líderes de la Generalitat seguramente no se librarían de las condenas que les esperan, pero habrían hecho un servicio a su país mucho mejor que abocarnos a la confrontación.
Eso sí sería una 
puerta abierta como la que Puigdemont dejaba ver a su espalda en su mensaje televisado. Nos tememos que elija seguir los pasos de Companys.
----------------------------------------------
Artículo y foto recogidas del artículo
de Ricardo de Querol en elpais.com
con el que coincido en gran parte.
----------------------------------------------

Nobel de la Paz a la Campaña por la Abolición de las Armas Nucleares

Se hablaba en los mentideros de la posibilidad de que el Nobel de la Paz de este año estuviera relacionado con la lucha contra las armas nucleares, teniendo en cuenta que este armamento había vuelto este año a la palestra de forma muy peligrosa. En mi opinión ha sido un acierto.

Recordemos el 
rechazo del presidente estadounidense, Donald Trump , al acuerdo nuclear con Irán.

Recordemos la escalada verbal del esperpéntico presidente americano con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que incluyó amenazas de un ataque intercontinental con una bomba de hidrógeno por parte de Pyongyang. No olvidemos que el régimen norcoreano realizó un nuevo ensayo atómico el mes pasado, que demostró una capacidad más destructiva y de más largo alcance en su arsenal.

Sin duda ha sido un gran espaldarazo a la campaña por la abolición de armas nucleares que el premio vaya a manos de quienes han trabajado por el hermanamiento de los pueblos, la supresión o reducción de los Ejércitos o la educación y difusión de congresos de paz.

Ya le quedan pocas líneas rojas a Rajoy. Tendrá que definirse si sube o baja.



viernes, 6 de octubre de 2017

La Iglesia Católica que medie ... entre sus feligreses y a los demás que nos deje en paz. Gracias.

Al que me siga a media distancia ya sabe que el "tema catalán" me tiene un poco "hasta las orejas", fundamentalmente, por la manera esperpentica, que unos y otros tienen de llevarla.

Lo de Piolín me costó creerlo y pensando que era dificil superar semejante grado de estupidez, me entero que algunos, de por aquí y de por allá, andan tratando de buscar mediadores como si esto fuese un conflicto internacional de primera división. 

Lo de los mediadores me pareció esperpéntico, pero como siempre defendió Murphy, cualquier estupidez puede ser mejorada y superada. Hete aquí que aparece la Iglesia Católica, Apostólica y romana como propuesta seria de más de un iluminado para poner paz y amor entre los contrincantes.
Parece razonable invitar a la Iglesia Católica
a que consensue previamente dentro de su casa
antes de meter mano fuera de su organización.

¡Que bonito sería que institución con historia tan sangrienta y poco dada al dialogo, ni con los de fuera ni con sus propias ovejas de rebaño, como gustan denominarse, se centren en sus propias e internas necesidades de acuerdo, no pequeñas, y nos dejen a los de fuera de su rebaño en paz y libertad, que ya buscaremos acuerdos legales y democráticos sin necesidad de acudir a la ley de su Dios.

Que pongan de acuerdo a sus propios lideres que cubren la franja de pastores de fachas españoles hasta pastores independentistas catalanes. Que les pongan de acuerdo a ellos antes de intentar cualquier acuerdo externo. Por fa.

Tres excelentes máquinas de fabricar "ideologías" :


¿¿ Fascistas ??

Estoy de acuerdo con la reflexión que he leído en el Facebook de Gloria Vazquez, porque en España, un país donde oficialmente no existe un partido de extrema derecha con representación parlamentaria, es donde más ciudadanos son etiquetados a diario de fascistas. 

En el resto de Europa, se considera una ofensa muy grave y se emplea con gran prudencia pese a la pléyade de formaciones filonazis. Pues bien, es precisamente España donde se ha alcanzado el cénit: todos los ciudadanos son susceptibles de ser tildados de fascistas menos los nacionalistas y la izquierda radical que les apoya. Resulta, cuando menos, "curioso".

El último caso ha sido esta semana cuando Serrat, uno de los cantantes claramente antifascistas desde la época de la transición española fue tildado con este adjetivo cuando reconoció en voz alta no compartir toda esta locura que se está viviendo estos meses en Cataluña. Su respuesta fue también llamativa: "Los que así le tildaban, no han conocido, ni de cerca, el fascismo". 

Y ¡ojalá no lo lleguen a conocer!

jueves, 5 de octubre de 2017

El Borbón, Iñaki y Wyoming

¿ Y si "su majestad el Borbón" 
hubiese estado en la linea 
de estos dos grandes aspirantes 
a Jefes de Estado de la República ?
Estoy mucho más de acuerdo con ellos.




Rajoy, el Borbón y el ajedrez

Imagen recogida del facebook
del amigo Kizkur
Dicen muchos grandes maestros del gran juego de las 64 casillas que cuando un jugador mueve el rey suele ser porque empieza a ver serios problemas para ganar la partida.

Y ciertamente Rajoy no lo debe de ver tan claro como dice cuando le ha escrito un discurso al Borbón propio de cualquier dirigente del PP en estos últimos frecuentes discursos a los que nos tienen acostumbrados.

El tema está más complicado aún de lo que nos dicen. ¡Uf!

miércoles, 4 de octubre de 2017

Piqué, las lágrimas, los torpes del PP, frustración y necesidad de cambio de interlocutores.

Piqué seguro que no fue el único al que el domingo a la noche le brotaron las lágrimas. La ineptitud, la ambición y el sectarismo iluminado de unos cuantos ha colocado a todos los demás al borde del precipicio; porque es ahí donde estamos.

Si el Gobierno español --o quien sea que mande ahí-- tenía alguna esperanza de recuperar crédito en Cataluña con una exhibición de autoridad, habrá que darle el Oscar al más torpe de la clase; o al más malintencionado … ¿A quién carajo protegían los que repartían porrazos y empellones a mansalva? Desde luego, ¡qué menos que echarse a llorar! 

Y así estamos; en un debate perverso --y falso-- entre legalidad y legitimidad, con el concepto democracia como arma arrojadiza entre unos y otros, con insultos propios de otras épocas y con muchos ciudadanos --muchísimos-- frustrados, a la intemperie; y asustados, porque todo es susceptible de empeorar. Así que, ¿por qué no dejan paso a otros interlocutores si tanto presumen todos de patriotas? En fin, no creo que se sea ni mal catalán ni mal español por pensar --y sentir-- así. 


¡¡ Mucha foto falsa !!


Estos días algunos necesitaban 
de fotos heroicas para retroalimentarse 
y mostrar al mundo una realidad inexistente.
Los programas de edición de fotos 
en los que fácilmente coges una foto de tu abuela 
y la sientas a tomar el te con la reina de Inglaterra
han estado echando humo.
El nada sospechoso eldiario.es
ha recogido varios ejemplos.

martes, 3 de octubre de 2017

¿Huelga general o cierre patronal?

El “paro de país”, que es como lo han llamado, en protesta por la violencia policial del 1-O, ha implicado el cierre hoy de la mayoría de los servicios públicos incluidos educación y sanidad salvo urgencias o actividad médica inaplazable. 

La decisión de cerrar es de la propia Generalitat y no de los trabajadores, por lo que a los empleados, según el gobierno catalán, no se les descontará del sueldo el día, como sucede en una huelga general. Por lo tanto, la pregunta del título tiene sentido.

Curiosidades, matemáticas y votaciones catalanas

QUEDA DESMENTIDO QUE ESTE PAR DE ANCIANOS
 METIERAN SOBRES EN LO QUE HAN DADO A LLAMAR
URNA, CON BILLETES DE 500 EUROS POR ERROR
... AL PARECER ELLA DIJO,
NO SOMOS TONTOS, ESAS "ESTAMPITAS"
LAS TENEMOS EN SUIZA Y LAS ISLAS CAIMÁN.
2.369 puntos de votación menos 400 cerrados = 1969 puntos de votación operativos.

2.262.424 papeletas más 700.000 papeletas robadas = 2.962.424 papeletas.

2.962.424 papeletas divididas entre 1.969 puntos de votación = 1.504 personas por puntos de votación.

10 horas operativas de votación por 60 minutos cada hora = 600 minutos.

600 minutos divididos entre 1.504 personas = 0,398 minutos por persona; ni entrando por la puerta con la papeleta y el D.N.I. en la boca y encestando a la primera no hay tiempo material para que vote toda esta gente.

Esto es lo que tienen las matemáticas, que no le gustan a mucha gente, sobre todo a los tramposos.»
(De Luis Almansa, vía Juarkar Galba)

Futura estatua al impulsor de la "In, inda, independencia"

lunes, 2 de octubre de 2017

Las banderas lo han tapado todo

El artículo es de Almudena Grandes y lo he leiso en El País de hoy
Es la hora del patriotismo, el momento de arremangarse, de trabajar por el país, por el bienestar y el progreso de sus ciudadanos. Porque, más allá del múltiple desastre de ayer, lo que nos angustiaba y preocupaba hace unos meses, sigue estando ahí. 

Las banderas han tapado los procesos por corrupción, los asesinatos machistas, la explotación de los trabajadores precarios, la amenaza yihadista, la degradación de las inversiones públicas, las carencias que entorpecen la labor de la justicia, la falta de inversión en la educación pública, las consecuencias de los recortes en Sanidad, los catastróficos efectos del cambio climático, las penurias de una multitud de trabajadores que cobran tan poco que su salario no les permite salir de la pobreza, la tragedia de todos esos miles de refugiados que, de la noche a la mañana, han dejado de existir para quienes han decidido envolverse en su bandera, rojigualda o estelada, lo mismo da porque, al cabo, todas son iguales. Todas han sido fabricadas en China por los mismos desgraciados, que han cobrado la misma miseria por confeccionarlas.

El proceso independentista catalán ha incrementado la cifra de negocio de los bazares orientales en todo el territorio español pero ahora, al otro lado del 1-O, ha llegado la hora del patriotismo, y por eso me dirijo a sus clientes para pedirles que descuelguen sus banderas de los balcones y se comporten como patriotas de una vez. Si detrás de cada fachada engalanada vivieran personas comprometidas de corazón con el progreso de su nación y la felicidad de sus gentes, no estaríamos a la merced de políticos corruptos, ineptos e irresponsables, como los que nos gobiernan gracias a los votos de tantos millones de aficionados a las banderas.

Fracaso, tristeza y miedo

Fracaso de todos
porque el dialogo político
sigue ausente,
 tristeza por lo ocurrido,
por las torpezas policialesy la violencia innecesaria
y miedo porque todavía
esta locura de unos y otros
solo acaba de empezar.

domingo, 1 de octubre de 2017

Y ahora ... ¿Quién desacelera esta locura?

Confiemos en que hoy la situación no se le escape de las manos a ninguna de las partes y se pongan como objetivo intentar reparar los enormes daños causados durante esos últimos meses. 

Por un lado, en la parte "españolista" la exacerbación nacionalista actual se acumula a la desarrollada durante la campaña del PP contra el Estatut hace una década. A las frases de "a por ellos" en muchos pueblos de la España profunda y a los aguiluchos infiltrados por organizaciones políticas que han visto la posibilidad de pescar en río revuelto se les ha dado carnada que resultará difícil redirigir y encauzar democráticamente.

En el lado catalán ha crecido casi en paralelo y se ha disparado en los últimos años gracias a la cerrazón de unos, al frentismo rupturista de la sociedad y a la alocada postura de los que se han encerrado en sus ensimismamientos alejados de la realidad. 

El Gobierno de Rajoy ha obviado lo ocurrido y no le debería extrañar que muchos le consideren el principal culpable de lo que pueda suceder y que cada vez sean más los que creamos que la solución y el acuerdo necesitará de un nuevo gobierno. 

Y en todo este hartazgo, que no se nos olvide de todo lo que nos han dejado de contar los medios de comunicación durante estos meses de unitema, no se ha hablado de los corruptos del PP y del PdCat, de lo muchísimo que nos han robado, no se ha hablado de los incendios que casualmente han eliminado pruebas de corrupción del partido gobernante, no se ha hablado de todos esos problemas de la ciudadanía que entre unos y otros han tapado a golpe de nacionalismo radical y alocado.

Quiero votar a favor de ...

... los que saben cambiar de opinión. De los que dudan. De los indecisos sobre cada vez más cosas. De los que todavía creen en escuchar y en dialogar, sobre todo, en dialogar. Y de los que derriban prejuicios un día sí y el otro también. 

Votaré en contra de los que siempre tienen una respuesta. De los que jamás titubean. De los que rompen barajas. Y de todos aquellos que se piensan que nadie les va a enseñar nada ya.

En cuanto se sepan mis intenciones, sé que ya no estaré solo. A esa intención soterrada y silenciosa le pondré la bandera japonesa sobre unas posaderas y la llamaré mandato democrático y popular. 

Y además podremos votarla por mayoría simple. Como se hacen las cosas importantes en este país. Así que lo tengo todo ganado. No habrá nadie más demócrata que nosotros. Y a quien nos critique o nos lo prohiba, le llamaremos fascista, antidemócrata o nazi, que mola más.

Así escribe Mejide en elPeriçodico de ayer y suena mucho más divertido que lo de hoy.